Cuento o razón

Otro milagro de la Virgen del Valle

El periodista Juancho Marcano, recordando un poco su profesión, se llegó a la misa que, en la mañana, en Santa Ana, se ofreció a la Virgen del Valle, como despedida de su peregrinación y así siguiera su camino para otros pueblos de la isla que la esperaban con el entusiasmo del fervor a la Patrona de Oriente.

El reportero que el día anterior había escuchado una décima de un galeronista en la ofrenda musical que se le brindó a la Virgen, en su pueblo de la Tacarigua de Margarita, que en sus últimos versos decía: "Bríndanos tu bendición/ a través de un aguacero/". Y fue en el momento de salir en su caravana la Reina de los Mares, cuando desde el cielo celeste y bendito, se desparramó las bendiciones a través de un chubasco refrescante y que vendría a poner final un a un estío que con su látigo hacía sufrir al reino vegetal.

Este aguacero deseado y pedido por muchos feligreses, no impidió que los devotos acompañaran a la Virgencita del Valle, a partir con alegría hacia a El Valle de Pedro González, donde una gran cantidad de personas la esperaban desde la misma madrigada.

Este hecho sucedió en santa Ana, a las 7 y unos minutos de la mañana un 8 de octubre del año 2019, lo cual hizo recordar al periodista Juancho Marcano, aquel otro milagro que había leído en sus ratos libres en los libros de historia, y el cual aconteció allá por el año de 1608, cuando sus fieles devotos, en vista de la sequía que azotaba a Margarita, que se prolongó por varios años, la sacaron en procesión hasta el valle de Santa Lucía (La Asunción) y fue ahí que "el cielo se oscureció y un fuerte aguacero, como nunca antes, colmó los áridos campos que volvieron a la vida…"

Ese fue uno de los primeros milagros que registra la historia de la Virgen del Valle, señaló el periodista Juancho Marcano, quien le dio gracias a la Virgen y se vino contento y esperanzado que continúen las lluvias para que los agricultores de su pueblo vuelvan a sus conucos y él mismo pueda cosechar en su pequeño terreno, para alegría de sus amigos: el perro Pipo y la mata de mango, que bastante frutos le ha proporcionado tanto a él como a su pequeña familia, "Amén", dijo con toda su fuerza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 983 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a283229.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO