Reforma y jaque mate al pasado

La propuesta de reforma presentada por el ejecutivo nacional comprende cambios a 33 artículos de la constitución nacional. De los 33 artículos, el consenso en el lado de la oposición es que la manzana de la discordia en el artículo 230.

Este artículo es el que propone extender el periodo presidencial a siete años a la vez que elimina el límite al número de reelecciones que puede tener un presidente.

Ahora bien, esta es mi opinión antes de tocar el meollo del asunto: tengo problemas con la lógica detrás de cambiar el período presidencial de seis a siete años.

Si cambiamos el período a siete años, lo lógico sería llamar de nuevo a elecciones presidenciales porque el Presidente Hugo Chávez fue elegido solamente por seis. Particularmente, no veo la necesidad de llamar a otras elecciones. Lo más probable es que el presidente Chávez las gane. Lamentablemente estas también servirían para inyectarle sangre de vida política a una oposición moribunda.

¿Por qué alargarles la agonía y arriesgar al mismo tiempo la estabilidad política nacional?

Mi humilde opinión es que deberíamos dejar el periodo presidencial en seis años.

Respecto a eliminar el límite de dos periodos presidenciales continuos, mi opinión es la siguiente. Antes de todo debo confesar que la primera vez que escuché sobre esto, mi reacción inmediata fue de rechazo. Así se lo expresé a los que me indagaron al respecto. Pues, les comunico a todos que he cambiado de parecer.

Duélale a quien le duela, la figura de Hugo Chávez es esencial para el proceso que estamos viviendo en la República Bolivariana de Venezuela. Esto lo sabe el mismo Chávez y el resto de los venezolanos, los que están a favor del gobierno y quizás aun más los que están en contra. Para un país que a través de su historia ha sufrido de una gran falta de liderazgos verdaderos, cuando aparece uno, este se hace irremediablemente imprescindible.

Los voceros de la oposición son los menos calificados para atacar esta afirmación. El problema principal de ellos es precisamente la falta de líderes verdaderos. En el fondo añoran la llegada de un Mesías que no termine residenciado en el sur de la Florida.

De este mal no sufre la revolución. Eso por un lado.

Por otro lado, los detractores de la propuesta de reforma constitucional señalan que en esencia esta no es más que un mecanismo constitucional usado por el Presidente Chávez para eternizarse en el poder. En contra de este barrunto, considero un argumento débil (aunque cierto) el defender la propuesta de reelección ilimitada diciendo que es el pueblo el que eventualmente determinará la longevidad de Chávez en el poder.

Yo prefiero ser 100% honesto. En estos tiempos históricos que vivimos, hay que decir la verdad y reconocer que el liderazgo del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías no es solo imprescindible, sino justo y necesario.

La oposición ha estado en jaque por mucho tiempo. Llegó el momento de darles mate.

Considerando que la oposición esgrime la carta de que la reforma constitucional no es mas que la legalización de una dictadura; considerando que por uno solo de los artículos propuestos para reformar se pudiera estar sacrificando la discusión en profundidad de los otros 32; considerando que un sector de la población rehúsa a participar seriamente en la discusión de la reforma por estar incluido en ella este artículo en particular, propongo que se elimine de la actual propuesta el cambio al artículo 230.

Esta es una gran oportunidad para que nos manifestemos nosotros los ciudadanos.

Tomemos ventaja de la democracia participativa y callémosle la boca a los detractores del proceso. Nosotros los ciudadanos podemos hacer la misma propuesta de cambio al artículo 230 con más contundencia política que el mismo Señor Presidente de la República.

De acuerdo al artículo 342 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la iniciativa de Reforma de la Constitución la puede ejercer la Asamblea Nacional mediante acuerdo aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes, el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros o, “una solicitud de un número no menor del quince por ciento de NOSOTROS LOS ELECTORES inscritos en el registro electoral.”

Para que la reforma sea el “fruto de un amplio consenso”, dicho en las “sabias” palabras de la Conferencia Episcopal Venezolana, recojamos las firmas necesarias para introducir en la Asamblea Nacional una solicitud de modificación al artículo 230.

¡En Venezuela manda el pueblo! ¡Chávez tendrá derecho a ser reelegido porque así lo decidimos la mayoría de los venezolanos!

Ahora, ¡O corren o se encaraman! Llegó la hora de darle en la madre a los que hablan pendejadas, a los que hablan de “período pre-totalitario” en Venezuela y de las aspiraciones “dictatoriales” del Presidente Hugo Chávez Frías.

¿Le damos? ¡Démosle pues! ¡De frente!

http://www.PetitionOnline.com/Last1one/

elio@vheadline.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2530 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a40989.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO