Relato 1: Los incidentes del Teresa Carreño

Crónicas del Microfacismo Venezolano

"No puede volverse inocuo al loco homicida fascista si, según la coyuntura política, se le busca sólo en el alemán o italiano, y no también en el americano y en el chino; si no se le rastrea en uno mismo; si no se conocen las instituciones sociales que le incuban a diario”                                                 Wilhelm Reich

 Escenario: un día en el Teresa Carreño

Estábamos oyendo la presentación de la propuesta de Reforma Constitucional (RC) aprobada por la Asamblea Nacional (AN) para dar inicio a la tercera discusión de los artículos propuestos por el Presidente, más los 25 artículos agregados por la AN, cuando de pronto, frente a la mención del Art.337 (referido al estado de excepción), un pequeño grupo de participantes (actrices y estudiantes opositores al gobierno), comienzan a gritar a pecho abierto: !libertad. Libertad!”. Inmediatamente los canales de TV (en especial el de Globovisón, estratégicamente ubicado en el escenario) enfoca en vivo a los personajes que gritaban “libertad”, creándose un clima de confusión que en el instante provoca las primeras reacciones de furia entre la militancia chavista presente, sobre todo por el acorralamiento invasivo de los camarógrafos quiénes de un segundo a otro dejan de prestar importancia al evento protocolar de la AN y centran toda su atención en el griterío que provocan estos personajes.

Acto 1

Un grupo pequeño grita Libertad. Los medios de comunicación en círculo se centran en ellos. Alrededor la gente se para de sus asientos desconcertados y le devuelven el grito con la clásica consigna “!No Volverán! ¡No volverán!

Acto 2

El clima se hace cada vez más tenso y confuso. Consignas van y consignas vienen. De pronto se produce un hecho que parece destapar la violencia: La actriz Amanda Gutiérrez quien esta sentada al lado de la Libertad (lidereza del movimiento estudiantil chavista) la provoca y arremete con un leve manotón por la cabeza. (¿Curioso no?, por un lado gritan libertad y por el otro agraden a Libertad ¿de quien es la “libertad”?); este hecho detona una furia mayor que pasa de los gritos a la actitud físicamente agresiva por parte de otros miembros del grupo que rompe el cerco de los camarógrafos e intenta sacar a los que vociferan “libertad”

Acto 3

Hasta este momento la sesión protocolar de la AN esta paralizada:

La seguridad militar saca a la estudiante Libertad para protegerla. Otro estudiante chavista da declaraciones efusivas y la masa chavista molesta vocifera contra los medios de comunicación. Las actrices junto a los estudiantes opositores salen del escenario en movimiento estratégico para dar declaraciones a sus propios medios fuera del Teatro Teresa Carreño.

Acto 4

Se reanuda el acto protocolar y por fuera se abre una campaña mediática durante toda la noche a través de Globovisón quien denuncia la violencia de los “violentos oficialistas” en contra de lo protesta democrática y pacifica por la libertad de un grupo de venezolanos.

¿Cómo nos utilizaron?

En esta ocasión ellos han montado un triangulación perfecta entre estudiantes, actrices y cámaras, dirigidas por un guión previamente establecido en el cual, se indicaba que una vez mencionado el Art.337 se activaría el plan de provocación. Lo absurdo de las interpretaciones hechas desde los medios oficiales es tratar esto como un hecho donde todos los actos de agresión  provienen de ellos (los escuálidos) y nosotros (los chavistas) reaccionamos legítimamente frente a los mismos, repitiendo mil veces y maniqueamente que los malos son “ellos” y los buenos somos nosotros. Este tipo de interpretaciones no nos sirve para nada a la hora de entender cuales son las verdaderas estrategias de la derecha y sobre todo el como comportarnos frente a ellas:

Trampa 1

De cómo el comportamiento irracional de las masas es utilizado como dispositivo para iniciar y sostener el juego de provocaciones, sin que la masa se de cuenta de que le esta siguiendo el juego. El  fascismo se incuba en los comportamientos de las masas productos de represiones socio-sexuales y culturales haciendo aflorar las conductas  masoquistas y perversas, para transformarse luego en una planificación política dirigida a  imponer los intereses dominantes a punta de terror.

Trampa 2

Los fascistas saben perfectamente que lo irracional le es imprescindible para construir su política. Lo que es absolutamente reaccionario necesita en todo momento desatar una actitud en los cuerpos de las masas centrada en la violencia y el miedo, impidiendo que nuestro comportamiento social se manifieste como cuerpos amorosos, inteligentes y solidarios. Esta es su maniobra política una y un millón de veces desde Mussolini hasta Primero Justicia y Globovisión.

Trampa 3

En este caso entendamos: Primero, que nosotr@ como cuerpos atravesados por toda la represión del mundo capitalista, patriarcal, clerical y leguleyo que moldea nuestros deseos somos presas fáciles de cualquier provocación. Efectivamente, sí somos violent@s,  pero no por ser chavistas ni revolucionari@s sino porque somos hij@s portadores de la violencia originaria y socio-culturalmente legitimada por este mundo. Segundo, que estando su política deliberadamente centrada en provocarnos el demonio que cargamos por dentro, la presencia sobretodo de las actrices y las cámaras, hace que aquello que tanta fuerza tiene en nuestras vidas cotidianas, como lo son los personajes de telenovela y la TV en sí misma, se convierta en el instrumento panóptico acusador de una novela que no queremos protagonizar. No es casual que coloquen como principal personaje de la provocación a una actriz que ya en sus papeles novelescos representa el estereotipo de la mujer victima y engañada. Pero además, este estereotipo viene acompañado por unas cámaras que han provocado ya nuestro odio por los grados de manipulación mediática que han hecho de la realidad política durante estos últimos años.

Los amigos mezclan un combo perfecto: las actriz víctima y deseada en nuestros imaginarios colectivos y la cámara odiada que se alía a ella. Al actuar ambas juntas, en perfecta sintonía, pueden detonar -si no estamos concientes de ello- una violencia irracional y estúpida que nutre su propia estrategia fascista. No hay fascismo si no hay fascistas. Ellos provocan entonces que irrumpa no el ser amoroso  sino el fascista que llevamos por dentro. Y mucha suerte han tenido de que ese fascista interior no tenga hasta ahora un comportamiento asesino que en cualquier momento si podría desatarse, y eso es lo que están buscando quienes le diseñan su guión. Aunque parezca paradójico y brutal decirlo, en este caso no son ellos los fascistas sino nostr@s. Ellos son los seres inteligentes que saben provocar al estúpido e irracional fascista que llevamos por dentro.  

¿Qué podríamos hacer para amarrar a nuestro fascista interior frente a las provocaciones venideras?

  1. Reconocer que el fascismo en una actitud irracional que llevamos por dentro y no es solo una propiedad escuálida. Su fascismo, a nivel de sus cuadros dirigentes, no es actitudinal sino deliberado y programático, es decir, ellos sí están interesados en crear una sociedad ordenada sobre la violencia y el terror enmascarada por el consumo.
  2. En segundo lugar, y que nos disculpe el oficialismo mediático y sobretodo nuestro amigo Mario Silva, el maniqueísmo planteado entre los buenos-chavistas y malos-escuálidos es una falsa contradicción y a la final parte de nuestra propia irracionalidad. La división real se da entre la estupidez en la que caemos y la inteligencia y acciones deliberadas con las que ellos vienen diseñando sus acciones políticas de provocación.

Por ello nuestra estrategia no puede ser otra sino la de desatar la inteligencia social del colectivo que siempre será revolucionaria, siempre convertirá lo irracional en fuerza creadora, inteligente, solidaria y amorosa. No será una inteligencia de manipulación sino de transformación. El estúpido violentista que corre por nuestras venas puede reconvertirse si quisiéramos en una maquina estratégica irónica y burlona que es la única manera en estos momentos de frenar su estrategia de provocación. No agrediéndolos sino riéndonos de ellos, aplicar la dulce indiferencia,  generando una evitación activa y no ingenua, quitándoles el poder de provocación que le hemos otorgado. Multiplicando mas que todo las redes de inteligencia social y enfrentar sus planes de violencia desde sus propios nichos de generación. Mucha atención por cierto a los fascistas “rojitos” que ya gobiernan gran parte de los estamentos institucionales estatales y que son sus principales cómplices. Con esto y por esto no dejamos de tener presente que si debe existir la preparación para el ejercicio de la violencia como acto de defensa legitima y revolucionaria. Porque bien sabemos que los fascistas (ahora disfrazados de hiperliberales algunos otros de abnegados revolucionarios) a la hora de desenmascararse harán uso de toda la violencia irracional de las masas y los aparatos militares que los siguen contra nosotr@s. Y ya vimos como el 11 y 12 de abril, en pocas horas, lo demostraron todo.

E-mail:  rolandenis@gmail.com y revistamatea@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4138 veces.



Rolan Denis y Jessie Blanco

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US N ab = '0' /actualidad/a43474.htmlCd0NV CAC = , co = US