Chávez...la piedrita en el zapato

EL QUE SE PICA… Ver a los presidentes Lula y Chávez recorriendo las sabanas de Anzoátegui, pasando revista a los sembradíos de soya y firmando acuerdos para impulsar la producción agrícola, minera, industrial y cultural, es altamente reconfortante y prometedor. Pero por otra parte, quizás en el mismo noticiario o periódico, ver a los cancilleres de Colombia y Estados Unidos firmando el acuerdo de instalación de las siete bases militares en territorio colombiano, es indudablemente preocupante, triste y de pronóstico negativo para la región. No son los dos lados de la misma moneda. Aquí hay un gobierno que todos los días abre brechas, caminos, veredas, trochas y miles de espacios para la vida de los habitantes que no solamente habitan en territorio venezolano sino en toda Latinoamérica. Un gobierno que habla de la patria grande y así ha sido entendido por millones de habitantes de nuestra América. Es en buena medida hacerle honor y ser consecuentes con los grandes maestros y soñadores de la libertad americana.

Allá están los sembradores de tempestades, tormentas y muerte. Allá están quienes sin ningún desparpajo negocian y condenan su territorio y su pueblo. Ellos jamás supieron lo que es dignidad y soberanía. El submundo de la parapolítica y el insaciable imperialismo se los traga y los convierte en basura. ¡Que triste huella dejan!

Aquí sembramos el futuro, y el optimismo renace cada día en un pueblo que cada día suma victorias. Atrás va quedando la desesperanza y la frustración que encarnaron los viejos partidos, plagados de vicios de todo calibre.

AMPOLLA Y PEDRITA…Como los buenos y los malos hacen esta historia. Y cierto es que lo viejo se resiste a desaparecer. Nadie duda que este presidente que tenemos, así como es. Con su estilo veguero, dicharachero y respondón. El mismo que llama al pan, pan y al vino, vino. Directo y provocador. Tolerante y persuasivo. Sin pepitas en la lengua. Es el mismo que no oculta su enfado ante la ineficacia de los “servidores públicos” y clarito les dice todos los días que quien no quiera trabajar por el pueblo y hacer las cosas bien, que recoja sus maletas y se vaya. Y tiene que ser así porque para los venezolanos los gobiernos del Pacto de Punto fijo o de la guanabana adeco-copeyana se convirtieron en un martirio que parecía no tener fin. De manera que Chávez es una piedrita en el zapato para los rojo-rojitos fashion y también para los pitiyanquis e imperialistas.

(Dedicatoria. Para Alí Primera. Cantor del pueblo. Bandera cultural y política de la Revolución Bolivariana)

juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1645 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: