Pildoritas 143 (Año VII)

¿Acciones de choque?, a veces los choques son traumáticos

De políticas anti contrabando aquí en el Táchira tenemos callo, al menos, este humilde escribidor ha conocido unas cuantas, todas sin ningún éxito y quizá la razón más poderosa, aparte de las incuantificables ganancias que le produce a las mafias, es que las mismas son manejadas por personajes con mucho poder político y encumbrados en las mas altas posiciones de los gobiernos de ambos países.

Para nadie es un secreto que el contrabando produce tanto dinero, que está en capacidad de comprar al más pintado para poder continuar con sus prácticas delincuenciales.

 Es fuente de financiamiento de campañas políticas, en ello compite con el narcotráfico, otro flagelo que por más que supuestamente, ha sido atacado, tales ataques no han servido para desterrarlo como uno de los causantes de mayor perjuicio sobre todo para la juventud en todo el globo terráqueo.

El Táchira como estado fronterizo igual al resto de los territorios colindantes con el vecino país, es uno de los más afectados, y ahora, cuando a diferencia de otras épocas el tipo de cambio entre nuestra moneda y el peso colombiano pareciera que lo fija una mano invisible desde dicho país, la situación aquí es peor que nunca, lo cual ha llevado a afectar absolutamente toda lógica, si comparamos este estado y los otros de frontera con el resto del país.

Es muy frecuente escuchar en cualquier reunión o conversación en donde confluyan más de dos personas, que el contrabando no se acaba debido a que quienes lo manejan son altos funcionarios y que lo extraño es que tal situación no sea de alguna manera erradicada por el Presidente y los ministros que tiñen que ver con el área.

Nadie acepta el argumento de que éso no es del conocimiento del Primer mandatario. a sabiendas de que es el ser más informado del país y más cuando es vox populi  lo de la participación de funcionarios de muy alto rango; de otra manera no sería posible que quienes vivimos en fronteras seamos casi que testigos permanentes de cómo las 24 horas del día salen nuestros productos hacia Colombia en pequeñas, medianas y grandes cantidades, incluso caravanas de camiones cargados de productos, ganado, insumos etc.,

Del ganado se dice que por la madrugadas desfilan por las trochas grandes cargamentos y que ese ganado es el que luego nuestro gobierno o particulares con licencia importan convertido en carne y en cueros procesados a precios casi que inaccesibles.

Le oímos al Presidente Santos decir que su país se afecta porque los productores no pueden competir con los precios venezolanos y eso es refutable debido a que hay que aceptar que Colombia produce excedentes agrícolas como para poder exportar a cualquier país, así que el argumento no tiene suficiente fuerza, si así fuese ya hubiésemos visto a los campesinos y productores del Norte de Santander protestando en las calles igual que lo hacen los  llamados pamplineros cuando ven mermado su negocio por algún motivo, por cierto otro desaguadero de nuestro principal producto energético que ahora mismo escasea aquí en el Táchira.

No es fácil, a no ser elucubrando, expresar qué clase de medidas se aplicarían en el llamado  Plan de Choque, anunciado por el Presidente Maduro, que no sean las de descabezar las mafias, castigar de manera ejemplarizante a los culpables, exponerlos al conocimiento público y hacer caída y mesa limpia en la red de delincuentes que conforman dichas mafias, así como establecer vigilancia aérea para detectar cualquier vehículo sospechoso que viaje por las trochas, que nadie se explica como es que no han  sido destruidas, en su totalidad, a estas alturas.-

De todas maneras volvamos, otra vez a tener fe, a sabiendas de que al menos el Presidente tiene buenas intenciones y está decidido a dar la pelea en una lucha que tiene que cubrir absolutamente todas las aristas. Sobre todo las que `por miles cada día permiten que  los llamados bachaqueros, con su billete enrolladlo, los guardias de turno, les den libre paso para que lleven los productos a los centros de acopio en Cúcuta, desde donde se distribuyen a buena parte del país vecino.

Las aduanas y alcabalas de control deben tener cámaras ocultas, que capten cuando los funcionarios se dejan sobornar y hacerles seguimiento, a ver dónde va a parar el dinero recaudado, a qué cuenta la depositan o de qué manera le hacen llegar su tajada al papá de los helados que maneja  la mafia.  Ahora bien la medida anunciada de restringir el horario para el tráfico, habrá que ver qué efecto tiene, porque a las mafias no les cuesta nada cambiar de horarios, pues el contrabando no depende de la hora en que se practique, sino de los funcionarios que lo permiten a cambio de la venta de su conciencia, que es lo más parecido a traición a la Patria.

 Todo lo que se haga vale, se le gana esta guerra a las mafias o a tirar la toalla, se ha dicho.

                           ooooooooooooooo

Inspirado en el horror.

Dios, mete tu mano en Palestina

Parece fuesen pájaros que surcan por el cielo.

Que de  sus vientres largan cargas con sangre y muerte.

Matan niños, mujeres, madres pariendo vida,

Ancianos venerables, destruyen hospitales.

La siembra de los campos se tiñe de rojo y el cielo se torna  grisáceo  por el humo inclemente de las lenguas de fuego.

Es Palestina, un pueblo proscrito por vecinos hambrientos y sedientos de sangre, que convierten su odio en destrucción y muerte, cumpliendo lo que ordena un imperio maldito, que quiere ser el dueño hasta del infinito, llenas como las hienas, sus fauces asesinas de huesos, sangre y carne palestina .

¡ Oh Dios¡, ¿ Qué pasa, que no metes tu mano y paras tanto horror, dolor y lágrimas que sufre ese pueblo que también es tu pueblo?-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1534 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas