Los campesinos hacemos revolución

¿Que tienen que ver los resultados del Referendo Aprobatorio del domingo 15 de febrero del 2009 con la sinfonía diáfana de los cánticos de un cristofué en los valles purgados de maíz en Yaracuy; con la monotonía cristalina de un burucuco que observa los vaivenes de un aguaitacaminos en los verdiazules cafetales en las montañas Gabaldoneras de Lara; con el silbido certero del gavilán pico amarillo que se asoma en los vericuetos caminos de Portuguesa; con la mirada febril del Yanomami que disipa amaneceres desde el Orinoco hasta la virgen Selva del Amazonas; con la brisa sonora que canta impulsos de recuerdos por venir en la llanura prodigiosa de Barinas, Guárico, Cojedes y Apure; con el rostro curtido de libertad en un niño campesino que encaramado en un palo de escoba, juega a ser Bolívar, el que comió guamas y pomarrosas; con las misas sanadoras de Amor y Revolución del Padre Mario en Monte Carmelo en Sanare; con la férrea voluntad para soñar semillas de Gaudis García allá en Guaja; con los poemas hechos arcoiris y ardillas, desde el maíz taita coyón rescatados por los Morochos Escalona con auxilio de la memoria de los libros vivos y la neblina soñadora de Yacambú; con la mirada emprendedora de Revoluciones que destilan amores inconclusos desde el alma de Rosa Elena, la Ondina cuidadora de la laguna de San Mateo; con la virtud viva de Dilia Mendoza, formadora de conciencia en Bojó; con los corazones amalgamados de ternura de los y las jóvenes que serpentean montañas desde Las Damas, Caspo, Tintinal, Guapa para reconstruir la agroecología heredada desde los orígenes del Sol Naciente; con el Amor y la espiritualidad cristalina, libre, jugueteando con nereidas y silfos desde el Páramo las Rosas; con la vida sincera de una hada verdadera, Fortunata, la que no se cansa, la que alivia el hambre del viajero desde Tamboral hasta Agua Fría; con todos los caminos y senderos campesinos que construyen el Amor?. Si tienes estirpe campesina lo podrás entender. Como se pregunta Pausides Aguilar, el campesino que bendice la tierra y las aguas: ¿ Será que solo en el campo escuchamos al presidente? o ¿Será que somos socialistas de nacimiento?.

Revisen los resultados, caserío por caserío, contrasten municipios campesinos con municipios urbanos, barrios(allí tambien son campesinos) con urbanizaciones(allí no quieren recordar que son campesinos, el fantasma del TENER los encadena a los privilegios falsos del estatus social). El SI alcanzó hasta un 90%. ¿No me creen?. Revisen los datos en la hoja del CNE. Por ejemplo busquen en Lara, municipio Andrés Eloy Blanco, parroquia Yacambú (Escuela Bolivariana El Tamboral), municipio Morán, parroquia Anzoátegui (Escuela Bolivariana La Boca). Revisen otros estados, otros municipios.

En el campo hay amor, allí hablamos con las aguas, con los montes, con las piedras, con los duendes que cuidan nuestras siembras, con el sol de la tarde, con las estrellas libertarias que iluminan nuestro infinito cielo, con la noche entretenida de sueños sonoros, con una hoja seca que dice adios a su padre árbol y besa el suelo, cuál amada venturosa de Amor Divino. Los campesinos estamos decididos a ser libres, porque en esencia ya lo somos.


fundagraria@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72881.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO