La reforma constitucional no fue aprobada en Venezuela, el abstencionismo determino el triunfo del No

EL NO AVENTAJO AL SI POR 1,51% DE LOS VOTOS

Luego de largas hora de espera, el Consejo Nacional Electoral (CNE), emitió su primer boletín oficial, dando un resultado definido como irreversible, por la tendencia de los votos, ya que solo quedaban varios estados lejanos, como los votos del exterior, el boletín oficial informaba que el 50,7 por ciento a la opción del NO y un 49,29 por ciento al SI. El presidente Hugo Chávez acepto su derrota, al dirigirse a todos los venezolanos, en su palabras habló de la abstención significativa de sus partidarios, que en la elección de diciembre, le habían dado su mayoritario apoyo, pero ahora 3 millones de sus votantes, se abstuvieron, esto obligara a realizar un profundo análisis, en el marco de su gobierno.

El abstencionismo de sectores oficialistas determino el triunfo del NO

El resultado del triunfo de los sectores opositores en el Referéndum fue inobjetable, pero no mayoritario, ya que la diferencia del 1,51% entre ambas propuestas, solo muestra un aumento de este sector de 200 mil votos, en referencia a las elecciones presidenciales del 2007. Los resultados de esta nueva elección fue muy ajustada, la tardía información del CNE, confirmaba las escasas diferencias entre ambos bloques, ya que se espero escrutar el 90% de las mesas.

Muchos de los sectores que conformaban el bloque del NO, expresaron alegría por su triunfo, alguno declaran que ahora se genera un espacio para el diálogo, apoyado en esta derrota presidencial de la Reforma. El nuevo líder de la oposición el militar retirado Isaías Baduel, declaraba a la prensa; "nadie ha ganado ni nadie ha perdido","No pueden ser reconocidos como una victoria estos resultados. Es un éxito de la reflexión que todos debemos hacer".

Su primer enfoque del resultado fueron claros, pero luego su visión de la reforma, no se ajusta a la realidad, como a los procedimientos institucionales, con que se llevo la misma a votación, al afirmar que, “El presidente quiso obligar a los venezolanos y venezolanas a aceptar un proyecto que es de Chávez, él nos quiso imponer su voluntad, este cambio no lo propuso el pueblo como debe ser. Lo propuso otro, el pueblo no puso ni una coma ni un punto en ese texto”

A la luz de los resultados los sectores bolivarianos, deberán profundizar el porque 3 millones de votantes, no concurrieron a ejercer su deber ciudadano, muchos son los argumentos, insuficiente debate de la Reforma, una gran campaña nacional e internacional de desinformación, de los artículos a ser modificados. Por otra parte muchos sectores que apoyan al presidente, han mantenido críticas a las gestiones institucionales, como a la gestión de algunos alcaldes y gobernadores chavistas, señalando ineficiencia, como displicencia ante solicitudes o denuncias de las comunidades.

Este nuevo proceso electoral demostró que si existe una verdadera democracia.

Esta nueva convocatoria electoral demostró una vez más, el respeto del gobierno venezolano a los principios democráticos del sufragio universal, con un sistema computarizado inexpugnable al fraude, con la disposición irrestricta a acatar la voluntad popular. Ni una sola mancha pudo empañar el esfuerzo del CNE, cuestionado invariablemente por el bloque del NO, sobre la parcialidad de sus autoridades, la actitud de estos sectores fue bien clara, ante la demora de los resultados, vislumbrando su tesis de fraude, pero una vez mas se demostró su poca credibilidad democrática.

Todos los observadores internacionales invitados, declaraban a la prensa la limpieza del acto electoral, la seguridad y automatización en el proceso del voto, solo pequeñas irregularidades, menos de 16 personas, violaban los materiales electorales. Hasta observadores norteamericanos aseguraban que en EEUU, no existía un sistema tan completo electoral, como este país, no aceptaba en sus comicios, la presencia de observadores, quedando plenamente sentado que en Venezuela, con la dirección del presidente Chávez, se ha profundizado los mecanismos democráticos electorales.

Un ejemplo de estos han sido las declaraciones de la Comisión Europea, que expresó su "satisfacción" por el "espíritu de respeto mutuo y de civismo" que ha caracterizado a su juicio el referendo sobre la reforma constitucional celebrado ayer en Venezuela. Señalando en otra parte de de su declaración que “El proceso en sí muestra la vitalidad de la sociedad civil venezolana y del debate político en el país”,

De la misma manera se expresó El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, donde envió una felicitación al Gobierno y al pueblo de Venezuela, así como a las organizaciones políticas, por el "ejemplar desarrollo" del proceso electoral de este domingo.

Solo Estados Unidos y su aliado España dedican su satisfacción por la derrota de Chávez, pero pasan por alto este acto democrático.

Este revés electoral del presidente, luego de haber salido fortalecido su proyecto en 9 eventos electorales, en nueve años de mandato, auspiciado su revolución bolivariana, fue analizada de esta manera; “Es como si la gente dijera lo que pensaba y votó en contra de las reformas que recomendó Hugo Chávez y pienso que es un buen augurio", en declaraciones a la prensa de Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca.

Al analizar este tipo de declaraciones y los constantes ataque de la diplomacia estadounidense, surgen la imágenes de la doctrina del todopoderoso, asesor Henry Kissinger. En su plan intervensionista contra el gobierno chileno, del asesinado presidente Salvador Allende, al cual caracterizó como “peligroso modelo a se imitado por otras países latinoamericanos”.

Esa política injerecísta no ha cambiado, ayer Cuba y hoy Venezuela son peligrosos modelos, son experiencias que oponen una visión distinta al capital monopólico internacional. Pero la experiencia venezolana se vuelve más peligrosa, porque ha transitado por la vía democrática, mostrando que si puede crear un modelo alternativo de desarrollo, defendiendo el derecho de manejar sus recursos naturales, como su economía de distribución social, aceptando hasta las formas de producción capitalista.

Hoy ante el triunfo de la oposición muestra algarabía, se regocija con la derrota de Chávez, pero olvida sus actividades sediciosas, su planes de violencia, su apoyo al golpe de estado de abril, sus mentiras infundadas sobre la falta de democracia, como de libertad de medios y expresión. Olvida en sus ataques, las masacres de Irak, las cárceles clandestinas de la CIA en Europa, la tortura y detenciones ilegales en la base de Guantánamo, las detenciones y tortura legalizadas en EEUU, nunca se han preguntado si tiene ética y moral, para defender su supuesto orden democrático.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3953 veces.



Diego Olivera

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46146.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO