Relevancia y significación para la cultura larense

Dr. Reinaldo Rojas en la Academia Nacional de la Historia

La sección IV de la obra Historia social de la región de Barquisimeto en el tiempo histórico colonial, 1530-1810 (Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela, Academia Nacional de la Historia, Caracas, 1995) el Dr. Reinaldo Rojas, está especialmente dedicada los estudios culturales y con particular referencia a la dinámica socio cultural larense o de la región centro occidental de Venezuela; allí el autor a quien está dedicadas estas líneas recurre a métodos y técnicas propias de la historia-ciencia en colaboración con otras disciplinas coordenadas como la etnografía, la geografía, la psicología y otras describe los procesos conformantes de la región que él denomina Región Barquisimeto, constituyendo ello un significativo aporte en el campo teórico-metodológico a este campo del saber que le valió el premio Internacional "Silvio Zavala" de Historia Colonial de América, Instituto Panamericano de Geografía e Historia (1995).

Otro de sus trabajos publicado también como libro por la misma colección de la Academia Nacional de la Historia es El régimen de la encomienda en Barquisimeto colonial (1530-1810), FHC, ANH, Caracas, 1992), por la que también obtuvo el premio nacional de historia, de tal suerte que su vinculación con esta corporación ya es larga data; lo que había tardado era propiamente su incorporación formal bajo la categoría clásica de Individuo de Número que significa, entre otras cosas, ser bibliotecario, archivero, memorialista pero principalmente persona dedicado a la investigación; de hecho la wikipedia acota a este respecto que:

"La Academia Nacional de la Historia de Venezuela es una institución que se dedica al estudio y promoción de la Historia de Venezuela. En concreto se plantea como objetivo la recopilación de documentación bibliográfica, hemerográfica, audiovisual o de otra índole que verse sobre los hechos políticos, económicos y sociales sucedidos en el país".

Esa precisamente es la labor que por más 30 años ha venido haciendo el Prof. Dr. Reinaldo Rojas, a quien por la etiqueta de ocasión ahora habrá que llamar con el simpático adjetivo "don", Profesor, Doctor, Don Reinaldo Coromoto Rojas; que en realidad para muchos de quienes hemos sido sus alumnos y hasta discípulos un poco a la distancia y de él hemos recibido como dice Manuel Vásquez Montalbán "muchas claridades", su designación como miembro de la corporación creada por Rojas Paúl en 1889, nos ha llenado de una gran alegría; así lo hemos comentado al menos con Arnaldo Guédez, Esteban Oliva Ortiz, Blanca Rojas de Chirinos, Amarilis Meléndez (su condiscípula en Pregrado en el Instituto Pedagógico Experimental de Barquisimeto hacia 1977) y estamos seguros muchos más; en la Plaza de Libros Usados de Barquisimeto, donde solemos acudir para la tertulia literaria sabatina celebramos entre bromas esa buena noticia; en efecto, Arnaldo y el suscrito hemos dicho que: "Ya nos podemos vanagloriar porque nuestro Tutor en estudios de Maestría" (en Historia Económica y Social de Venezuela y Maestría en Educación Mención Enseñanza de la Historia, respectivamente es un flamante académico por su reconocido prestigio, ¿cuántos pueden decir lo mismo?).

La noticia en sí misma oída de boca del periodista José Luis Yépez R quien lee titulares de la presa en un programa de opinión matutino (En Contacto, Promar Televisión) el 16 de mayo del corriente en lo personal nos sorprendió gratamente y buscamos confirmarla por otra vía; la más ligera búsqueda en la web nos reportó que el centenario diario barquisimetano El Impulso, ahora sólo en la edición digital, acotaba "Un larense en la Academia Nacional de la Historia", la fuente la constituía un twitter del joven historiador y ya Individuo de Número Don Tomás Straka que dice, no sin reconocido orgullo que nuestro profesor y tutor fue incorporado a la academia de la historia, de la siguiente manera

"Me alegra informar que han sido electos como Individuos de Número de la Academia Nacional de la Historia los profesores Ocarina Castillo y Reinaldo Rojas. ¡Enhorabuena".

El diario El Universal recogió la noticia también; es de esa manera como el apreciado profesor Dr. Reinaldo Rojas se equipara a otros egregios larenses que recordamos de pasada y sin ser exhaustivos:

Gil Fortoul, Euro Yépez Castillo, Carlos Felice-Cardot, Blas Bruni Celi, Luis Beltrán Guerrero, Manuel Caballero, Germán González Oropesa, Guillermo Morón, que se recuerde aunque debe haber otros que olvidamos ahora.

La relevancia y significación de la incorporación del historiador Reinaldo Rojas a la academia trasciende la actual división teórica-metodológica que en la coyuntura en que se encuentra Venezuela han impuesto los actores políticos; con él seguramente va a procurar seguir con sus proyectos de investigación y divulgación de un conocimiento que, contrario a lo que algunos puedan creer, es muy necesario para comprender la perspectiva futura del país cuyo imaginario social ha vuelto su mirada unos a la épica de la independencia y su continuidad en el presente con un proyecto histórico-pedagógico que se ha venido desplegando; y por una parte, el de un sector donde parece dominar el desencanto por el otro (título por cierto de un libro del Dr. Tomás Straka); de tal suerte que en Venezuela se ha venido configurando dos grandes tendencias en el trabajo histórico.

A saber, los valiosos investigadores agrupados en el Centro Nacional de Historia o Centro Nacional de Estudios Históricos con su perspectiva de la historia insurgente y militante propuesta por el Dr. Federico Brito Figueroa y, claro, la Academia Nacional de la Historia que suele manejarse en los marcos de lo que para recordar a Thomas Kuhn llamaremos de la "Ciencia normal" y su expresión social viene a ser la referencia de la república civil recogido en el conocido Pacto de Punto Fijo; ambas perspectivas tienen expresión en las universidades que cuentan con escuelas de historia o departamento y sus respectivos institutos de estudios de postgrado.

Consensuar ambos aspectos parece una labor ardua en el marco contextual que vivimos, un reto que habrá de afrontar una y otra institución que tienen a la ciencia de Clío como su quehacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 550 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a279121.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO