Clíver Alcalá o “así será el negocio cuando la ñapa es de queso”. ¡Cojan ese trompo en la uña!

Un amigo me sugirió tratase el tema con humor, pero es como demasiado serio y demanda que las cosas queden muy claras.

-------

"Los siglos semanales", es una extraña novela, dicho así porque sé es poca la gente que de ella sabe, de mi amigo y compañero de luchas Simón Sáez Mérida, "el cabezón", ambientada en los años de los combates contra la dictadura de Pérez Jiménez. La narrativa de Simón, habla del drama del detenido y torturado por días y semanas, de allí el título, que teme "aflojar" o "resquebrajarse", por la violencia e infamia del trato policial y "tirar", como se solía decir en la jerga clandestina, a los compañeros por cuales le inquirían y los que no también.

La experiencia de todas aquellos que vivieron y han vivido esos trances es la misma. Hay el combatiente que vive, en la calle misma, con el temor de ser detenido y torturado, pero más que esto lo angustia que pudiera doblegarse y pasar por la tragedia de entregar a quienes con él combaten. Generalmente, quienes no viven esa angustia, cuando caen en las manos de los cuerpos policiales, no dudan mucho en decir lo que se le pregunta, por quienes le pregunten y lo que no y por quienes no también. Los primeros terminan siendo de aquellos que hasta se dejan matar y no dar información al enemigo, menos aquella que conduzca a la detención de un compañero. Es simplemente un asunto de moral que atañe a la amistad, el cariño, lealtad a los principios, honradez, respeto por la conciencia de uno mismo. Por eso a me gusta decir aquello que mucho decían en mi pueblo, "no te metas para que no aparezcas".

Estas cosas muy serias las medito ahora cuando me entero que Clíver Alcalá, quien acompañó a Chávez en el alzamiento del 4 de febrero de 1992, pero también se alzó contra él en el 2002, según los medios, se acaba de entregar al gobierno de Estados Unidos por intermedio del de Colombia, debido a las acusaciones contra él por formar parte de un grupo llamado "Cartel de los Soles", que estaría implicado en contrabandear drogas desde Venezuela hacia el primero de los países nombrados.

Lo curioso de esta enrevesada historia es que Alcalá, desde el 2002, anda alzado y, hasta podría decirse en "armas", contra el gobierno, lo que es un hecho por demás público, por lo que está fuera del país desde hace muchos años, pueda formar parte de grupo que contrabandea droga con quienes en Venezuela gobiernan, específicamente Maduro, Diosdado Cabello y Tareck El Aissami. Lo menos que uno puede decir, por los irrefutables hechos, es que estamos ante un montaje poco creíble.

Pero, a raíz de haberse puesto al descubierto un plan tramado en Colombia para llenar de violencia a Venezuela, en el cual está de por medio la asesoría y financiamiento estadounidense, justo en el momento que en Venezuela se combate con aparente eficacia contra la pandemia, se produce el acontecimiento al cual hemos hecho referencia; Clíver se entrega a la DEA, con quien ha estado en Colombia de paños y manteles, según su propia confesión, con la intención de contar allá lo que sabe, pero no acerca del plan anteriormente mencionado sino sobre los secretos del "Clan de los Soles". Justamente por eso, en el título hemos usado un refrán de uso común en la Cumaná de mis tiempos infantiles, "así será el negocio que la ñapa es de queso". Entre otras cosas, como expondremos más adelante, se intenta restarle validez y preeminencia a todo lo de ahora, apelando a una vieja y mal elaborada historia.

No sé ahora, se me pasó por alto reflexionar sobre eso cuando había podido encontrar en el pasado rápidamente una respuesta, por qué decíamos así. Pues supone que el queso era algo muy apetecido por nosotros entonces y según mi experiencia personal no era exactamente así. Pero en todo caso, sugería que la ñapa era algo delicioso, apetecido y muy buscado. Quizás, esta última palabra, "buscado", sea la clave del asunto, pues viviendo nosotros a la orilla del mar, donde nunca veíamos una vaca o un toro, pues sólo eso era posible en los libros de la escuela y aquello de "la vaca da la leche y la leche da el queso", se generó la idea que comer queso era lo ideal y deseo irrefrenable.

Lo que significa que la solicitud de entregarse Alcalá al gobierno de EEUU, debe ser a cambio de algo muy significativo y compensatorio, pudiendo, si es cómplice de Maduro y Cabello y estando allí mismo en la frontera, tomar los caminos verdes, con la complicidad de la FANB y venirse para Venezuela. Pero no, misteriosa e incomprensiblemente tomó el camino, la meta más escabrosa y difícil, la de entregarse a un gobierno que le acusa con pruebas irrefutables, porque allá nunca se equivocan ni cometen una injusticia. ¿Es que acaso entre las particularidades de Alcalá Cordones está la de ser masoquista? ¿Podemos creer ingenuamente que siendo verdad eso de que le acusan los norteamericanos le van a perdonar sus delitos gratuitamente?

Pero hay más en del asunto para agregar al análisis y no decidir ligeramente dejándose llevar hasta por la buena fe o el deseo que las cosas sean como uno quiere que sean.

Aparte del historial de Alcalá, de cuando se alzó contra Chávez habiéndole acompañado en la intentona para tumbar a CAP, se le agrega el de estar desde hace tiempo en Colombia urdiendo planes de invasión contra Venezuela, de lo que el gobierno le ha acusado en varias oportunidades. El mismo Alcalá se ha preocupado por dejar saber por distintos medios su disposición a hacer lo que le fuere preciso para contribuir a salir de Maduro y los suyos. Pero ahora mismo, es un hecho por demás público, Jorge Rodríguez, le ha denunciado como cabecilla de un plan para generar violencia en Venezuela, en los momentos que aquí se combate la pandemia y específicamente le acusa de estar envuelto en el contrabando de armas capturado en Barranquilla que estaba destinado a nuestro país.

Para más señas, están de por medio los anuncios periódicos de poco tiempo atrás, antes y después de declarada la entrada del virus a Venezuela, del señor Trump acerca planes contra el gobierno "para rescatar la democracia y ayudar a combatir la pandemia", la que él se había negado en ese mismo instante a combatir en su país.

No siendo suficiente lo anterior, agreguemos que Clíver Alcalá, viéndose que le dejaban sólo y en la estaca, después de las declaraciones de Jorge Rodríguez y la confesión de un desertor y solicitada su captura por Trump, en una lista que incluye a Maduro, Cabello y Tareck El Aissami, decide dar unas declaraciones a un medio informativo colombiano, lo que incluso fue colgado mediante un video en las redes, lo que hace esto irrefutable, en las cuales acusa a Juan Guaidó de haberle encomendado esa tarea. Es decir confiesa su delito y denuncia a sus colaboradores. Cómo dice un amigo "cantó como chirulí."

Como es evidente, pues abunda la gente que mira con sensatez y está informada, el coronavirus, sin habérselo propuesto está generando un montón de cosas hasta inesperadas, como el brusco derrumbe de la bolsa de valores mundial y de EEUU, un violento quiebre de las finanzas y los negocios, la puesta en evidencia del ascenso de la economía de China en la escena mundial y hasta las fortalezas del régimen cubano, por lo menos en materia de salud y solidaridad, pero también el temor que Trump pudiera perder las elecciones presidenciales, dado el mal manejo que le ha dado a la pandemia, privilegiando lo económico por encima de la salud de la gente.

Ante el drama que envuelve a Trump, sobre todo por lo dicho al final del texto anterior, los analistas internacionales, aseguran que su oferta de 15 millones de dólares por la captura de Maduro y una lista que incluye a Clíver Alcalá, es un trapo rojo que implica aferrarse a un asunto "que infiere la unidad nacional", algo así como aquel acto terrorista del 11 de septiembre. Tanto es así, que el fiscal que solicita abrir juicio a Maduro, preguntado por los periodistas acerca del por qué decidir eso en un momento tan inapropiado cuando el virus es el mayor peligro, el señor Fiscal* a quien uno supone una persona mayor, madura e inteligente, responde diciendo, palabras más o menos, que "justamente por eso", por buscar una persona que pueda afrontar y derrotar la pandemia. Justo, cuando se piensa que si algo bueno ha hecho Maduro hasta ahora, es el despliegue de una campaña amplia y sobre todo a tiempo, para lo que ha solicitado ingentemente ayuda internacional. Tanto que hasta ahora, pese lo que digan palangristas y políticos sólo preocupados por su futuro, ha tenido un evidente éxito. Pero según el Fiscal, para combatir con éxito la pandemia, primero hay que crear un caos político y hasta militar. Lo mismo de meter mercenarios por la frontera con Colombia.

Y no deja de ser curioso como el gobierno colombiano, sin pensarlo dos veces, sin papeleos, ni ocuparse de la justicia, opta con premura, por enviar en vuelo especial a Clíver Alcalá a EEUU, justamente casi al mismo tiempo que, siendo señalado por el gobierno de Venezuela de estar implicado en un intento de agresión contra el país, con el agregado de la aceptación de los cargos por sí mismo al declarar a un medio colombiano y acusar a Guaidó de su cómplice, se le solicita a Colombia su extradición a su país de origen.

Pero al final de la pantomima o sainete, quizás como para dejar el juego empatado o que el caldo no se ponga muy morado, se opta para llevárselo a EEUU, donde Clíver posiblemente cambie sus declaraciones, se denuncie pana burda de Maduro y Cabello en eso del "Clanes de los Soles" y escriba la insólita historia que la droga se produce en Venezuela, se pasa para Colombia, de allá la vuelven a traer para acá y de aquí se mete a EEUU, donde el "Clan de los Soles" tiene toda una organización de chavistas que la distribuyen a lo largo del territorio estadounidense. ¿A cambio de qué? Pues siguiendo el razonar de los cumaneses de mi tiempo "a cambio de una ñapa de queso". Así, el señor Trump fortalece la idea que Maduro "es el principal y extraordinario enemigo de la patria de Lincoln", para enfrentar las elecciones presidenciales y el virus "que se vaya mucho al carajo" y se quiere llevar por delante a venezolanos y estadounidenses que lo haga. ¿Y Clíver?

*El Departamento de Justicia de EEUU, está dirigido por el Fiscal William Barr, quien antes trabajó con Donald Reagan y Bush padre en la CIA. Este fiscal es quien ha demandado a Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5680 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: