La DEA, falsa como billete de tres bolívares. General Carvajal y el gobierno de Aruba

Quizás el tiempo sin escribir, por haberme dedicado a descansar por viejo y por ancestralmente flojo, me impulsa iniciar este trabajo con dos defectos o deficiencias de mi parte. Lo que es una ratificación de lo afirmado anteriormente. Un ancestral lugar común, diciendo que el tema tuvo o tiene varias aristas y una ligereza tan notoria como la del gobierno de Aruba.

La primera arista es aquella derivada de la calificación del presidente Maduro, muy acertadamente a mi parecer, como una “emboscada”. No sé si el antes mencionado quiso referirse a lo mismo que nosotros hemos percibido, pero sí parece haber habido no un mal entendido, como al final se dijo para remendar el capote – otro lugar común – sino un acto de muy mala fe y al estilo policial rastrero de la policía gringa y sus aliados, en sustitución de lo que debe ser el proceder cordial y caballeresco de la diplomacia.

No conozco al general Carvajal, ni recuerdo haberle oído mencionar antes, pero me basta con saber que gozó de la absoluta confianza del presidente Chávez y por su historial, el ahora presidente Maduro le envía al servicio exterior. Eso me satisface y llena de seguridad que se trata de un personaje respetable. Las acusaciones presuntamente hechas por la DEA, generalmente sin prueba alguna y otros organismos policiales gringos relativos a sus intermediación con las Farc por orden del gobierno venezolano, de hecho no tienen valor alguno para cualquier persona no ideologizada por la propaganda oficial norteamericana. Si se sabe que la DEA es uno de los organismos policiales más involucrados en el delito de la droga y que mejor se opera sin ella en contra del mismo como se ha probado en Cuba, Ecuador, Bolivia y Venezuela, no es inteligente darle valor alguno a lo que aquella diga en contra de alguien, más si se sabe que ella –la DEA- es además una punta de lanza gringa contra todo proceso emancipador.

No obstante todo lo anterior, sin haber ante la Interpol, organismo que tampoco es muy respetable que digamos, ninguna solicitud de arresto contra él, según afirmó el ministro Rodríguez Torres, el gobierno de Aruba procedió a detener al general Carvajal al llegar a su territorio, sin duda por exigencia gringa, sabiendo desde enero que había sido designado Cónsul allí, y sin haber advertido a Venezuela de lo que se proponían, tal como debe procederse ante un país con el cual se tiene y quiere tener buenas relaciones, al margen de la opinión que allá tengan contra el personaje por la mal intencionada prédica gringa sobre el designado. Lo que valida lo dicho por el presidente Maduro y nosotros repetimos; allí cómo que hubo una emboscada.

Otra arista, que merece atención muy especial del gobierno venezolano, es la declaración de la detención o mejor secuestro, como legalmente pertinente por parte de una juez – ¿o jueza?- en virtud que el gobierno de los Países Bajos o sea Holanda, no había amparado aún con la debida impunidad al general Carvajal. ¿Cuándo comienza la impunidad? ¿El gobierno de Aruba al aceptar al cónsul, pues lo sabe desde enero, de hecho no le da la inmunidad pertinente? ¿No es permisible pensar que el gobierno de Holanda, para el momento que fue consultado desconocía lo relativo a la designación de ese funcionario y por ello no le había cubierto formalmente lo de la inmunidad? Pero ¿en verdad hacía falta ese trámite para que Aruba reconociese que por su parte y por el derecho internacional, el general Carvajal estaba sujeto a ese status? ¿Si el gobierno de Aruba tenía mala calificación sobre el designado por qué no lo hizo saber a tiempo como procede cuando se actúa de buena fe y normales relaciones diplomáticas?

¿No sería mejor pensar que en el gobierno de Aruba hay alguien quién pudiera ser con la juez - ¿o jueza?- cómplices de un tercero, que al conocer que en Holanda no había una declaratoria expresa de inmunidad, optaron por declarar legal la detención de Carvajal?

Los gringos tienen aliados en todas partes y estos están dispuestos a dañar la imagen y molestar las relaciones entre gobiernos por servir a aquellos.

¿Por qué los gringos y la DEA, quienes siempre cargan las cartas bajo las mangas no sacaron con prontitud sus pruebas? Fácil. Porque no existen.

La última arista a la que haré mención, sin que ello signifique que aquí acaba el asunto, está relacionada con un conocido personaje femenino de la radio, que haciéndose la pendeja o la mogollón, comentó que: ¿Cómo quedamos ante los niños y jóvenes venezolanos viendo al gobierno nuestro defender a un personaje solicitado por la DEA y su complicidad con la Farc y al gobierno de Aruba y hasta al de los Países Bajos, que no tardaron en reconocer un error- deliberado o no decimos nosotros- al poner en libertad al general Carvajal?

Esa interrogante necia me hizo recordar a Ludovico Silva, para quien la ideologización del capital y su expresión política, la derecha toda, convierte sus necedades, mentiras, slogan, trivialidades y hasta vilezas en verdades irrefutables. Como esa de creer en la rectitud, respetabilidad y honradez de la DEA; en su caballerosidad, a lo Quijote, en el combate del delito e incapaz de convertir a un santo personaje en delincuente, si conviene a las políticas de Estados Unidos.

Si hay algo o alguien más comprometido con el sucio negocio del narcotráfico en el mundo, esa es la DEA. Por eso hoy aumenta el número de países que se deshacen de ella y sólo así comienzan a lograr éxitos en el combate contra ese flagelo, pues la DEA es más falsa que billete de tres bolívares. ¡Aleluya! Terminé con otros dos lugares comunes, uno tras otro, sin proponérmelo. Fin del descanso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2178 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a192409.htmlCd0NV CAC = Y co = US