¡Una guara!

Nosotros los venezolanos de a pie, estamos salaos, me comenta mi amigo Tiburcio, en la peñita de la Esquina Caliente de la Plaza Bolívar, las plagas nos caen ahora, como a los antiguos egipcios a granel. Al parecer me dice, desde la muerte de nuestro amado comandante, a Juan Pueblito, no le cae más que un aguacero y no de bendiciones precisamente. Esto se parece a la maldición del Malinche. No salimos de un hueco para caer en un abismo, y cuando creemos ver luz, nos traga un agujero negro.

Bueno es cilantro, pero no tanto.

La actual situación económica que vivimos nos trae de cabeza y a todos nos acogota, claro a unos más que a otros, esta es una guerra económica de clases, el que menos tiene en su bolsillo, es al que peor le va. Cuando hay café, no hay leche y viceversa, si hay aceite no hay mantequilla, si hay pañales, no hay papel sanitario.

Al señorón rico, al que nació en cuna de oro o se lucró en el gobierno como corrupto, sea este empresario, importador, o alto funcionario no le pica ni coquito y viva la Pepa.

Las situaciones en la economía mundial son recurrentes y se repiten cíclicamente, años de vacas gordas vienen seguidos de lustros de vacas flacas. Lamentable es que no tuvimos en nuestro gobierno un José, que como el casto de la Biblia, hubiese interpretado los sueños y las visiones de nuestro presidente Maduro Moros. Quizá hubiese podido interpretar acertadamente aquello del pajarito. Como la advertencia de que pronto se nos iría volando la bonanza petrolera.

Seguimos con la mala y nefasta medida de los enroques ministeriales y de otros órdenes, ya se han rotado tanto los mismos funcionarios en los diversos cargos, que parecemos el carro de Trucutú, con las cuatro ruedas llenas de parches. Nos preguntamos: ¿No hay más venezolanos que sean competentes?

¡Claro que los hay!

Por que tienen que ser los mismos, que nos hundan más y más en devaluaciones en inflación cada vez peores. A causa de sus decisiones erróneas.

No aporto soluciones, hay quienes dicen que los que criticamos, no aportamos soluciones. Claro que aportamos y mucho, advertimos al gobierno los senderos equivocados y peligrosos, los que le apartan del pueblo llano y lo alejan cada día más del sueño de nuestro Comandante Eterno, el hacer de esta una Revolución Bonita para el pueblo más necesitado. A aquellos jala mecates de profesión, les recuerdo que es más lucrativo jalar que criticar. Por aquel refrán que dice: “Al que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija”.

Pasemos al punto neurálgico de este artículo y sus consecuencias inmediatas: Na guara, diría un guaro de 50 a 174. Como que a Dólar Today, le dieron la razón. Con esta nueva devaluada de nuestra moneda. “Ya me da pena llamarla Bolívar”.

Aparte de la gran incompetencia imperante sin mencionar la gran corrupción reinante y campante.

Medidas mediatas ya anunciadas, que lamentablemente afectan el bolsillo de la faltriquera e Juan Pueblito.

¡Bueno!, mientras el cuerpo aguante.

  Tabaco. Esta semana entrará en vigencia el aumento del impuesto a los cigarrillos también previsto en la Gaceta Oficial 6.151, que establece en 70% el monto del tributo.
De allí que la caja de cigarrillos de 20 unidades pasará de 80 a 136 bolívares. El nuevo precio aplicará incluso para puerto libre.

En el caso del vino, el impuesto pasó de 15% a 35%, un alza de 133%; mientras que para otras bebidas se aumentó de 20% a 50%, es decir, 150% de incremento.

Dado el nuevo esquema cambiario pasarán a importar con la tasa vigente para el nuevo Sistema Marginal de Divisas (Simadi), que el pasado viernes cerró en Bs 174 por dólar.

Tolete a tolete el 40% ya anunciado en el pago del transporte público.

Aun falta el aumento de la gasolina, que como nos dicen cuesta menos que el agua y la cerveza, y que un caramelo de aquellos de a locha. Eso viene rodando para estas semanas, lo que traerá un nuevo aumento en todos los precios afines al transporte digan lo que digan los demás.

De cincuenta a 174 bolívares por dólar ¡que barbaridad! Este nuevo sistema Simadi de divisas o llamado Sistema Marginal, es injusto para aquel pueblo bolivariano del 13 de Abril Glorioso. El que a costa de su vida salva a su presidente Hugo Chávez.

Una cosa es cierta y viene a cuento hoy día de San Valentín, como dice el refrán “Amor con hambre no dura”. Agrego, ni revolución tampoco.

Con la verdad, ni ofendo ni temo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4707 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a202825.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO