Mosca con el pisa pasitos de Rosales en Panamá

Sin asombro leí este martes la información que emite el colega y ex compañero, periodista Alejandro Montiel, agregado de prensa de la República Bolivariana de Venezuela en la Embajada de Panamá, quien advierte sobre las andadas del gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, en su visita a ese país centroamericano. El colega alerta "sobre acciones desestabilizadoras por parte de Rosales en ese país contra el Gobierno Bolivariano, en el marco de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos a celebrarse del 3 al 5 de junio".

La visita, dijo Montiel, "no tiene otra finalidad que generar una campaña internacional en contra del pueblo venezolano y las decisiones soberanas que toma Gobierno venezolano en el caso de Rctv".

Cuando digo que no me asombra esta noticia es porque quien conozca la postura de la derecha panameña, entiende de inmediato que la oposición venezolana, bien mal representada por cierto con Manuel Rosales, está en la búsqueda de apoyo de grupos bien radicales y adiestrados, quienes por cierto, en el caso de Panamá, tienen en su haber el derrocamiento al presidente Manuel Noriega, allá por finales de los años 80 (89-90), quienes en confabulación con el gobierno de los EEUU y la CIA, hicieron una campaña mediática bien orquestada en todo el continente, para sacar como un perro, como lo hicieron, al entonces presidente Noriega.

En aquellos años, se decía que los partidos Copei y AD, apoyaban a representantes de la derecha panameña en Venezuela, para que hicieran trabajo incubierto. Aquí lo hicieron, al menos hasta donde se tubo conocimiento, con un medio de prensa que se editaba e imprimía en Caracas, en una oficina de parque Carabobo, un periódico de pequeño formato que era introducido clandestinamente en Panamá, con la ayuda del gobierno venezolano. Fue notoria la participación de algunos políticos panameños y representantes de la burguesía de ese país en se plan que se mantuvo hasta la caída de Noriega. La intención era ir mermando la imagen y desacreditar al general Noriega, quien por cierto se decía era ex miembro de la CIA y que cuando se les volteó y animó a oponérseles y levantar las banderas del nacionalismo en su país, fue atacado sin contemplaciones.

La derecha panameña es tan radical, clasista y activa, que estoy segura que por ello Rosales está por allá, para establecer los amables lazos con esos grupos, cuya violencia e intolerancia se evidencia en los videos, que por cierto fueron muy utilizados acá, cuando el paro petrolero de 2002, en donde los adversarios a Noriega y a su gente (que tildaron de paramilitares) se enfrentaban en las calles y gritaban en todas las marchas "ni un paso atrás", como acá.

Mosca con este pisa pasitos, porque no se puede subestimar a este tipo de políticos en Venezuela que están dispuestos a lo sea para caldear las calles y los panameños tienen su historia. Por eso el status quo de esa hermana nación sigue viviendo con dos estratos muy marcados, los muy ricos y los muy pobres.

A Rosales le damos un consejo: que se deje de buscar ayuda extranjera para desestabilizar el gobierno del presidente Hugo Chávez, quien tuvo la finura, la amabilidad de dejarlo en la gobernación zuliana, porque hasta le aceptó que compitiera en las elecciones presidenciales sin renunciar al cargo de gobernador. Si quiere ser un líder nacional, que vaya a los cerros, caseríos, pueblos, barrios y ciudades y busque el apoyo de los venezolanos, no es en Panamá en donde tiene que buscar ayuda porque ellos tienen sus propios intereses, por cierto, muy ligados a los de los gringos.

(*)Periodista

Leonjudi@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3291 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a35066.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO