Aspectos médicos en el libro "Sálvese quien pueda"

En su libro "Sálvese quien puede" (2018) Andrés Oppenheimer habla sobre los cambios laborales en la era de la automatización. Muchos trabajos desaparecerán y aparecerán otros en su lugar. Se trabajará menos y las profesiones sufrirán serias transformaciones. Nos referiremos a los aspectos médicos tratados en la obra.

1

Los médicos estarán actualizándose de por vida para estar al tanto de los rápidos avances científicos. Las especialidades serán interdisciplinarias y la consulta se desarrollará en el marco de la telemedicina. Las capacidades tecnológicas se combinarán con el razonamiento crítico. El paciente le enviará una foto de una mancha en su piel al médico quien la analizará con un algoritmo de su ordenador y precisara si esa mancha es maligna o benigna.

2

El médico de cualquier especialidad cursará más estadística y robótica. Un cardiólogo estudiará también ingeniería y diseñará marcapasos con impresoras 3D.

3

Los robots reemplazarán 80% del trabajo que hacen los médicos hoy en día, empezando por los diagnósticos. Las supercomputadoras (como la Watson de IBM ) analizan muchísimos más datos que cualquier médico. Mientras que un médico hace sus diagnósticos basado en su experiencia y conocimientos, las supercomputadoras analizan en segundos la historia clínica de 1.5 millones de pacientes y dos millones de páginas de artículos académicos en revistas científicas. Esos superordenadores comparan síntomas, estadísticas, diagnostican y colocan tratamientos.

4

La serie televisiva del doctor Gregory House se le mostrará a los estudiantes para que estén al tanto de cómo era "la medicina antigua": basada en la experiencia y la intuición.

5

Un minirrobot del tamaño de un grano de arroz muy pronto podrá limpiar las arterias del cuerpo humano, de la misma manera en que lo hacen los robots que limpian las piscinas o los pisos de las casas. Este artefacto se usará en primera instancia para limpiar y drenar tuberías del cerebro y la uretra, sin necesidad de operaciones. También servirá para la detección y el tratamiento localizado de enfermedades como el cáncer, y hará biopsias sin necesidad de que los médicos nos abran el cuerpo para sacar muestras de tejidos potencialmente cancerosos.

6

La quimioterapia se aplicará con corpúsculos que disparan medicamento localmente en el sitio afectado con el cáncer.

7

Los robots no van a reemplazar a los cirujanos: lo que harán será cambiar el tipo de trabajo que hacen los cirujanos. El cirujano va a tener que programar al robot y va a necesitar mucha experiencia en programación e ingeniería".

8

Tendremos sensores en los relojes y la ropa, chips insertados en nuestro cuerpo, teléfonos con aplicaciones para autodiagnosticarnos.

9

Se desarrollarán la telemedicina, la medicina preventiva, el análisis predictivo de datos, las impresoras 3D para producir órganos hechos a medida y los tratamientos con realidad virtual.

10

Habrá un buscador especial en la red que podrán contestar todas nuestras preguntas médicas en una conversación como la que tendríamos con nuestro médico. (Continuará).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1903 veces.



Edgardo Malaspina

Médico. PhD en Medicina. Docente universitario y poeta.

 edgardomalaspina@gmail.com

Visite el perfil de Edgardo Malaspina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: