Desde las trincheras del dolor

Definitivamente que lo ocurrido el 2-D en este país es insólito, sorprendente hasta la saciedad y desconcertante por la magnitud y lo certero del golpe, por la contundencia de la acción, no de nuestros adversarios jurados, sino por los que se dicen ser y estar con el proceso y que hasta ayer se rasgaban las vestiduras rojas y andaban con la boca llena de alabanzas para la revolución y el comandante Chávez. Lo ocurrido el 2-D no tiene otro nombre, no se le puede dar otra lectura que no esté emparentada con la traición, no podemos aceptar que se le dé otra connotación que no vaya de la mano con la deslealtad, con lo ruin y con la corrupción sentimental.

Existe hoy un llanto congelado en el alma de las cosas, un odio revestido de amargura, una impotencia, un dolor atragantado en las entretelas del alma, una tristeza ataviada de pesar y no es precisamente por la derrota, porque no lo quiero enfocar desde allí, si vamos a una contienda, si competimos y vamos a un enfrentamiento necesariamente por lógica debe haber un vencido y un vencedor, una victoria y una derrota, hasta ahí lo entiendo, todo el que compite lo hace para ganar, lo que si no puedo soportar ni jamás aceptaré es la traición, la indignidad, la vileza, la perfidia. Felicito al adversario por su triunfo, pero maldigo a la más indigna vileza de los hombres, la deslealtad, la traición, la deserción, la infidelidad que sencillamente fue lo que ocurrió el 2-D. De no ser así, que alguien me explique ¿dónde están las mareas rojas?, ¿dónde están los 6 millones que se inscribieron en el PSUV?, ¿dónde están los miles y miles que se benefician día a día con las misiones?, ¿dónde están los orgullosos rojos rojitos que plenaron las calles y avenidas del país en todas las manifestaciones, marchas y concentraciones que hubo a favor de la reforma y de nuestro máximo líder?, ¿dónde carajo están los 3 millones que votaron el 3 de Diciembre del 2006 que no votaron el 2-D/2007?. ¿Qué hicieron por la Reforma los gobernadores y alcaldes?, ¿qué hicieron las instituciones y su burocratismo?, ¿cuánto fue el precio de los ministros para no apoyar el referendo?. ¿Dónde está la correspondencia y la gratitud de ese amor que supuestamente debíamos pagar con amor?.

Eso es lo que hinca duro, lo que más jode. Porque el despecho, el daño y el desconsuelo se optimizan cuando eso que amamos, por lo que damos hasta la vida se nos voltea, nos da la espalda, cuando esa marea roja que se volcaba a las calles a victorear al presidente, este 2-D no cumplió con su deber de patria, emparentando la teoría con la práctica, porque fue eso, una magnifica y soberana mentira, porque mientras andaban muertos de la risa, derrochando dicha y de brazo de la alegría entre marcha y marcha, de concentración en concentración llamadas por el comandante, en su interior fraguaban la peor de las ignominias morales, la traición y la deslealtad.

Es que acaso estos desgraciados traidores no tuvieron idea de lo que significaba perder esa oportunidad de oro de darle más poder al pueblo y no midieron las consecuencias de lo que estaba en juego, que no era una simple controversia de un SI contra un no, sino que lo que estaba en juego era el futuro del país y de todas las civilizaciones organizadas que han puesto sus esperanzas de este lado del mundo, que de esos resultados dependía y depende el futuro del proceso, la continuidad de la Revolución Bolivariana.

Cabría por otro lado plantearse: que si la oposición que son un poco de locos, sin liderazgo, llenos de odio y de maldad y divididos entre ellos mismos, nos arrebataron el triunfo gracias a la abstención del 44% y a los tres y millones y tanto de seudos patriotas que no salieron a votar o que se quedaron en la comodidad de sus casas campaneando el escocés, mientras se masturbaban mentalmente con el triunfalismo y eyaculaban con lo excitante de la traición, ¿qué coño no nos haría la oposición si por lo menos se organizaran un poquito y consiguen fabricar un líder que tan siquiera le llegue por lo talones a Hugo Chavez?. ¡Verga!, nos harían papillas, por supuesto que nos volverían añicos los sueños y los proyectos de patria, mientras que por otro lado, se limpiarían el trasero con las esperanzas, con el futuro y con nuestras sonrisas, nos desbancarían nuestro capital de ser felices.

Me gustaría saber qué sintieron internamente estos desgraciados traidores que no fueron a votar a la hora del primer y decisivo reporte del CNE, qué sintieron, los que frente a las maquinas de votación, seleccionaron la opción de la maldad. Sería importante saber qué sienten esa cuerda de miserables ahora con la traición consumada y la deslealtad materializada, ¿se reirán para adentro?, ¿se sentirán bien en las entretelas de sus entrañas con el excremento inoculado en la sangre?.

Respeto el triunfo de la oposición, a quienes toda la vida nos han opuesto sin tapujos y sin medias tintas, pero no me pidan que soporte y me emparente con quienes optaron por refugiarse en la mentira, con quienes hasta ayer comulgaban con el proceso y tenían una supuesta posición digna, mientras por dentro estaban inaugurando plantas procesadoras de excremento. No me cabe en la memoria, ni en el alma la tolerancia la aceptación y el perdón para la deslealtad y el desamor. De buenas ganas parafrasearía al Libertador en su grito de Guerra a Muerte «Españoles y Canarios, contad con la muerte, aún siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de América. Americanos, contad con la vida, aún cuando seáis culpables.» diciendo “Traidores y desleales contad con el odio del pueblo, de los excluidos y de los repletos de esperanzas y sueños porque aunque te uniformes de rojo o y te ocultes detrás de un discurso con olor a patria más pronto que tarde tendrás que presentar rendición de cuenta”.

Señores de la oposición, no se empalaguen con la triste pírrica victoria, desgraciados traidores, señores de la 5ta columna, recuerden que el pueblo exigirá rendición de cuentas y seguirá pariendo muchos 13 de Abril, quedan dos maravillosas oportunidades para solicitar la Reforma nuevamente, una la que puede solicitar el 15 % de la población y la otra la que puede exigir la Asamblea Nacional. Ya lo dijo el comandante, sólo ha sido un nuevo por POR AHORA, sólo se ha postergado la victoria…

“MUERTE A LA TRAICIÓN Y A LA DESLEALTAD”

SE HACE NECESARIO RADICALIZAR LA LUCHA EN ARAS DE SALVAGUARDAR EL PROCESO Y LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE

¡¡¡VENCEREMOS!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



William Torcátiz

Ingeniero, Poeta, Musico, Chavista. Analista Mayor de Conformación y Seguimiento de Empresas Mixtas Internacionales de PDVSA.

 torcatizw@yahoo.com      @torcatizw

Visite el perfil de William Torcátiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46572.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO