Viva la Derecha Muera la Derecha

El domingo 02 de diciembre próximo pasado, la derecha venezolana derrotó la propuesta de Reforma a la Constitución del proponente Presidente Chávez Frías. La derrota fue “aplastante”; la derecha apabulló a la izquierda con un porcentaje superior al 1% y menor al 1,4%. ¡Aplastante! La primera lectura nos da que sí sumamos los votos de la derecha que se han incorporado al registro electoral durante el año 2007, mas los votos del partido Podemos (700mil), mas los votos del “libertador del Samán de …”, alrededor de unos dos (2) millones de venezolanos que salieron a la calle a exigir el regreso del líder Hugo Rafael Chávez Frías, 48 horas después del “golpe de abril”, tenemos que decir que la derecha venezolana triunfó, en forma aplastante a la “izquierda” chavista, la revolucionaria, la socialista, la humanista y solidariamente internacional. ¡Felicitaciones! Mantuvieron su votación del 2006.

¿Por qué no triunfó la Revolución en la propuesta? El canal de todos los venezolanos, VTV, ha venido presentando una serie de análisis de las razones, en sus programas de opinión, con serios expertos políticos y algún que otro miembro del Soberano. Las opiniones han sido descarnadas, objetivas, muy serias y con propuestas. Cada entrevistador con su estilo, la seriedad de Vanesa Davis; la vehemencia de Aristóbulo; el equilibrio de Ernesto Villegas, la descarnada y permanente denuncia de los errores de la Revolución de Mario Silva, la docencia de Jorge, la Sra. María Teresa ¿y el Pueblo?. Prácticamente, en todos los programas se ha llegado a la misma conclusión: fallas de comunicación y organización. Comencemos por la organización. La Revolución no tiene un partido y tiene partidos. ¿Qué queremos decir? El gobierno bolivariano es un gobierno formado por un Frente Unido. ¿Esa unión funciona en la práctica? Aquellos ajenos al “chavismos” se han mantenido “puertas afuera” del PSUV. Por tanto, la mayor responsabilidad de la defensa de la Revolución recae, obligatoriamente, en el PSUV. Dos errores para esta consulta: la incorporación tardía del PCV y el PPT y la falta de una secretaria de organización del PSUV. El “personalismo”, tema que vivimos con mucha intensidad decadente durante principios de los años 80 en la Republica Popular China, es un “mal necesario” al principio de toda revolución. En el caso venezolano, consideramos que es mas culpa de los seguidores que del líder. ¡Comandante pa´cá, Comandante pa´llá! Esa “actitud” trajo como consecuencia, en esta consulta, que los partidos PCV y PPT defendieran la propuesta pero no se independizaran de la praxis política que se esperaba bajara de Miraflores. Tardío fue la presencia pública “hermanada” de los partidos de la Revolución. Por otro lado, consideramos que es un error achacarle las culpas a la dirigencia del PSUV. Hagamos la diferencia, una cosa es el partido y la dirigencia y otra es ese grupo de noveles políticos con “poco botiquín” (Juan dixit). No es un asunto de estructura y mentalidades militar; la política es muy seria para dejársela, solamente, a los militares. El partido comunista chino triunfó por que Mao Zedong puso bajo las órdenes del Politburó del CC, al Ejército de Liberación Nacional, cuerpo estructurado por y con el pueblo y conducido, políticamente, con los “comisarios políticos”. Por ejemplo, Deng Xiaoping era “comisario” y “general”. Una secretaria de organización es el cuerpo del partido con mayor responsabilidad para cualquier proyecto revolucionario que se proponga y se lleve a la praxis.

El tema de la comunicación. Es, también, un error decir que no ha habido comunicación. ¡Por Dios! Cualquiera que vea VTV, se desayuna, almuerza y cena con propaganda informativa de los logros del Gobierno en sus políticas hacia el Soberano. ¿Qué falló? A nuestro criterio, simplemente, la “ideología”. Los órganos públicos de la Cultura, responsables de la ideología, han realizado un trabajo “cultural” en su comunión con el Soberano. Es una verdad!. Pero una cosa es la propagación de la cultura y otra es su contenido ideológico. Trasmitir cultura al pueblo a través de teatro; publicaciones de literatura y poesía, exposiciones, estructuras físicas, etc es una necesidad y obligación del Estado Moderno pero a ello hay que darle un sentido que puede ser capitalista o socialista ¡jamás neutro! Es probable que no se haya discutido como estructurar una propaganda política con ideología. ¿Es una propaganda social lo propagado por la Revolución? Claro que lo es! Pero no va más allá. Debemos asumir que una revolución no es un paseo por la “lameda”; la revolución, en su superestructura, es una confrontación “feroz” con el capitalismo que puede terminar, si no se la “adoba” con ideología, en presos, torturas, asesinatos y “lanzados desde helicópteros”. Las “contradicciones” entre la dirigencia de la Revolución y el Soberano son evidentes y las hemos podido captar cuando participa el Soberano en los programas de opinión ¡en viva voz! Aristóbulo tiene razón: “hay que consultar al pueblo”; “el pueblo tiene que participar”.

¿Cómo la derecha ha sabido darle su “toque ideológico” a su propaganda? La derecha ha “puesto en mesa” dos propuestas: la de sus ideólogos a través de columnas de opinión, muy serias, por cierto; y el llamado “continuo bombardeo” desde, lo que Mario Silva llama, el “partido”; es decir, la planta de televisión “Globovisión”. A nuestro criterio, Globovisión es simplemente el aparato ideológico de la contrarrevolución. No es un partido político aunque se comporte como tal ¡ahí está la trampa! No hemos sabido definir a nuestros enemigos. Mientras Globovisión distraía a la dirigencia política revolucionaria obligándola, permanentemente, a contestar las “burradas” que continuamente trasmiten, los ideólogos iban conquistando espacios para su proyecto político: desabastecimiento; propuestas a los sectores “blandos” de la revolución, los llamados “chavistas light”; la penetración a los llamados “barrios” con programas “seudo-sociales”; la “pureza” de las universidades públicas y privadas; propagar el “status quo” tradicional con el apoyo manifiesto a lo significado de la “testa coronada” y lo anti-nacionalista con el apoyo a Uribe Vélez sencillamente por que Uribe manifestó dos cosas muy graves: la adicción de Chávez y las FARC y el “plan expansionista e imperialista” de Chávez. ¿por qué decimos que no hay cultura ideológica? El aparato ideológico del Estado y de la Revolución y de los partidos del Frente Unido, han debido explicar, con profundidad histórica, educativa hacia el Soberano y hasta la saciedad, que significa la actitud y la frase de Juan Carlos para toda Indoamérica y qué significa la posición que ha tomado el Jefe de Estado y líder social y continental, Chávez, frente al significado “grosero” de su real majestad por esa ofensa borbónica. Por otro lado, que un gobierno vecino se atreva a acusar a Venezuela de tener un proyecto expansionista, en política internacional, es muy grave. Prácticamente, Uribe nos ha comparado con Hitler, Stalin y ¡jamás! con Bush, obvias razones. Decir que hay una comunión de Chávez con las FARC que son consideradas por la política capitalista internacional como un grupo terrorista, es acusar a Chávez de terrorista. Eso es lo que la derecha venezolana ha dicho de Chávez y ha apoyado a Uribe-Bush. ¿cuál es la propuesta política-militar de la derecha venezolana? En El Universal del día lunes, 03 de diciembre, 2007, p.1-25, publicó un artículo de opinión de José Luis Cordeiro (www.Cordeiro.org), titulado: “Generales: japoneses y chavistas”. El artículo, en su contenido ideológico, es una pieza digna de estudio. El artículo está, linealmente, muy bien estructurado. Empieza con loas a un “general” héroe por derrotar a los ejércitos zaristas (1904-1905). Aclaremos, para la fecha, el gobierno de la Restauración Meiji había comenzado su política expansionista militar por Asia; ya habían invadido Corea y derrotado a China en la Primera Guerra Sino-japonesa. Ya había impuesto, copiando a los imperialistas británicos y norteamericanos, tratados y acuerdos internacionales de carácter económico-financiero y leonino a Corea y China. Ese “expansionismo militarista” fue lo que llevó al Japón a la Segunda Guerra Mundial. Dice el articulista que “…el general nunca dejó su enorme preocupación por elevar el nivel educativo de su país y la salud de los mas necesitados…todo gracias a la visión del gran militar japonés…” Nos permitimos recomendarle al señor Cordeiro que se informe sobre la realidad social que se vivía en el Japón de los años 20 y 30. El hambre, la miseria, la ignorancia era el “bien común” del pueblo japonés. Solo la alta clase heredera de los “samurais” disfrutaba de los beneficios del control del Gobierno. A título de ejemplo, podría revisar los antecedentes de los “zaibatsus”: Mitsui, por ejemplo. Continua diciendo que: “…ya algunos militares chavistas culpan a los españoles en el siglo XIX (sic) y a los “gringos” en el siglo XX por los problemas actuales de Venezuela.” Es muy posible que este párrafo esté mal redactado pero rescatemos la idea del señor Cordeiro. Podría ser que trata de informarnos que los “militares chavistas” son ignorantes y con muy baja educación y cultura. Craso error! Pero tratemos de explicar por qué la referencia al proceso que se desarrolló en Japón con la Restauración Meiji. El señor Cordeiro le está proponiendo al “sector militar” no chavista que su contraparte militar chavistas no llevarán al país a ser una potencial mundial: “…el mismo Japón pobre y atrasado del siglo XIX, antes de la revolución Meiji, se ha convertido en la segunda potencia económica del mundo actual(?)…que hasta la década de 1950 era mas pobre que Venezuela y solo exportaba productos baratos y juguetes malos…” (Cordeiro dixit). Permítasenos informar que cuando los norteamericanos ocuparon el Japón después de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, se aliaron con el sector industrial que había llevado al Japón a la guerra: Mitsui, Mitsubishi, Yamamoto, compañías que en vez de seguir llamándose “zaibatsu”, le cambiaron el nombre por “keiretsu”, y comenzaron a construir buques para la exportación; al mismo tiempo, el partido socialista japonés, que había logrado alcanzar el poder gubernamental después de la guerra mundial, fue desplazado por los “green go” quienes le devolvieron el poder político y económico al sector militarista japonés de la Restauración Meiji. El Japón de hoy en día está en una crisis profunda: la Dieta solicita el regreso de los buques de guerra que apoyan a los norteamericanos en la guerra de Iraq y Afganistán; el partido de gobierno está en profunda crisis estructural; las relaciones con China no logran alcanzar un nivel de “normalidad”; la crisis energética a futuro será de dimensiones y afectará profundamente a la economía exportadora; es decir, un gigante con pies de barro!

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1835 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a46928.htmlCd0NV CAC = Y co = US