Polar y la pudrición

“¿A QUIÉN BENEFICIA ESE CRIMEN?”

Es lo que la inefable escritora inglesa Agatha Christie decía, por boca de su detective privado Hércules Poirot, cuando se quería descubrir el culpable de alguno de sus enredados casos de homicidio.

En el caso de los millares de toneladas de alimentos descompuestos, que debieron ser distribuidos por PDVAL, pero que fueron acaparados inmisericordemente para que se pudrieran, matando dos bandadas de pájaros de un solo tiro, el beneficiario es, obviamente, la más grande empresa que controla la distribución de alimentos en nuestro país: El grupo POLAR.

¿Cómo el grupo Polar, si quien pudrió los alimentos fue la escualidísima, corrupta y mil veces denunciada mafia que dirigía PDVAL?

DOS MÁS DOS SON CUATRO:

Debe investigarse la hipótesis del soborno. Y es sencillo deducir cuáles pájaros se mataban con ese solo tiro: Primero, se bloqueó el intento del presidente Chávez de impedir la escasez de alimentos, ocasionada artificialmente por las empresas del grupo Polar y todos sus cómplices privados, escondiendo, desviando o disfrazando los alimentos: Por ejemplo, cuando faltó la famosa harina PAN también faltaron la Juana y las otras marcas, pero los estantes de los supermercados rebosaban de diversas versiones de maíz en hojuelas, mucho más caros, y polvo para cachapas artificiales. Y coincidencialmente, tampoco se conseguía la harina de maíz sino sólo en los operativos de Mercal, que fue la válvula que permitió respirar a la gente, pero que no es suficiente todavía.

Soborno. ¿O vamos a pensar que semejante bola de corruptos de siete suelas no son capaces de aceptar un soborno de los poderosos? ¿Lo harían a cambio de un perro caliente? ¿O lo harían gratis? Es difícil. Los corruptos sólo tienen un principio, un dios, un objetivo: Obtener dinero como sea, vendiendo a quien sea, traicionando a quien sea.

EL ATAQUE ES CONTRA EL SOCIALISMO

La segunda fase del plan la constituye, entre otros, el hecho de que los contenedores con alimentos descompuestos fueran encontrados, fotografiados y utilizados en la campaña mediática conque se pretende demostrar que “en la empresa privada, los alimentos no se pudren”, como declaró, burlón, uno de los burgueses que están en la conspiración. Y si ese “hallazgo” se realiza a pocos meses de las elecciones para diputados, tal vez pudieran lograr que muchos compatriotas, indignados contra la corrupción, no fueran a votar, para alcanzar ellos, entre tanta abstención, una cantidad de diputados que impidiera al PSUV y sus aliados alcanzar las dos terceras partes, y poder frenar la aprobación de leyes orgánicas y una posible reforma de la Constitución que permita avanzar hacia el socialismo.

El ataque contra el socialismo no sólo es verbal, es sistémico. El capitalismo, que está en crisis mundial y se sabe suficientemente débil para que se fortalezca la alternativa revolucionaria socialista, utiliza sus peores armas, juega sucio como siempre, para detener el avance del poder popular. La fiera enferma, en su lucha por la supervivencia, devora a quien sea, y es tan peligrosa como el caimán herido, que en sus coletazos finales puede llevarse a cualquiera por delante.

¿Y EL IMPERIO QUÉ?

Es bueno recordar que el imperio, por orden del pisa pasito de Obama, aumentó los presupuestos para el espionaje contra Venezuela. Una infiltración masiva y por todos los medios, de agentes, sub agentes y colaboradores pitiyanquis, tanto en el partido como en el gobierno. Al partido es fácil entrar. Pueden haber firmado contra Chávez, o ser activistas de la derecha. Están inscritos y punto.

Entre esos inscritos en el PSUV, algunos, por medio de cómplices en altos cargos, van ascendiendo hasta alcanzar puestos clave, e ir conformando verdaderas mafias dentro del gobierno, expulsando a revolucionarios socialistas y sustituyéndolos con escuálidos, con ni-ni o con corruptos, fáciles de manejar, devotos al dinero, pero jamás al socialismo. Los blancos principales de ese minado interno son aquellas instituciones donde palpita el embrión del socialismo: Las de alimentación, educación, y donde pulsa el dinero, el dios de los escuálidos.

NUESTRO PAPEL

Ante esta situación, los revolucionarios y las revolucionarias debemos estar atentos y conscientes, ser inteligentes y no dejarnos engañar por las palabras ni por los disfraces de ovejita. Los hechos son el mejor elemento para comprender a quién sirve la gente:

Si el compatriota con franela roja hace todo lo que dice Chávez, sirve al pueblo, actúa con transparencia, es sincero y honesto y es muy atacado por los alacranes y sus cómplices, es un camarada de verdad verdad. Si tiene un alto cargo, donde se toman decisiones, lo utilizará a favor del pueblo y del proceso revolucionario.

Si el ciudadano o la ciudadana, pese a la franela roja (algunos utilizan la cara del Che), habla palante y patrás, dice que no se mete en política, que hay que incluir a los escuálidos, dice que Chávez es bueno, “pero....” y actúa en contra de lo que dice el Presidente, si ignora o desprecia al pueblo y a los camaradas, si es ladrón y mentiroso... ¡Ese es escuálido, camarada!

QUÉ HACER EN ESTA LUCHA INTERNA CONTRA LA CORRUPCIÓN:

El hecho de que se nos pidan pruebas fehacientes para acusar a un funcionario corrupto, es una traba. Lo bueno sería que el Sebin investigara las denuncias , hasta por noticia críminis. Si es falsa, el cuerpo de seguridad puede determinarlo, y dar con los que regaron tal falsedad, y tal vez hasta con sus móviles, que pueden ser interesantes. Pero si la denuncia es cierta, no tardarán en encontrar la verdad, y con las evidencias en la mano, meter en la cárcel a los corruptos.

Los corruptos saben cubrirse las espaldas, y no dejan una fotocopia de la cédula y de su partida de nacimiento, anexos a su hoja curricular, junto con evidencias de su delito. Y el pueblo llano no tiene los recursos tecnológicos para adquirir con facilidad las evidencias. Lo que puede hacer es denunciar, cuando encuentra ante quién hacerlo, que sea confiable, para que los cuerpos de seguridad del Estado utilicen sus amplios recursos tecnológicos, conocimientos y entrenamiento, confirmen las denuncias y atrapen a los corruptos. Y así la contraloría social se hace efectiva.


andrea.coa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2347 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: