Sociales sí, socialistas no

La atención del país político está concentrada en el discurso leído
en el hemiciclo de la Asamblea Nacional por Douglas, el estudiante de la
alta sociedad civil. Las versiones sobre la autoría del dicha pieza oratoria
son múltiples. Algunos piensan que se trata de un texto originalmente
balcánico, traducido al inglés, con una bien lograda versión en castellano.
Otros consideran que el discurso fue redactado en cambote, durante una
tormenta de ideas, con los jóvenes manifestantes. Hay quienes sospechan que
fue concebido en España por los mentores de José María Aznar. La tesis
prevaleciente, sin embargo, es que el libreto tiene la impronta de la
Agencia ARS, con algunas palabras extraídas del argot estudiantil, para
darle autenticidad.

Sea como sea, el meollo de la exposición se encuentra en una serie
de aseveraciones que definen el carácter ideológico de la protesta
estudiantil. Dichos asertos se hacen por vía de comparación, mediante un
simpático e ingenioso juego de palabras que permitirá que miles de jóvenes
protestatarios recuerden con facilidad las expresiones empleadas.

El clímax oratorio fue alcanzado por Douglas cuando señaló, con voz
apagada, pero aún así conmovedora: "Los estudiantes no somos socialistas,
somos seres sociales; los estudiantes no somos neoliberales, somos seres
libres; los estudiantes no hacemos oposición, nosotros hacemos proposición."


Naturalmente las limitaciones impuestas a la duración del
pronunciamiento, así como la prisa por quitarse las franelas rojas y
abandonar el recinto de la AN, impidieron completar las definiciones que, de
seguro, serán planteadas al surgir nuevas oportunidades.

En los medios publicitarios se considera que los siguientes
conceptos figurarán en los próximos discursos, ya bien sean pronunciados en
el Sambil u otros centros comerciales:

Los estudiantes no somos magnicidas, somos magnificados.

Los estudiantes no somos reservistas, somos reservados.

Los estudiantes no somos rosos, somos de Rosales.

Los estudiantes no somos capitalistas, somos capitalinos, o sea, de la tarde
capitalina, y, cuando estamos en Miami, no somos demócratas, somos
republicanos.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2354 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor