El nuevo horario margariteño

De acuerdo a las informaciones suministradas por altos personeros del gobierno, en Venezuela se llevará a cabo el cambio de la hora oficial por un horario más cónsono con las necesidades de nuestra población revolucionaria y bolivariana.

No se trata, como anuncian algunos voceros del Comando de la Resistencia, de una maniobra perversa para hacer que los niños lleguen a las escuelas en condiciones de asimilar el adoctrinamiento antiimperialista y otras paparruchas por el estilo.

Lo que se pretende es que la ciudadanía aproveche de manera más cabal las horas de sol, y el rendimiento, tanto laboral como educativo, sea superior.

En Margarita, sin embargo, el cambio de hora podría tener una función mucho más útil si se aprovecha debidamente. De sobra es conocida la impuntualidad de los neoespartanos, cuyo “leiv motiv” afirma: “No dejes para mañana lo que puedas hacer pasado mañana.” Un margariteño ligeramente informal, y hasta un navegao que haya asimilado las costumbres regionales, jamás llega a tiempo a un compromiso, ya bien sea un acto oficial, social o hasta un itinerario aéreo o de ferry.

A la inmensa mayoría le tiene sin cuidado dejar esperando al personaje más encumbrado, cosa que acarrea innumerables problemas en una isla donde llegan turistas alemanes, suecos y otros europeos para quienes la puntualidad es prácticamente sagrada.

Debido a ello considero muy oportuno y conveniente el cambio de horario en Nueva Esparta. Eso sí, deseo proponer dos modificaciones. El margariteño, por lo general, digamos mi hermana Margarita o mi amigo Walter Castro Salerno, llega con un retardo de hora y media a cualquier acto. Por ello sugiero que, en vez de media hora, el cambio para Nueva Esparta consista en retrasar los relojes hora y media.

La otra sugerencia consiste en que las autoridades no anuncien el cambio de horario en la región insular, o sea, que lo implanten sin mayor alharaca.

Así los impuntuales crónicos, es decir, casi todos los habitantes de la región insular, no se enterarán del nuevo horario y procederán a seguir llegando tarde a todas partes, sin darse cuenta que estarán llegando a la hora en punto.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2846 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor