¡Ya basta de tanta basura junta!

Los Heraldos Negros de la infamia y el crimen se precipitan sobre nuestro Pueblo, ¿Es que no se dan cuenta señores gobernantes, que nos están dando un golpe? El Cielo desde hace tiempo nos anuncia Tempestad y nosotros aún a la intemperie, esperando que salga el sol ¡por favor, ya basta de aceptar a tanta mierda junta!, apoyando económicamente a empresarios PARÁSITOS, jamás existirá un capitalista bueno, ilusos son los que se imaginan que lo verán.

Acabemos con este sistema burgués y oligárquico, que nos extorsiona cada vez más y más, una AN con diputadas y diputados al servicio de la oligarquía apátridas y lacayos que solo son portavoces y defensores de los intereses bastardas de los “empresarios chupa sangre” y hambreadores del pueblo, a igual que dueños de clínicas y médicos que de forma Miserable juegan con la salud de la gente, tienen una cartera de clientes y no de pacientes, en la educación, profesores y maestros de la privada y muchos de la pública, se han sumado para distorsionar la mente de nuestras hijas e hijos, con sus mensajes venenosos, tendenciosos, malignos y perversos en contra de la revolución bolivariana.

Trabajadores desclasados, funcionarios parásitos de la administración pública, que solo piensan y en espera de los 15 y último, los reposeros, mafias sindicaleras, embajadores conspiradores y agentes de la Cía., gobernadores y alcaldes al servicio de la desestabilización de la patria, dueños de fabricas de alimentos y otros artículos de primera necesidad, unidos a los centro de abastecimiento, que además de conspiradores, son unos comerciantes inescrupulosos, que viven pensando en como robar, sin el menor respeto por sus USUARIOS que representan su mercado cautivo, transportistas totalmente anarquizados, para ellos no existen leyes que respetar, en todos sus servicios, autobuses, camioneticas, motorizados, taxis, cobran los que les venga en ganas, viven en tierra de nadie y donde impera la Ley del más poderoso, no respetan señales, una desidia sin precedente, una policía podrida sin excepción, unos tribunales de justicia que cada día que pasa, más se alejan de la verdad y la razón, el sucio dinero ha destruido la moral, por este motivo prevalece la impunidad, ¡ya Basta de tanta Mierda junta!.

Nos asesinaron a nuestro Comandante Chávez, igual como lo hicieron con BOLÍVAR hace 183 años, ¿que más estamos esperando para actuar? Presidente MADURO, un Pueblo le respalda, tome las medidas que la Constitución le avala y más allá, no se limite, la oligarquía la ha violado desde siempre y nosotros también por no aplicarla, ya basta camarada Presidente MADURO, ponga en cintura a esos Gobernadores y Alcaldes, que siguen jalándoles a estos empresarios y terratenientes corruptos, ellos no tienen patria, su patria es el dinero y lo buscarán cueste lo que les cueste, ellos no tienen identidad nacional, son unas sanguijuelas que el estado ha mantenido, ¿hasta cuando tanta basura, cuanto esperaremos para darnos cuenta de esta verdad?.

Es ahora que debemos reaccionar camarada MADURO y recuperar ese espíritu patrio y revolucionario del 2002, no hay más tiempo que perder, la Patria está en peligro y nos pide que la salvemos, no más discursos, el momento amerita acciones contundentes contra los enemigos de este suelo sagrado. Ya BASTA de tanta Basura y Mierda junta, VENEZUELA no se merece ser habitada por seres tan despreciables y mucho menos nuestro Pueblo tenga que compartir su territorio. VENEZUELA SE RESPETA y la haremos que la respeten en nombre del Padre BOLÍVAR y nuestro Comandante Eterno, CHÁVEZ.

A Seis meses de la Partida de nuestro GIGANTE

Pueblo todo a Construir la Patria Soberana y Socialista

¡FUERA DE VENEZUELA LOS TRAIDORES!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1478 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor