Castigos contra el derroche eléctrico

El Comandante Presidente camarada Hugo Rafael Chávez Frías, que en lo
sucesivo llamaremos Chávez para ahorrar palabras, acaba de decretar el
Reglamento de Castigos Disciplinarios destinado a castigar el derroche
de electricidad mientras dure la fase momentánea de escasez.

En tal sentido se advierte a los usuarios del servicio eléctrico que
cada recibo de luz deberá ser menor al anterior, so pena de incurrir
en algunas de las sanciones que mencionaremos más adelante.

Si, por el contrario, el usuario o suscriptor presenta rebajas
sucesivas en el consumo mensual, el segundo recibo no tendrá que
pagarlo ni de allí en adelante ninguno que aparezca inferior al mes
anterior. Así ocurrirá hasta el momento que el recibo llegue a cero,
en cuyo caso se revisará el cableado para averiguar de dónde se está
robando la luz.

El robo de luz se califica como un atentado contra la seguridad
pública y será castigado como traición a la patria, con pena de cárcel
en un calabozo oscuro, sin aire acondicionado, ni televisión, con
derecho a una vela por semana.

El encargado de determinar los derroches eléctricos es el repartidor
de los recibos de luz, que en cada visita nocturna observará el
comportamiento de la persona sospechosa. Para empezar tocará el
timbre, el cual, como es lógico, no debe funcionar para ahorrar
corriente. Luego tocará la puerta y observará si hay algún bombillo
encendido en la casa. Con cualquier excusa entrará a la vivienda y
comprobará si por alguna aberración está funcionando el aire
acondicionado. Además pedirá permiso para ir al baño y comprobar si
hay agua caliente.

Con todo disimulo ingresará a la cocina, donde verá si la nevera está
enchufada, lo mismo que el microondas, la batidora y el horno. Todo
ello lo consignará en la libreta de reportes.

Finalmente aplicará los correctivos reglamentarios. Por cada
aparato conectado, así no esté funcionando, impondrá una sanción
consistente en tres nalgadas. El reincidente recibirá raciones de plan
de machete y los contumaces serán condenados a la silla eléctrica,
donde ellos mismos deberán pedalear para activar un generador de
emergencia.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3689 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor