La teoría carece de objetivos si no está relacionada con la práctica

Nuestro socialismo es ante todo, una búsqueda, debemos remar con butría. La teoría carece de objetivos si no está relacionada con la práctica.-

Cada cierto tiempo caducan muchas cosas. Caduca, inclusive, la ley científica; caduca el modelo político, caduca la apariencia social, caduca el ropaje e inclusive, caduca la ética de los guabinosos y es sustituida por otra ética.

Es que todo lo que sabemos caduca cada cierto tiempo. El pueblo humilde se ha llevado en los cachos la oratoria caduca y manipuladora de todos los sesudos embusteros de la oligarquía y, de paso los enterró en sus cementerios de odios. Ahora, lo que no caduca de manera alguna es la formidable esencia del sentir popular, porque el pueblo es la sabiduría en acción.

Caduca la flor, caduca el día, caduca la noche pero, el cambio nunca caduca. Si acaso alguna ley no es caducable, esa es la ley del cambio.

El pueblo-como el Sol-se oculta y reaparece pero, mientras se oculta, igual que lo hace el Sol, no deja de existir. El tenebroso 11 de abril de 2002 nuestro pueblo estuvo confundido, luego reapreció el 13 de abril, con gran determinación y coraje. Y, -¡Vaya paradoja!- mientras la jerarquía eclesiástica esgrimía su puñal y su veneno, el pueblo blandía un crucifijo.

El pueblo venezolano está impregnado de la certeza de la práctica. Esta es una cuestión sumamente importante. Mientras la élite se refugia en sus teorías erróneas el pueblo pobre se aboca a la práctica del trabajo. Los hombres prácticos siempre hemos dado gran impulso al desarrollo. “La teoría carece de objetivos si no está relacionada con la práctica”,(Lenín).

No pretendo sugerir que se desconozca una con respecto a otra. Todo pescador artesanal lleva en sí un hombre teórico a babor y un hombre práctico a estribor. De lo que se trata no es de suprimir o destacar tal o cual concepto sino de revisar la relación entre la teoría y la práctica.

A mi modo de ver, hay que remar con butría hacia un socialismo muy práctico.

Allá los apátridas quienes tienen el camino al revés. Allá, quienes en su desesperación, consciente o inconscientemente asumen los símbolos del Chavismo-entre ellos, el color rojo-para tratar de confundir pero ello se les traduce en algo así como golpear la puerta de una casa vacía.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2529 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46105.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO