Las palpitaciones de Ledezma

La semana pasada se pudo cotejar distintas reacciones de los sectores reaccionarios, con perdón de la redundancia o pleonasmo, ante la, para ellos sorpresiva, salida pacífica a la crisis creada por Colombia frente a los Gobiernos de Ecuador, Venezuela y Nicaragua.

Una de las posiciones más aspaventosas la asumió el secretario general de Copei, personaje de cuyo nombre no logramos acordarnos, pero que seguramente es un cachorro del "Tigre" Eduardo Fernández, frustrado delfín de Caldera y guardián de los despojos de la democracia cristiana. El dirigente de marras increpó al presidente Álvaro Uribe por haberlo traicionado. "¿Cómo es posible –señaló iracundo– que haya retirado la denuncia contra el terrorista Hugo Chávez ante la Corte Penal Internacional?".

De acuerdo a lo argumentado, tal traición a los anhelos pitiyanquis merece que el dictador venezolano, si tiene algo de guáramo, se convierta en denunciante del acusador arrepentido. De no hacerlo, quedaría irrefutablemente demostrada su culpabilidad.

Por su parte, el oposicionista y líder máximo de Alianza Bravo Pueblo no pudo ocultar su preocupación ante el nerviosismo provocado por la movilización de batallones y tanques de guerra a la frontera con Colombia.

Reunido frente al directorio nacional de su partido y la militancia en pleno, una multitud de diez personas que se extasiaba ante cada gesto del grandilocuente orador, el joven dirigente Antonio Ledezma, fabricante de noticias para los avances de Globovisión, agarró el toro por los cachos. El supremo jerarca de la ABP formuló una dramática acusación que debe ser recogida por las ONG avocadas a los Derechos Humanos y planteada ante las Naciones Unidas y sus organismos especializados.

¿Quién diablos va a indemnizar a las venezolanas y a los venezolanos las mortificaciones sufridas ante las arremetidas guerreristas del Comandante en Jefe de nuestra Fuerza Armada? ¿Quién va a compensar a los compradores de valeriana y demás ansiolíticos o tranquilizantes? Según lo plantea el bravío líder de AVP, debe haber sanciones para el culpable de que Antonio Ledezma tuviera palpitaciones y otras manifestaciones de culillo.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2144 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor