"Faltan cinco pa' las doce" o de cómo conocí al autor de esa canción

1
Luego de una velada cultural en Calabozo nos reunimos a la vera de unos mangos para escapar del inclemente sol. Por allá, un poeta recitaba sus versos; en otro lado, un arpa sonaba; y más acá, una guitarra se oía.
2
Luis Alberto Sandoval, cantante de Valencia, con gran inspiración cantaba “La noche de tu partida”. Al finalizar, alguien preguntó quién era el autor de esa canción. Las respuestas fueron muchas. Uno contestó que era de un mexicano; otro, que de un peruano; y mientras se divagaba en las respuestas, el propio autor, Oswaldo Oropeza, sentado entre nosotros, escuchaba sin inmutarse y con humildad.
3
OSWALDO OROPEZA, el autor de FALTAN CINCO PA LAS DOCE y muchos otros éxitos musicales se echó un trago de whisky, nos habló de sus canciones y las entonó para nosotros, un pequeño círculo de personas, lo que se traducía en un verdadero honor.
4
Nos habló de cómo se inspiró para escribir su gran éxito, “Faltan cinco pa las doce”, la infaltable canción de los fines de año convertida en un himno latinoamericano.
“Siento que he cumplido ante la Historia con esta canción. Me siento feliz”, dijo. Luego explicó como el 1961 leyó en un periódico que Felipe Herrera, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, no tenía tiempo en medio de sus ocupaciones para ver a su madre. Por lo que la señora se vio en la obligación de solicitar una audiencia oficial y hacer la cola, como todos los usuarios, para poder ver a su propio hijo.
5
Oswaldo Oropeza se preguntó si el trabajo, las ocupaciones y las cosas materiales pueden hacer que un hombre se haga insensible con su propia madre, hasta el punto de no dedicarle unos minutos. Habló con tal sentimiento de nuestras progenitoras que se hizo un hondo silencio, y entre sorbos de licor rodaron lágrimas.
6
Oropeza le dio vueltas a esta noticia y llevó al papel sus ideas. Había nacido “Faltan cinco pa las doce”.
7
“Me gustaría regresar a Guárico y hacer una gira con mis canciones”-dijo Oswaldo Oropeza. Corría el año de 1997, y su deseo no se cumpliría porque para diciembre 1998 los periódicos notificaban su muerte.

edgardomalaspina@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1826 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a273580.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO