Luces constituyentes y revolución administrativa de personal (RAP)

Con estas reflexiones pretendo dar un aporte y presentar propuestas concretas en este momento constituyente estelar para la historia futura de nuestra querida Patria. Nuestro país sufre el ataque más feroz en toda su historia republicana, que se manifiesta en una quinta columna interna representada por una oposición apátrida y transnacional, digitada por la Casa Blanca y el Pentágono, cuyo objetivo es derrocar al gobierno por cualquier vía, pues desean apoderarse del Estado más rico en recursos naturales del universo; en esa tarea utilizan los grandes carteles mediáticos internacionales en una jauría sin precedentes, a manera de crear la matriz de opinión o las condiciones psicológicas que justifiquen incluso, intervenir militarmente la patria de Bolívar. En el 2014, el Presidente Obama nos declara amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de USA. En la actualidad en una demostración de insania mental, el Presidente Trump profundiza la agresión que se practicaba de hecho y decreta un bloqueo financiero y amenazas de todo tipo, dificultándonos la obtención de alimentos y medicinas, financia mientos, etc. violación flagrante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, lo que constituye un CRIMEN DE LESA HUMANIDAD, que estamos denunciando en todos los foros internacionales; con esta agresión sin parangón buscan crear una verdadera CRISIS HUMANITARIA, QUE JUSTIFIQUE SUS PLANES DE INVASION. En el ámbito interno juega un papel determinante una economía distorsionada, una guerra econó mica y mediática cuya punta de lanza es la especulación y la usura, en especial en los alimentos y las medicinas, elementos esenciales para la vida, cuyo manejo y control está en manos de grandes oligopolios digitados por usureros, que tienen por finalidad magnificar sus ingresos y a su vez crear un clima sicológico de inestabilidad, de neurosis colectiva, que desencadene una explosión social como la del 27-02-89, que facilite la toma del poder por los traidores a la patria que dirigen la oposicion. Todo este estado de cosas va en detrimento de las condiciones de vida del venezolano, lo que constituye un problema de SEGURIDAD DE ESTADO. A continuación abordaremos algunos elementos esenciales para diagnosticar y sugerir soluciones a la situación dramática que vivimos:

1) SISTEMA ECONOMICO. Es innegable que el proceso revolucionario ha alcanzado grandes logros en el ámbito social, pero presenta una falla estructural de origen, que es haber seguido los esquemas económicos de la IV República de AD Y COPEI, en el sentido de adoptar el pernicioso sistema de entregar los ingresos petroleros a una casta de personajes y empresas monopólicas y oligopólicas nacionales y extranjeras que históricamente han vivido a expensas del Estado, siendo ínfimos sus aportes a la producción,los cuales son fundamen talmente,importadores y empaquetadores que se han enriquecido con las divisas de la nación; prueba de ello es que Lorenzo Mendoza, el zar de las Empresas Polar, que maneja mas de un 50% de los alimentos en Venezuela, es uno de los hombres mas ricos del en dólares del universo, según la revista inglesa Forbes. A lo anterior se agrega, que las divisas han sido dispensadas, sin una gerencia efectiva, sin control, sin aval, sin verificación de los productos importados, etc. Luego ha campeado el sobreprecio, empresas de maletín, etc es decir, un círculo de corrupción que ha desangrado la economía del Estado venezo lano. La perversidad del sistema descrito es tal que en ningún país del universo se adopta.

1.2) CONTROL DE COSTOS. En la actualidad por falta de controles idóneos y eficaces impera en nuestro país el libre mercado, el capitalismo salvaje y se fijan los los precios tomando como referencia una página de la web, sin base científica alguna denominada $ Today, dise ñada, especialmente para desmoronar nuestra economía. El asunto medular es que no se determina con exactitud el costo de producción de los bienes y no están establecidos los precios de venta al público, es de significar, que en el país mas capitalista del mundo que es USA, el Estado CONTROLA LOS PRECIOS. En Venezuela las empresas manejan los costos de producción como una caja negra que les permite la usura, la especulación y también por estar sobreva luados, son un medio para evadir impuestos. Por lo antes expuesto, se impone y es imprescindible que el Estado cree un ente especializado y automatizado para estudiar y analizar la estructura de costos de los bienes desde su origen hasta que lleguen a las manos del consumidor y en función a estos estudios se fijen los precios, según propuesta del Presidente de la República. Es de significar, que los "empresarios"que actúan en nuestros mercados, con muy pocas excepciones, están regidos por la cultura de la voracidad y la especulación. Ante esta realidad los controles a la usura tienen que ser óptimos, para de una vez por todas regularizar la gigantezca especulación incluida en el precio de los bienes. Nada se lograría con sólo fijarlos, pues termi narían siendo evadidos por las mafias que manejan los productos, sería un intento de control fallido, por eso propongo un mecanismo de supervisión que he denominado REVOLUCION ADMINISTRATIVA DE PERSONAL (RAP), que conjuntamente con sanciones muy severas por parte de los organismos compe tentes del Estado, pudiera dar solución defini tiva a los problemas señalados.

2) REVOLUCION ADMINISTRATIVA DE PERSO NAL (RAP).

La carencia de alimentos, medicinas y productos básicos para satisfacer las nece sidades del colectivo, es un problema de seguridad de Estado de gran magnitud, que amerita tomar medidas radicales, pues serían ilusorias las acciones que se adopten, sin una aplicación rigurosa de la Ley, basada en una supervisión y control efectivo PERMANENTE de los precios, y de todo el recorrido de los bienes hasta llegar al consumidor, para lo cual es necesario aplicar el proyecto REVOLUCION ADMINISTRATIVA DE PERSONAL (RAP), o una reingeniería de los recursos humanos que disponemos, ello consistiría en reubicar tra bajadores públicos que tengan pocas funciones o estén sub-utilizados y que pudieran mediante la figura de la "Comisión de Servicios o Transferencia", que contempla la LEY DEL ESTATUTO DE LA FUNCION PUBLICA, adscribirse a otras instituciones, todo ello fundamentado siempre en evaluación previa de conocimientos, credenciales, probidad, expe diente personal del funcionario, etc, luego, se les dictarían cursos de inducción, o formación para la actividad a que se les asigne, a manera de que ejecuten con eficacia sus funciones. Así lograríamos un importante contingente humano para destinarlo a labores de supervisión y control, no solo de precios, sino de la producción, circulación, distribución de los bienes, sustentable en el tiempo y que permitiría solventar la coyuntura de EMERGENCIA actual. Igualmente, pueden incorporarse a estas labores, funcionarios jubilados de vasta experiencia, jóvenes profe sionales desempleados, etc. siempre con el apoyo del poder popular. Esta RAP, cubriría las fallas por carencia de mano de obra para ejecutar los controles gubernamentales, ya que ante la ausencia de una supervisión constante, la canalla usurera y delincuencial se reproduce y se mantiene el círculo vicioso de la especulación y el robo descarado. La esencia del proyecto es lograr una supervisión inmediata, continua y permanente de las industrias y el comercio, apoyada por una rigurosa aplicación de la Ley. Estoy plenamente seguro, que mas temprano que tarde, esto debe hacerse, ya que esa acción detendría la especulación, acaparamiento y usura que experimentamos, como por ejemplo reforzando al SUNDDE, cuyo personal es insu ficiente para contener la avalancha de delitos que se cometen en su área de acción. Estas ideas como tales son perfectibles, pero de manera mediata pudieran implementarse a toda actividad pública donde se necesite mano de obra, por ejemplo: en la Fiscalía, Poder Judicial, Seniat, Alcaldías, y en cualquier otro órgano. La redistribución de funcionarios, no implicaría significativos desembolsos adicio nales de sueldos y salarios para el Estado, por el contrario, fortaleciendo con mas empleados al Seniat, supervisión fiscal en general, dismi nuiríamos, drásticamente la evasión y elusión de impuestos, tasas nacionales y municipales, lo que incrementaría en proporción geométrica los recursos económicos y fiscales del Estado que tanto requerimos, a tal punto, que permi tiría, incluso que pudieran incrementarse los sueldos de los funcionarios reubicados, como un estímulo a su nuevo status. En general, estas recomendaciones producirían beneficios incal culables para la Administración del Estado, pues consistirían en darle un uso racional a la mano de obra que disponemos y coadyuvaría a una gestión pública más eficiente y por consiguiente a erradicar los daños materiales y sicológicos que hemos sufrido, logrando con acciones concretas evidenciadas en la realidad una mayor confianza y apoyo del venezolano en sus instituciones.

En términos sencillos he propuesto soluciones estructurales, a un mal crónico que nos afecta, lo que considero un deber de todos los patriotas, conforme al principio de la participación ciudadana plasmado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Finalmente, estimo que la Revolución Administrativa de Personal (RAP), que acá propongo, es una deuda de la Constituyente de 1.999, que no abordó el tema y debe honrarlo, ya que responde a la nece sidad de un cambio radical en manejo del recurso humano en nuestra administración pública, que nos provea de controles perma nentes, los cuales nos permitirán solucionar muchos de los problemas administrativos que confrontamos en la actualidad. Luego, en la nueva Constitución pudiese insertarse el siguien te artículo: "POR RAZONES DE PRESTAR UN MEJOR SERVICIO EN LAS AREAS QUE LO REQUIERA LA ADMINISTRACION PUBLICA NACIONAL, LOS FUNCIONARIOS PODRAN SER TRASLADADOS DENTRO DE LA MISMA LOCALIDAD DE UN CARGO A OTRO DE LA MISMA CLASE, SIN DISMINUIR SU SUELDO BASICO Y LOS COMPLEMENTOS QUE LE PUDIEREN CORRESPONDER. CUANDO SE TRATE DEL TRASLADO DE UNA LOCALIDAD A OTRA, ÉSTE DEBERA CONTAR CON LA APROBACION DEL FUNCIONARIO, CON LAS EXCEPCIONES QUE POR NECESIDADES DE SERVICIO DETERMINEN LA LEY." En conclusión, esta medida de reingeniería de los funcionarios públicos para hacer una administración mas eficiente en el caso de los controles de precios que precisamos, conjuntamente con la propuesta del Presidente de la República de utilizar al pueblo e inspectores CLAP, para su supervisión, daría una respuesta contundente a la especulación que vivimos, aparte de los beneficios de obtener una mayor eficiencia en la ejecución del Estado.

 

catopa13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2186 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a254197.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO