La crisis del siglo y la enmienda

El Apocalipsis financiero del capitalismo (globalización neoliberal), anunciado desde Venezuela por el presidente Chávez, no ha terminado; progresivamente el neoliberalismo imperial instauro mundialmente, la inseguridad social, ambiental, alimentaría, energética… finalmente dejo ver la inseguridad económica existente desde hace varios años, con un punto común: haber sembrado año tras año la miseria, hambre y pobreza en el mundo.

El paradigma del mercado infalible se ha autodestruido. En cambio, el modelo de los países que adoptaron algun tipo de control de cambio (como el caso venezolano) se ve, en este momento reivindicado; aunque el impacto de la crisis se hará sentir en todo el planeta, las economías que buscaron mecanismos de ruptura alternativos a los de tutelaje y dominación por parte del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial: como la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y el Banco del Sur. O la idea de un banco de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) propuestas por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, saldrán mejor paradas. Mención aparte, merece la creación del Fondo de Desarrollo Nacional (Fondem) que resulto, una nueva arquitectura nacional de financiamiento público. Gracias a estas medidas y a otras propuestas de previsión, del comandante presidente, Hugo Chávez, (como la creación de un conjunto de fondos binacionales de inversiones y de bancos con Estados aliados estratégicos como Rusia, Irán y China) encuentran a Venezuela y al continente latinoamericano y caribeño, en una situación muy distinta a las que el capitalismo neoliberal les había asignado históricamente.

Estos eventos a los cuales muchos han sido indiferentes, indican una crisis de valores ético y moral, de un sistema que sustituyo los intereses sociales de los pueblos por los intereses de los grandes consorcios económicos internacionales, sin importar el salvajismo de las consecuencias de este acto: lo que en definitiva estamos presenciando, es una profunda crisis ética de los hombres de Estado, al servicio de los grandes dueños de los capitales, de las transnacionales y a espaldas del pueblo.

Por ello, países como Venezuela, acompañado por otros países hermanos de América Latina y el Caribe, se desprendieron del sistema financiero anclado en el dólar y emprendieron la travesía de inventar un nuevo orden económico, con todos los riesgos y la critica mundial que ello implicaba.

Luego de 10 años de gobierno, que para el año 2012 serán trece, el desgaste político del liderazgo de Chávez es natural y de eso hay que estar consciente, pero también hay que estarlo de que es necesario impedir que el proceso revolucionario se detenga, se desacelere o retroceda, y esto es un ejercicio concreto que debemos hacer: manteniendo al comandante presidente en el poder a través de la enmienda; la continuidad de Chávez, es fundamental para las luchas populares y toda la izquierda para ir con todo por la vía de la profundización de la revolución bolivariana.

El Socialismo del Siglo XXI en Venezuela está en nacimiento, pero para que ello sea posible, todo el esfuerzo debe estar puesto para que la revolución bolivariana revolucione permanentemente y para que sea así, hoy más que nunca, es necesaria la continuidad del proceso revolucionario y esto pasa por la posibilidad de postular repetidamente, al Comandante Presidente, Hugo Chávez Frías.

La enmienda es vital, de ella depende la el destino revolucionario de este pueblo venezolano, sino la posibilidad de redención de este continente y de la América toda. Estamos decidiendo la suerte el Socialismo. Si la Revolución Bolivariana fracasa la Esperanza mundial muere con ella.

En la Venezuela de hoy vivimos un momento estelar, decisivo y definitivo: la enmienda constitucional que permita al comandante Chávez, el líder de la revolución bolivariana: la postulación repetida a la presidencia de la republica y su continuidad al frente del proceso bolivariano mismo. Vayamos a ella con el sentimiento de querer patria. Con la enmienda llego la hora de la lealtad del pueblo consigo mismo.

Es necesario entender que sin Revolución ya nada tiene sentido. El genocidio de Gaza es una muestra de lo que es capaz el capitalismo cuando de defender sus groseros privilegios se trata. Las agresiones del Táchira son muestra que los capitalistas criollos son buenos discípulos de los terroristas imperiales o monstruos del norte.

Hablemos de socialismo, pensemos y vayamos al socialismo, pero antes salvemos lo que tenemos: vamos todos con todo, claro que “SI”

LOS QUE QUIERAN PATRIA, VOTEN POR EL “SI”

coordinadoracsb@cantv.net

yocatari@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1444 veces.



Lic. Juan Contreras y Prof. Oswaldo J Flores C. / Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Oswaldo Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Flores

Oswaldo Flores

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72314.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO