Más de mil trabajadores asumirá el Estado con nacionalización de briqueteras

Pancarta apoyando las nacionalizaciones

Pancarta apoyando las nacionalizaciones

Credito: Archivo

Caracas 16 de junio 2009.- El pasado mes de mayo el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó la nacionalización de las empresas briqueteras del estado Bolívar -Comsigua, Orinoco Iron, Venprecar y Matesi-, de las que pasarán a formar parte de la nómina de empleados del Estado unos 1.391 trabajadores. Todo esto con el firme propósito de eliminar los precios de transferencia de una unidad de producción a otra y obtener así un producto a bajo precio.

“El proceso de estatización de estas empresas no es pura casualidad, sino que obedece a un plan que se viene desarrollando en el marco del artículo 302 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde se le da la potestad al Estado de tener la soberanía y la explotación de los recursos naturales no renovables como el hierro”, señaló Guillén.

En la actualidad, el Complejo Siderúrgico de Guayana (Comsigua) que comenzó a funcionar en 1998 con un proceso basado en la reducción directa de Midrex, posee una fuerza laboral de 204 trabajadores y se encuentra trabajando a su capacidad instalada con una producción de un millón de toneladas anuales.

Guillén precisó que Orinoco Iron (705 trabajadores) está trabajando en un 50% de su capacidad de instalación (dos millones T/A), debido a que un tren de producción se encuentra en mantenimiento. Mientras que, Venprecar que inició sus operaciones en el año 1990 y mantiene una fuerza laboral de 345 empleados está produciendo a su capacidad nominal, es decir, 800 mil toneladas anuales.

Por su parte, la briquetera Materiales Siderúrgicos (Matesi) que tiene unos 137 trabajadores, está produciendo a un 50% de su capacidad instalada -un millón 500 mil-, ya que a ésta también se le está haciendo el mantenimiento respectivo.

El sindicalista destacó que una de las principales razones que llevó al Presidente Chávez a tomar la nacionalización de dichas empresas, es que, como consecuencia de la crisis financiera mundial, algunos elementos de carácter reivindicativo que tenían los diferentes sindicatos no estaban siendo cumplidos por los patrones de la briqueteras.

Considerando que ya existe cierta experiencia con el proceso de nacionalización de Sidor y de Cemex, que tardó aproximadamente un año, y debido a que son los mismos técnicos los que se encargarán del proceso de transición de las briqueteras, los trabajadores esperan que este proceso no tarde más de 10 meses.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4616 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter