Un full monopolio llamado Polar

Un sabio dijo: "Antes de pasar al área de las victorias públicas, debemos recordar que la interdependencia efectiva sólo puede construirse sobre la base de verdadera independencia".

Sin soberanía alimentaria no habrá atajos que valgan en nuestra joven revolución mientras los centros de producción de alimentos y distribución más estratégicos de la Nación estén bajo el dominio de señoritos de hermoso lenguaje, pero de corazón desmantelado de todo principio, de toda sensibilidad social y humana.

La septuagenaria Polar se cree inventora de la arepa. Con olfato de pueblo sabio y como cualquier observador de las realidades, se puede llegar a la conclusión de que nada hay que agradecer a la Polar, aunque algunos delegados de Empresas Polar piensen lo contrario. Con muy poca esencia en la cabeza les dio por creerse Venezuela. Con certeza, sepan caballeros, que un país es una mezcla de experiencias, pareceres y creencias, y es Polar quien debe a Venezuela, y no Venezuela a Polar.

Negar que en Empresas Polar de Venezuela no exista una aceptable remuneración salarial a sus trabajadores, y que no hay allí una buena gerencia, sería una doble estupidez. Pero también es cierto, que hoy Empresas Polar a la cabeza es causa y efecto de full escasez de diferentes rubros de primera necesidad. Sin mucho rodeo, con un golpe certero al estómago del venezolano le propinó sendo nocaut técnico, y lo tiene acorralado contra las sogas, desapareciendo los productos de la cesta básica por mucha gente añorados.

¡Ah!, pero ni de vaina que en Empresas Polar acaparan o esconden las bebidas alcohólicas, las que sin duda le generan la mayor ganancia monetaria a costa del bolsillo y de la salud del pueblo venezolano, que es la riqueza física, espiritual y moral más valiosa de la Patria.

La naturaleza dotó al hombre de dos oídos para oír dos veces, y una boca para hablar una vez. No obstante, dialogar con Polar de tú a tú, equivaldría a interactuar con un diablo sordo y escuchar más de una vez sus argumentos, y desde nuestras limitadas trincheras, someternos a sus dictámenes de chantaje y de saboteo al Proceso Revolucionario. A pesar de cualquier circunstancia adversa, seguro estoy, que ello no hará mella en la autoestima del guerrero pueblo venezolano, que inspirado por esa esencia única de patria libre de un gigante, emerge de las cenizas cuarta republicanas, adquiriendo a su vez la fuerza necesaria, la madurez y el carácter para retomar con estoicismo la senda que le corresponde, a lo largo y ancho de un escenario infectado de traiciones, desde los viejos tiempos de la colonia.

Examinando las alternativas, qué bueno sería optar por alianzas fructíferas de igual a igual con el Grupo Polar y quienes les siguen, sin pactos indecorosos, ni a escondidas, en aras de paliar la escasez de alimentos para el pueblo, eso sería lo más correcto, pero, primero hay que limarle los cachos a este ser infernal cual arma de destrucción masiva; de lo contrario, con aguda astucia ese diablo monopolizador del alimento de nuestros hijos, nos conduciría a su propio terreno, donde sin duda es un campeón con efectivos golpes y mortales cornadas.

Poniendo en práctica con muy buena intención de parte nuestra un lenguaje proactivo, ojalá que esa buena disposición que recién adornó la mesa de trabajo entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y Empresas Polar perdure vigente en el tiempo. Aunque necesario es recordar que esa misma mesa y esa misma disposición, hace ya tiempo, dio lugar a un fraternal acuerdo entre el gobierno del Comandante Chávez y el presidente de Empresas Polar y sus asesores; pero, igual del tratado se burlaron enfrentando y hasta retando así los grandes esfuerzos que esta atípica Revolución Bolivariana ha venido propiciando con carácter social y de justicia. En medio de esta coyuntura que para nadie es un secreto, jamás debemos olvidar los lamentables sucesos que dieron origen al derrocamiento y asesinato del camarada Salvador Allende en Chile: para evitar que el imperio y sus lacayos nos apliquen un full nocaut fulminante.

julio.cesar.carrillo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3993 veces.



Julio César Carrillo


Visite el perfil de Julio César Carrillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Carrillo

Julio César Carrillo

Más artículos de este autor