La Nueva América Bolivariana

Dos eventos trascendentes marcan la próxima década: la Cumbre de Presidentes de América de Mar del Plata, patrocinada por la O.E.A, y la última Cumbre de Jefes de Estados de Íberoamerica patrocinada por España y Portugal, en Santiago de Chile.

El ALCA y el ALBA.

En la Cumbre de Miami, la totalidad de los Presidentes y Primeros Ministros, aprobaron a diez años la plena vigencia, para el continente, la Alianza Para el Libre Comercio de Las Américas (ALCA). La gerontocracia política americana patéticamente representada por Joaquín Balaguer y Rafael Caldera comprometían el destino de Centro, Sur América y el Caribe, con tratado de “libre comercio” idéntico al de de los 80’ entre Canadá, E.E.U.U y Méjico. Este último, hoy tiene el cuarenta por ciento en miseria extrema y exclusión, al punto que “el socio norteño”, hace un muro fronterizo de un mil doscientos kilómetros lineales, con vigilancia armada, y perros guardianes, impidiéndoles entrar, a tiros y dentelladas, a los mejicanos al american way life. Los medios callan el asunto, en contraste, magnificaban a los balseros cubanos.

Normas del ALCA

Estructuralmente el ALCA, en la ortodoxia neoliberal, sólo utiliza como herramienta del desarrollo, los intereses económicos en el libre comercio para desarrollar nuestros países rezagados, institucional y económicamente, previa entrega al resto de los otros contratantes, de la soberanía interna. En lo económico, establece: 1) Elimina todos los obstáculos para entrada y salida de bienes y servicios, entre los países signatarios, negociando por Oferta y Demanda. 2) Desmonta, con excepto el Tío Sam, toda fuerza armada, sólo queda la policía interna en resguardo del orden público. 3) Deroga leyes internas que colidan con el tratado. 4) Los países no dictan ninguna ley de protección a sus productos nacionales, no limitan la inversión extranjera, y prohíben la ingerencia de terceros países que limiten la fluidez de productos de los del ALCA. 5) Rigurosa y extrema defensa a patentes de invención, de farmacéuticos y procesos industriales de los países miembros. 6)Desafiliación a entes internacionales que colidan con los del ALCA.

Normas del ALBA

Escudriña las carencias sociales de cada país, en viviendas, justicia, alimentos, vialidad, educación, salud, energía, para aminorarlas y luego vencerlas por complementariedad entre las fuerzas sociales y atributos existentes en cada uno de ellos, así la abundancia de uno satisface la necesidad del otro, que retribuye el intercambio mediante una parte del adeudo en dinero, y el resto en los productos sobranceros de los que carece aquel. Así estatuye: 1) Ningún país comercia con otro bajo la óptica primigenia del lucro mercantil. 2) El intercambio de bienes y servicios es consecuencia del diagnostico que hacen las altas partes contratantes, en sus desajustes sociales, índices de pobreza y porcentajes de excluidos. 3) Cada país conserva plena soberanía y el pacto no establece directrices políticas, ello no implica anarquía, o un trato distinto del recibido. 4) Amoldan su legislación al principio isonomía jurídica plena y el intercambio obedece a política integral basada en ayuda mutua, sin chantaje del poderío económico que subyuga al débil. 5) El intercambio de bienes y servicios, transferencias de tecnología no se fundamenta en la balanza comercial, sino que uno ayuda al otro para superar la pobreza, exclusión y miseria, en vía a la justicia social.

Contraste ente el ALCA y el ALBA

En el primero, Venezuela se salía de la OPEP, y se abría sin limitaciones a la inversión petrolera gringa y canadiense, produciendo rápidamente, con la apertura petrolera, 7 millones de barriles diarios, vendidos al precio vil impuesto por las Tres Hermanas, antes eran Siete, previa entrega del treinta por ciento de las acciones de PDVSA en pago completo de la deuda externa, como lo hicieron al redimir la mejicana como contrapartida de su ingreso al Tratado Gringo-Canadiense, teniendo éstos dos últimos puestos en la Directiva de PDVSA. La apertura petrolera que entierra ante la historia, cronológicamente, a ex presidentes como Blanca Ibáñez, Cecilia Matos y Luís Giusti, quienes invirtieron cuantiosamente en E.E.U.U, para Refinerías y Estaciones Citgo, creando allí prosperidad, miles de empleos, y pueblos completos viviendo de trabajar en ellas, pagando impuestos y soportando, durante el mandato de esos tres personajes, perdidas constantes en su gestión económica.

Con la salida de la meritocracia pitiyanqui en PDVSA, cambian los resultados y comienzan ganancias. Un hecho histórico significativo: las únicas inversiones en E.E.U.U, en refinerías en los últimos treinta años hasta el 2.003, fueron las venezolanas.

Como resultado del diagnostico en el ALBA, nos encontramos a Venezuela rica en petróleo, y analfabetos, sin atención médica a la inmensa mayoría. La remedian los cubanos, que a su vez, de nosotros reciben petróleo necesario para dinamizar su economía.
los países del Caribe y Las Antillas, Centro y Sur América, reciben nuestro petróleo y pagan mediante abono efectivo, financiamiento a largo plazo, y pagos en especies: turismo, servicios, transferencia tecnológica, productos como azúcar caribeña, la tecnología medica, naval y nuclear transferidas por Cuba y Argentina, reparación de nuestros buques y aquí, nuevos astilleros que incrementen nuestra flota petrolera y de cabotaje.

El Petróleo y El Gas

Apalancan la integración bolivariana. El Presidente Correa, del Ecuador con claridad meridiana establece que en el capitalismo, el país menos interesado en la integración es Venezuela, sobrancera en petróleo, a precios altísimos, que cerraría su integración, y expoliaría a sus vecinos, acumulando un gran capital, depositándolo en el norte, rodeado de centro humanos fronterizos sumidos en la más espantosa pobreza. Agrega: sólo la sabiduría de Chávez, explica el crecimiento record sostenido de la economía venezolana, el apoyo que ha prestado a sus países vecinos devenidos en economías dinamizadas a la prosperidad y ahora sus grandes aliados.

Aún Colombia aprisionada por el Imperio, busca afectuosamente a Venezuela, siendo la primera vez que acepta a un mediador, Chávez, entre BOGOTA y las FARC, y sin titubeo se une a Nosotros en el gran gasoducto occidental de América latina, e ingresa a Banco del Sur, primer paso financiero cierto y firme que rompe el consenso de Washington nacido de los Tratados de Brettons Word, de los vencedores de la II Guerra Mundial, amarrándonos nuestras economías al dólar, sometiéndonos al F.M.I y al B.M.

El petróleo y el gas, nuestras fortalezas y debilidades bajo la óptica de los hermanos cristianos, han posibilitado a Chávez, Kischnert y Lula unirse en una política maestra que atrae a los otros, que sin los recursos de los tres grandes de América Bolivariana, encuentran interlocutores amigos que usan el apoyo mutuo como vía para integrarnos moral, social, económica e históricamente en un destino común: la Gran Patria Americana, que barrunto Miranda con la Colombeia, y trató de construir Bolívar en el Congreso de Panamá con los solos votos de la Gran Colombia y Méjico. Si hubiese sido realidad, no se desmembraría la primera, no hubiésemos perdido Panamá con los gringos, y estos no hubiesen robado medio territorio a los manitos.

El entierro del ALCA en Mar Del Plata, el nacimiento portentoso del ALBA, el carrerón descompuesto y a gritos del Juan Carlos en Santiago, ante el zambo llanero de Sabaneta, Cristico Hijo de Bolívar, y Daniel Ortega, forjado en las luchas de Sandino, nos llevan a la Nueva América Bolivariana.

RUIDOS de PIEDRAS:

• Penoso el apoyo al Juan Carlos de Globovisión, El Nacional, El Mundo y El Universal. Son descendientes ideológicos de José Tomás Boves, Zuazola, Rosete y Antoñanzas.

• El Tuerto Mérida, de la realista Gaceta de Caracas, es el mentor de infelices y grandes medios actuales, en especial de Alberto Federico Ravell.

• Penosísima conducta de SUDEBAN dejando perder por incomparecencia, en la Política Administrativa del TSJ, el juicio contra Asociación Bancaria, por el corralito financiero de finales del 2.002. Trino Alcides Diaz debería, al menos, aparentar compostura.

• Protejan la reconversión monetaria. Los comerciantes expolian aumentando precios, así harán fracasar el nuevo dinero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4574 veces.



Gastón Saldivia Dáger


Visite el perfil de Gastón Saldivia Dáger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gastón Saldivia Dáger

Gastón Saldivia Dáger

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a44983.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO