El triunfo y la batalla ideológiva comunicacional

“En Venezuela se ha impuesto la verdad y derrotado la mentira”

Palabras de Chávez en la Noche del 15/02/2009



Efectivamente, el Proyecto bolivariano logró un rotundo triunfo frente a las oscuras fuerzas de la oposición. Hoy puede decirse y confirmarse, que el proyecto de cambio comienza a salir de una encrucijada y debe decidir, cuál de las opciones (rutas) que tiene al frente debe tomar. Esa decisión obliga a revisar el mapa vial, porque el objetivo está definido, pero posiblemente algunas de esas rutas pueden seguirse sin hacer uso de retrovisor, sin percatarnos del paisaje y sin fijarnos cuidadosamente en los mensajes que están colocados en las señalizaciones viales, que puden determinar que muchos compatriotas decidan tomar la vía de retorno

Se logró una victoria, más hay la necesidad de insistir en un profundo análisis de los procesos electorales porque hay situaciones y datos que deben ser analizados. El análisis debe ser abordado no con el ánimo de colocar a alguien en el “banquillo de los acusados”. En esta oportunidad, el desempeño del gobierno Nacional y de los gobiernos regionales y locales debe ser abordado porque ha estado pendiente, pero hay que colocar en la agenda de discusión, un tema del que se habla mucho, pero parece que no es valorado adecuadamente. El problema de la lucha ideológica y del combate a la mentira reclama un tratamiento especial.

Consideremos un poco, los resultados electorales desde 2006 hasta los de este domingo 15/02/2009.En las elecciones presidenciales 2006, Chávez obtuvo 7.309.080 votos y el filosofo de la oposición (no del Zulia*) logró 4.292.466. La Diferencia fue sustantiva y pasó los tres millones de votos. En el referéndum sobre la reforma; el Chavismo obtuvo en promedio (Bloque A y B) 4.357.274 votos y la oposición 4.513.343. Como sabemos, el NO ganó con una diferencia de 156.079 votos aproximadamente.

Si se revisan los números de las elecciones regionales del 23/11/2008, se observará dos tipos de datos que no son muy diferentes. A nivel de Gobernadores el PSUV obtuvo 5.073.774 votos y la oposición logró 3.948.912; la diferencia fue de 1.124.862 votos. En el caso de los Alcaldes, la votación para el PSUV fue de 5.963.972 y los Alcaldes de la oposición obtuvieron 4.671.400. En este caso, la diferencia fue de 1.292.572 votos. En promedio, la diferencia fue de 1.208.716 votos.

En el caso de la enmienda y considerando los datos del 2do boletín del CNE, la diferencia entre la opción SI y la opción NO, fue de 1.116.542 votos. Chávez obtuvo 6.310482 y la oposición 5.193.839. Como puede verse, hay dos situaciones que requieren una reflexión. Por un lado, las distancias se acortan y por otro, está el dato que indica un avance en el campo de la oposición. Si comparamos la votación de la oposición en la enmienda con la obtenida el 23/11/2008 a nivel de gobernadores; el avance fue de 1.245.927 votos; si la comparación la llevamos a nivel de votación de Alcaldes, el avance fue de 522.439 votos.

En el campo del Chavismo, hubo avance pero en menor proporción al de la oposición. Si comparamos la de gobernadores con la obtenida este 15/02/09, obtuvimos 1.236.708 votos más, pero si se analiza el resultado de la enmienda con los resultados del 23/11/08 a nivel de alcaldes, la diferencia es de 346.510622 votos. Son datos para leer y buscarle explicaciones.

La situación no hay que verla para cargarle la culpa al gobierno. Es posible que hayan cosas y políticas públicas cuyo desarrollo no es el deseado, pero no es ese el asunto que quiero poner en la discusión en esta reflexión. El asunto es que este “desgaste” ocurre en un marco de efectivo “empoderamiento” de los pobres. Este “desgaste” está sucediendo en un marco de logros sociales importantes: 1) disminución del desempleo, 2) Disminución de la pobreza general, 3) Disminución de Pobreza Extrema, 4) Incremento de la Demanda, 5) disminución de la mortalidad infantil, 6) Aumento en la esperanza de vida, 7) Una mejor distribución de los ingresos, 8) Participación de los Consejos Comunales en proyectos, cuyo financiamiento ha significado importantes aportes financieros en mano de las comunidades.

No veo correspondencia entre el desarrollo de esta política social y el gran esfuerzo en movilización que se hizo con los resultados. Si comparamos la campaña de la opción SI, respecto a la Campaña de la opción NO, es fácil concluir que el “NO”, se limitó a movilizar unos cuantos estudiantes con sus guarimbas y desempolvar su tradicional campaña de mentira y manipulación. El Gobierno se movilizó y realizó muchas marchas, pero el producto de ese esfuerzo fue bajo. Es importante colocar la mirada en ese aspecto, porque es razonable que una persona de la clase media alta y los poderosos de este país se oponga al proyecto bolivariano, porque en el fondo es un proyecto que afecta sus intereses, pero cada vez uno observa con mayor frecuencia, que ciudadanas y ciudadanos que habitan en los barrios y que han sido excluidos y golpeados por las políticas económicas neoliberales razonando y actúando como el “mata cura” o como el dueño de El Nacional.

Entonces, es urgente detenerse nuevamente en las tres “erres”, pero más importante que eso, es abordar con urgencia, la batalla ideológica y comunicacional, porque esa batalla que hemos estado perdiendo, está definitivamente mermando la posibilidad de crecimiento y profundización del proyecto bolivariano. Antes de las elecciones del 15/02/2009, la asociación independiente que vigila el desempeño de los medios nos informó sobre la relación tan desigual de esta lucha.

Al final de cuentas, un hombre y mujer del barrio que no tiene ninguna propiedad que perder han actuado como si lo fuera, porque sin movilización (grandes marchas y concentraciones) la oposición centra su estrategia en la guerra psicológica, metiéndole a la gente humilde miedos e ideas que no los afecta para nada, porque son mentiras y porque de ser verdad no lo afectaría. La mayoría de los venezolanos que viven en barrios no tienen abastos ni panaderías; los abastos en los barrios y urbanizaciones están en manos de los asiáticos y las panaderías las manejan los portugueses

Por es razón, creo que las palabras que ofreció el Comandante en el balcón del pueblo la noche del 15/02/2009, es más o menos una media verdad. El Presidente dijo: “En Venezuela se ha impuesto la verdad y derrotado la mentira”. Pienso que no es así, la mentira se ha venido imponiendo y el inmenso esfuerzo que ha hecho este gobierno para empoderar a los pobres, la mentira y la manipulación se lo ha estado tragando.

(*) Creo que el Zulia no se merece que califiquemos a Manuel Rosales Como su Filósofo. Será el filósofo de la Oposición y Nuevo Tiempo. asi suena totalmente ajustado a la realidad

evaristomarcano@cantv.net







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1396 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a72644.htmlCd0NV CAC = Y co = US