El golpe del hampa

Coincido con quienes afirman que estamos ante un nuevo intento de golpe de Estado, que viene acompañado por su variante más catastrófica y obnubilada como lo sería un posible magnicidio.

Lamentablemente, para ciertos presidentes, la posibilidad de un asesinato viene a ser un riesgo del oficio, algo así como las cornadas para los toreros.

Este golpe, en apariencia, se desarrolla bajo los esquemas clásicos, que consisten en confabulaciones militares, con los correspondientes civiles conspirando y la intervención de ciertos factores que contribuyen a "calentar la calle", entre ellos, algunas estaciones de radio y televisión que no pueden, y ni siquiera se molestan, en disimular sus intenciones.

Sin embargo hay elementos que vale la pena considerar, pues ya se ha demostrado su presencia en este escenario.

Por una parte se mencionan paramilitares colombianos infiltrados en zonas o regiones urbanas estratégicas como para provocar el caos a la hora de una sublevación.

Naturalmente cuando se habla de "paracos" el tráfico de drogas no puede estar muy lejos y de ello da prueba el aumento de los decomisos que se experimenta desde hace algún tiempo.

La combinación del narcotráfico con la subversión política acarrea como consecuencia inevitable el auge de la delincuencia en todas sus modalidades. Se trata, en efecto, de un proyecto desestabilizador que se ha convertido en un golpe contra todos los ciudadanos que se encuentran inermes ante la arremetida del hampa.

El desborde de la delincuencia alcanza tal magnitud que debería ser visto y combatido como lo que en realidad es un problema de seguridad de Estado que requiere que algunos componentes militares sean asignados a patrullar las calles y, sin querer sembrar el pánico, llegaría hasta sugerir que se implante el toque de queda en las áreas que se consideran zonas de alta criminalidad.

Si bien el intento de magnicidio es condenable, los homicidios que ocurren a diario contra ciudadanos inocentes constituyen otro elemento de alta conflictividad que siembra el luto y la desesperanza en todos los estratos sociales, comenzando por los más pobres.

Se trata de un golpe de Estado que nos está dando el hampa.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1843 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor