”¡Uh, Ah, Chávez no se va!”

La enmienda constitucional fue aprobada por más del 54%

”Uh, Ah, Chávez no se va!”, la canción emblema de la campaña electoral del SI a la enmienda constitucional que habilita la reelección de todos los cargos electivos, atronó en todos los barrios de las ciudades y pueblos de Venezuela, cuando a las 21.35 horas del domingo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio a conocer la victoria de la propuesta impulsada por el presidente Chávez.

Contabilizados más del 94 por ciento de las actas electorales, el SI triunfó por más de 6 millones de votos, un 54,36 por ciento de los votos emitidos, frente a poco más de 5 millones de votos, un 45, 63 por ciento, por el NO.

Aunque la victoria del SI se venía palpando desde poco después del mediodía, la confirmación de la aplastante victoria, décima quinta en los 10 años del proceso bolivariano, desató la euforia de los ”chavistas” en todo el país. ”El pueblo unido jamás será vencido”, la canción del proceso allendista, también se sumó al festejo popular junto al atronar de cohetes y bocinas de vehículos.

La euforia se desató no sólo por otro triunfo electoral, sino por la certeza de que el presidente Chávez volverá a ser electo en la próxima contienda presidencial ante la falta de contrincante confiable de la oposición. Apenas concluida la lectura del comunicado oficial del CNE, el presidente Hugo Chávez apareció en el balcón del pueblo del Palacio Miraflores, donde ya lo esperaban miles de personas.

”Ahora viene lo bueno”

”Ahora es que viene lo bueno” resumió el presidente Chávez en su discurso desde el balcón del palacio presidencial. El mandatario insistió en la idea que ahora el pueblo venezolano está concluyendo la revolución independentista iniciada por Simón Bolívar casi 200 años atrás.

En un emotivo discurso, transmitido por cadena nacional de radio y televisión, Chávez se proclamó ya candidato para las presidenciales del período 2013-2019 y retomó la consigna de ”las tres R” llamando a sus ministros a revisar lo actuado, rectificar lo mal hecho, y reimpulso del proceso revolucionario.

Chávez, tras felicitar al pueblo por la victoria y a su comando de campaña, dio a conocer que la primera felicitación recibida fue la del ex presidente y líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro. En un corto mensaje, Castro señalaba que el resultado electoral era "una victoria imposible de medir por su magnitud".

Chávez, coincidió con esa valoración y aseguró que el resultado ”despeja el horizonte político” de la revolución bolivariana que ratificó como socialista y democrática. "Hoy ha ganado la verdad contra la mentira, ganó la constancia de un pueblo. Hemos hoy abierto de par en par las puertas del futuro". "Aquí estoy parado firme. Mándenme el pueblo, que yo sabré obedecerle. Soldado soy del pueblo, ustedes son mi jefe". Añadió "a menos que Dios o el pueblo dispongan otra cosa, este soldado es ya precandidato a la Presidente de la República para el período 2013-2019. ¡Preparen a sus currutacos!"

"Yo sabía que ustedes no me iban a fallar, y yo no les voy a fallar" exclamó. "Ustedes han escrito mi destino político, que es lo mismo que el destino de mi vida. Yo quiero decirles que lo asumo con plenitud en el alma y el espíritu".
"Yo hoy le juro al pueblo venezolano que a partir de este instante me consagro íntegramente al pleno servicio del pueblo. Es una consagración definitiva". "Quiero ratificar mi compromiso con el socialismo bolivariano y la democracia socialista", dijo recordando además que en 2010 será el bicentenario de la primera declaración de independencia, y en 2011 será el bicentenario de la Independencia. En 2012 serán las elecciones presidenciales para las cuales desde ya se considera precandidato.

La victoria fue ocasión también para lanzar lineamientos políticos al equipo de gobierno, fijar prioridades de gestión pública, y de paso, adelantar el programa de la campaña política de futuras gestas electorales. "Hay que luchar en contra de la inseguridad en las calles, en los pueblos, en los barrios. La lucha contra la corrupción en sus mil maneras. La lucha contra el despilfarro, el burocratismo, la ineficiencia".

“Debemos revisar todo lo que hemos hecho y empezar a rectificar, a ajustar, a fortalecer en lo económico, en lo social. Las misiones sociales debemos fortalecerlas aun más. Y luego estaremos en condiciones, en mejores condiciones, a partir de 2010, para continuar abriendo nuevos horizontes, nuevos espacios”, sentenció. “Estos 10 años próximos seguiremos avanzando en la construcción de Venezuela en una potencia internacional”.

“Con esta victoria comienza el tercer ciclo histórico de la Revolución Bolivariana del 2009 al 2019. Yo estoy listo, hemos abierto las puertas del futuro para continuar transitando el camino y cuál es el camino, ustedes lo saben, es el camino de la dignidad del hombre, de la mujer, de la dignidad del pueblo, y ese camino no tiene otro nombre y es el socialismo”, dijo.

Como en anteriores ocasiones, Chávez extendió la mano a la oposición para que acepten el resultado y se mantengan en el camino de la legalidad. "Es una victoria de los que también votaron por el NO, aunque ellos no lo acepten y no lo entiendan. Es una victoria de toda Venezuela, y ellos son parte de Venezuela”.

La oposición duda

En tanto, la oposición, que eludió admitir reconocer el resultado durante toda la jornada, reconoció cerca de la medianoche el triunfo del SI, aunque intentó empañar el resultado acusando al gobierno de usar recursos extras para ganar.

La campaña para sembrar dudas sobre la jornada electoral, con denuncias sobre mal manejo de las máquinas de votación, no logró convencer a nadie. Poco antes del anunció del CNE, el observador internacional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Alfonso Quiñones, había admitido en distintas cadenas de televisión, que había presenciado un proceso electoral con total normalidad. Quiñones expresó que habían visitado varios centros de votación y presenciado el recuento en la sede del CNE. El observador de la OEA sostuvo que el sistema de votación ”tiene todos los requisitos y salvaguardas del caso”, en abierta contradicción con las denuncias de los medios de comunicación de la oposición.

El hecho de que los votos nulos no superaron los 200 mil sufragios, terminó con unos de los argumentos más repetidos, que las máquinas funcionaban mal y anulaban los votos. De hecho pasó, que si el elector apretaba muy rápido en la pantalla su opción de voto y la confirmación, sin dar tiempo a que en la pantalla apareciera marcada la opción votada, el resultado aparecía como nulo y no se podía repetir. Pero eso le sucedió también a un gobernador chavista, y en todo caso, aunque todos los votos nulos hubieran sido para una tendencia, no modificaba en nada el resultado general.

Ya en la medianoche, los voceros de la oposición, Omar Barboza, presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT); Ismael García, vocero de Podemos; Freddy Guevara, de UNT y Tomás Guanipa, de Primero Justicia, reconocieron a regañadientes la victoria del SÍ pero denunciaron un supuesto ventajismo del oficialismo que, sostuvieron, tenía más recursos.

Estos dirigentes políticos volvieron a colocar a los estudiantes universitarios como punta de lanza del proyecto opositor, reclamando que se ”mantengan en sus ideales”, aunque el mensaje real era de mantenerse en las calles, para, dijeron, "restablecer la democracia".

Tomás Guanipa, dirigente del partido Primero Justicia, dijo que "hoy ciertamente el gobierno ha logrado mayor cantidad de votos pero hoy el gobierno tendrá que reconocer que existe una fuerza democrática y una oposición que ha sembrado en los corazones de los venezolanos la esperanza de un país que lucha, que no se arrodilla y que luchará por un país mejor y por el logro de la unidad para todos". Aunque nunca admiten que viven en un sistema democrático, Guanipa aceptó volver a desafiar al presidente Chávez en las elecciones de 2012. Sostuvo que entonces Venezuela logrará un cambio "y ese cambio será para que el país tenga paz, unidad, que todos podamos reencontrarnos en una Venezuela distinta".

Por su parte Freddy Guevara, concejal Metropolitano, aseguró que en esta contienda electoral lo que se impuso fue "el abuso del Estado y la visión del miedo y el engaño a miles de venezolanos". "Para una parte de la población venezolana que no ha votado con miedo ni engañada, esa parte de la población venezolana votó porque cree que no existe alternativa y porque cree que la conducción del país tiene que estar ligada a una persona. Nunca más podemos permitirnos los errores que hemos cometido", resaltó Guevara. También reclamó un "proceso de reflexión interna" entre los disidentes del gobierno, e hizo un llamado a la oposición y al movimiento estudiantil a "mantenerse firme en sus ideales".

Toque de diana para el inicio de la jornada electoral

A las 3 de la madrugada, toques de diana grabados, explosión de cohetes, bocinazos, cumbias en los altoparlantes, indicaban que los ”chavistas” se preparaban para iniciar la jornada electoral este domingo. Las fuerzas de respaldo al proceso revolucionario estaban conscientes de que el mayor enemigo a vencer era la abstención.

La masiva participación era necesaria para asegurar una victoria aplastante de la enmienda constitucional que habilita la reelección indefinida de todos los cargos electivos, y para que después esa victoria no pudiera ser cuestionada ni por el resultado, si se daba por un escaso margen, ni por haber sido sancionada con un bajo porcentaje de habilitados para votar. De esa manera se contestaría a los argumentos ya preparados de la oposición, cuestionando el resultado.

La importancia de la participación electoral fue medida de manera muy diferente en Venezuela. El Consejo Nacional Electoral decidió extender dos horas el horario de votación, de 4 a 6 de la tarde, para dar oportunidad a la mayor cantidad de ciudadanos a expresarse, y teniendo en cuenta las largas colas que se formaron a última hora en las pasadas elecciones regionales de diciembre, que obligó a extender el horario de cierre de mesas.

Esta decisión de extender el horario, y permitir la mayor participación ciudadana, una medida que en cualquier otro país se comprendería como una señal de democracia, fue rechazada por la oposición local y los observadores de la derecha internacional invitados por ella.

Es que históricamente los sectores más marginados y pobres de la sociedad eran quienes se abstenían de votar, seguros de que sólo estaban presenciado un relevo de gobernantes del mismo pelo, aunque se denominaran distinto. Y la clase gobernante estimulaba esa abstención, dejando que la rotación en el gobierno se sancionara por un escaso porcentaje de la población.

Así, el eurodiputado derechista español, Luís Herrero, con total desprecio a su papel de observador, participó en un programa de televisión opositor para rechazar la extensión del horario de participación, lanzar sospechas sobre fraude electoral, y acusar al presidente Chávez de dictador. Después se sorprendió y asumió el papel de víctima cuando el órgano electoral le quitó su credencial de observador y solicitó del gobierno que lo expulsara del país. Su papel de provocar y arrojar sombras sobre un proceso electoral repetido decenas de veces desde que Chávez asumió la presidencia, y avalado por múltiples misiones de observadores internacionales, estaba cumplido.

Es que la oposición venezolana no considera que la democracia conlleve una participación igualitaria de sus ciudadanos. Unas semanas antes, un rector de una universidad privada de Caracas, reivindicó el voto calificado de los ciudadanos, argumentando que determinados temas no pueden ser resueltos sino por personas calificadas. Cualquier similitud con las propuestas de los monarquistas de Indonesia, no es pura coincidencia.

Por otra parte, el Partido Socialista Unido de Venezuela y las fuerzas que respaldan el proceso bolivariano, lanzaron una ofensiva de visita puerta a puerta para asegurar una mayor participación y la victoria del SI a la enmienda constitucional. Una grabación del presidente Chávez invitando a votar Si y reclamando el protagonismo de los ciudadanos, fue distribuida por correo electrónico entre los militantes del PSUV inscriptos. También un mensaje de texto, firmado por Chávez fue masificado por SMS a los celulares de los militantes inscriptos.

Chávez encabezó la campaña por el SI y se lanzó a una maratón de actos y recorridos por el país, obligando con su marcha a que la estructura del joven partido lo acompañara.

La oposición, también tuvo presencia en las calles, aunque menos numerosa, pero a veces más ruidosa con los cortes de calles y protestas a veces violenta de los estudiantes universitarios. Además, la oposición controló los medios de comunicación de masas, nacionales y extranjeros.

Según un estudio entregado al órgano electoral, el 66 por ciento de los medios impresos nacionales, tuvieron una clara inclinación al NO, y sólo un 22 por ciento a favor del SÍ. El estudio fue realizado por el Observatorio Global de Medios, una organización que tiene un convenio con el CNE para asesorar sobre el tratamiento y seguimiento de los medios de comunicación en los procesos electorales y ha participado en los comicios de 2004, 2005, 2006 y ahora en 2009. El estudio abarcó el comportamiento de 14 medios impresos y de televisión durante una semana.

ricardher@gmail.com
barometrointernacional@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72647.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO