Batalla decisiva

Los esfuerzos que me llevan por lugares de batallas, enfrentando fantasmas que se enquistaron en el pueblo humilde, con un trabajo planificado del imperio; hoy tiene constatada evidencia de lo que el mal es capaz de enraizar con su veneno, lo lograron y los tentáculos infectados de la alienación, están intactos en la base de nuestro pueblo.

Etiquetarlos es lugar común, pero son maléficos, macabros, tienen nominas de tarifados con presupuestos sangrientos, subsidiados desde agencias foráneas, especializadas en falsear la información con métodos golpistas, meticulosamente captan manejables desde la universidad, alimentándolos con afán de pantalla, los convierten en traidores de su propia clase, traicionan principios a cambio de complacer un ego que dejo de ser responsable con el compromiso de equilibrio y el juramento que deben a la profesión.

El mal es gigante y está metido en nuestros hogares, con una patente de corso que lo hace un huésped aparentemente amigable y se siente útil en la familia, lo aceptamos aun en los grados de conciencia como algo necesario, sin el aparato la vida se hace monótona, no concientizamos el mal; el objetivo de sus explotadores es idiotizar al pueblo que está despertando y con ese monstruo metido en nuestra casa, la posibilidad de recuperar valores que se necesitan en revolución para construir patria están maniatados.

Es drástico y no fácil, proponer que acabemos con ese entretenimiento que tanto daño hace, lo que sí es posible, empezar a luchar por construir contenido distinto; aunque propondría cambiar esos dueños despiadados; la patria a través de las comunidades organizadas, estructurar con objetivos revolucionarios, donde se pueda proponer un plan que encaje en el proyecto que estamos construyendo y aseguremos que esa poderosa arma que utilizan con nuestro espectro y en contra, sirva al pueblo y a la revolución.

El llamado es a las autoridades competentes, que aun sabiendo lo difícil que es asumir la propuesta, es necesario que entendamos; no se puede construir patria con ese elemento ideológico atravesado en la línea de combate, es demasiado fuerte para la lucha y se plantea desigualdad en el combate; duerme con nosotros y es triste reconocerlo, creo adicción en una generación, han hecho que sea un vicio en parte de nuestros hermanos; asumamos el análisis de la propuesta como algo urgente en beneficio del proyecto, porque el camino se hace complicado, pero reafirmemos que, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1476 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72703.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO