Abril es lucha, reflexión y esperanza

2002-2009… ¿HABLAR DE AUTODESTRUCCION?…Abril se ha convertido en mes símbolo de esta revolución que se abre paso en medio de mezquindades. Llámese Socialismo del Siglo XXI o Revolución Bolivariana esto que ahora vivimos se ha convertido de manera clara y palpable en una demostración práctica y convincente del quehacer democrático contemporáneo. Referencia para muchos pueblos del mundo. No es un decir de la boca para afuera. Y aunque persistan flagelos desviacionistas que pudieran nublar o teñir los éxitos que se han logrado hasta hora, todo parece indicar que será muy difícil que vuelvan los estilos, maneras y dirección que gobernó en el pasado. Con el avance de participación logrado hasta ahora, si de algo hay que cuidarse es de la autodestrucción. Los enemigos externos están declarados. No quede duda que a lo interno hay algo de eso. Porque si hasta ahora son palpables los síntomas, no puede ser consuelo seguir afirmando que esta es una revolución muy joven. Cuidado con convertir esta creencia en excusa para justificar el avance de un enemigo que lo hemos mantenido frenado y a distancia. Argumento que no niega su existencia. Tampoco permite posturas petulantes o aires de sobrados. Se trata de entender a plenitud que el camino escogido es duro y que es el mismo pueblo venezolano quien de manera alegre, entusiasta y victoriosa lo ha acompañado y ratificado de manera consecutiva. Esto debe pesar en la mente y conciencia de cualquier dirigente en cargo de gobierno.

EL EJEMPLO DE CHÁVEZ...Cuando en días recientes el Presidente Chávez se dirigió a la nación para referirse a medidas de carácter económico o que haríamos en Venezuela para evitar las consecuencias o coletazos de la crisis que hoy ahoga sin contemplación alguna a todo el mundo, dijo una vez más que no serían nuestros conciudadanos quienes pagarían los platos rotos. Aunque la oposición esperaba las recetas que ellos pusieron en práctica para llevar al país a la bancarrota, el gobierno una vez más afirma su condición de preservar a toda costa los avances sociales, educativos, de salud y económicos que hasta ahora apuntan en el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros habitantes. Aquí, vean ustedes, no hay contemplación ni división de ningún tipo. Obviamente, hay que consolidar todos los planes sociales exitosos que van dirigido a la mayoría que por muchas décadas estuvo excluida. Este es el ejemplo que da un gobierno serio y un Presidente comprometido con la causa del socialismo como meta del bienestar colectivo.

¿Y LOS OTROS EJEMPLOS?... Si mal no recuerdo, en el último viaje que nos hizo Fidel, junto a Chávez recorrió parte del país. Pueblo por pueblo observó necesidades y desesperadas peticiones al Presidente. En cada petición iba una carga de confianza y fe que distaba del liderazgo local. Para esa gente del pueblo el alguien que le extendería la mano era precisamente Chávez, el` Presidente. Fidel se dio cuenta de todo esto y se lo dijo a Chávez, quien lo asumió como mensaje a sus gobernadores, alcaldes, legisladores, concejales, prefectos y demás dirigentes. Se trata de que toda esta “cadena de mando” asuma la gestión pública de manera comprometida y solidaria. Ya se ha dicho, no se trata de vivir de las prebendas que pudiera dar la revolución. No se trata de convertirse en un aprovechador y vulgar funcionario. Este abril del 2009, con una oposición apátrida y por tanto enemiga frenética de la Revolución Bolivariana, invita a todos los revolucionarios, y de manera muy especial a quienes ocupan cargos de gobierno y de dirección política, a no seguir dando la espalda o mirando de reojo a las 3-R. Abril es lucha, reflexión y esperanza.

chapot339@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1458 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: