Carta de Renuncia al Congreso Nacional.

Fabricio Ojeda en el año 1.962, presenta una carta al Congreso Nacional donde indica “Es por ello, colegas Diputados, que vengo ante ustedes a expresar la decisión de dejar el parlamento –este recinto que pisé por voluntad del glorioso pueblo caraqueño, hoy oprimido y humillado -, para subir a las montañas e incorporarme a los compañeros que ya han iniciado el combate y con ellos continuar la lucha revolucionaria para la liberación de Venezuela, para el bienestar futuro del pueblo, para la redención de los humildes”.  

Además de Fabricio Ojeda, podemos citar otro ejemplo, el Che, gran ejemplo de desprendimiento, recordemos, después de que la revolución cubana se consolidara, este gran hombre abandono cualquier privilegio que pudiese obtener y simplemente se enfilo para hacer la revolución en Bolivia. 

Después el mismo dijo lo siguiente: “los revolucionarios carecemos, muchas veces, de los conocimientos y la audacia intelectual necesarias para encarar la tarea del desarrollo de un hombre nuevo por métodos distintos a los convencionales y los métodos convencionales sufren de la influencia de la sociedad que los creó. (Otra vez se plantea el tema de la relación entre forma y contenido.) La desorientación es grande y los problemas de la construcción material nos absorben. No hay artistas de gran autoridad que, a su vez, tengan gran autoridad revolucionaria. Los hombres del Partido deben tomar esa tarea entre las manos y buscar el logro del objetivo principal: educar al pueblo”. 

El grano de maíz columna del compañero Antonio Aponte expresó el pasado lunes 16/11/2009, una propuesta, que podríamos decir, muchos compartimos, el dijo lo siguiente: Los delegados al congreso Ideológico no podrán ser candidatos en las próximas elecciones a cuerpos deliberantes, ni candidatos a puestos directivos dentro del partido”. 

En este sentido podemos decir, felicitaciones a los camaradas electos del congreso extraordinario del PSUV, aunque la única ganadora es la revolución. Sin embargo señalo que una de las deficiencias existentes en este proceso revolucionario es, la falta de conciencia ideología que posee el pueblo, el comandante Chávez es el gran líder y profesor de este proceso, por tal motivo no puede solo, los compañeros del congreso son los cuadros mejor formados dentro de las instancias del PSUV, por lo tanto su dedicación debería ser exclusiva a la concientización de pueblo y a la formación de cuadros revolucionarios, por ello Antonio Aponte tiene mucha razón, dar un ejemplo de desprendimiento de lo material y asumir su rol ante la historia, sería un gran cambio, además de gran moral y ejemplo revolucionario. Pero yo lo completaría de la siguiente manera, todo aquel que posee un cargo de gerencia debería también desprenderse del mismo. El tiempo es fundamental en este momento y una persona cumpliendo varias tareas de responsabilidad se limita en el tiempo, vamos a pensar humanamente, ¿una persona puede estar en varios espacios a la vez? 

No nos limitemos solo al congreso, veamos el más allá que queda después de el, debería como mínimo quedar la respuesta profundamente ideológica.  

Es indispensable comenzar con la formación de cuadros y afianzar la conciencia revolucionaria, al momento de cualquier coyuntura solo la conciencia nos hará libre. 

El camino es arduo, los camaradas tienen una gran tarea, nosotros los revolucionario debemos apoyarlos desde cualquier espacio. 

Solo unidos venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6002 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela


Otros artículos sobre el tema PSUV: I Congreso Extraordinario

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre PSUV: I Congreso Extraordinario