Un nuevo Cachorro en Venezuela

Si bien nuestra querida, contaminada y única Oposición ha dado una nueva vuelta sobre su eje imaginario, reeditar el juego duro del 2002, indiscutiblemente el presidente Chávez ya no es el mismo de aquel entonces, cotidianamente brinda demostraciones contundentes que ya no será tan fácil montarle una nueva celada.

Rabiosamente convencidos que ningunos de los famélicos políticos, ni los masturbados estudiantes de manitos blancas, ni tampoco los encolerizados periodistas pueden minar la creciente popularidad y respaldo del presidente Chávez, han importado un out sider o mercenario intelectual para que les haga lo que ya de por sí les resulta una misión imposible.

La llegada del autor de Los Cachorros, a so pena de que pueda regresar con la misma suerte que la del protagonista de su propia historia, ha sido saltando al cuadrilátero de una vez. Al parecer el ego nuevamente le juega la misma mala pasada de cuando perdió la presidencia de su país y le hizo ir a vengar el despecho acogiendo la ciudadanía de su madre patria.

Como todo mercenario de las letras, este otrora intelectual de “izquierda”, en los últimos tiempos ha encontrado mayor placer racional adhiriéndose a las compensaciones económicas de sus mecenas o marchantes que la romántica pero trabajosa actividad que ha hecho grande a los Grandes. Al igual que otros ha encontrado en la calculadora no solo la mejor manera de imprimirles personalidad a los personajes de sus escritos sino que, incluso, presta su imagen a causas que le retribuyan mayores satisfacciones y popularidad económica, seguramente para encontrar un poco más de la mitad del cupón para el Nobel.

Previamente habiéndose escupido los dedos para que no se le pegaran los billetes ha resuelto, después de remangarse la camisa, aconsejar lo que será una nueva y más catastrófica estrategia, tan igualmente suicida como la de tiempos anteriores. Por lo que se ha podido observar la Oposición venezolana conjuntamente con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) busca dar motivos legales para que el gobierno le retire la concesión al canal de noticias Globovisión.

Este canal ampliamente participe y protagonista del fallido Golpe de Estado del 2002, solo cuenta con señal abierta en la ciudad de Caracas y Valencia, y a nivel nacional se transmite por operadores privadas de televisión por suscripción, igualmente se tiene amplio registro que su audiencia cautiva es mayoritariamente en sectores de clase media y alta. Por consiguiente un eventual retiro de la concesión de señal abierta no les ocasionaría mayores traumas, aunque si motivos o argumentos para que señores como Vargas Llosa recreen sus lucrativas telenovelas.

waldomunizaga@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2484 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor