Maduro por desarrollo de la revolución bolivariana y chavista, ganará las elecciones del 28J

El título, idea central del texto a desarrollar, se sustenta en el conocimiento obligatorio de las diferentes realidades conceptuales y en ejercicio revolucionario cuales irían desde comprender el concepto/ abstracción "Revolución", además que dicha praxis se circunscriba a los momentos actuales del proceso revolucionario en la República Bolivariana de Venezuela, que en la temporalidad actual del proceso revolucionario se considere que sea el momento apropiado para ejercer el derecho constitucional de elegir al próximo Presidente de la República, y, en consecuencia, la elección inequívoca de elegir a Nicolás Maduro Moros como Presidente y como líder-dirigente del proceso revolucionario bolivariano-chavista en la "Nueva Era".

En esa línea, no estamos negando ni la existencia menos la cuasi-obligación constitucional del sector social-económico de Venezuela en aquellos sectores sociales adscritos a las tesis de Washington por alienación (ideología capitalista neo-liberal), quienes se oponen tanto al proceso revolucionario bolivariano-chavista como a la continuidad en Miraflores de Maduro Moros; ese es el derecho constitucional y LEGAL (siempre que cumplan con lo establecido por la LEY), de tener y poder participar en el proceso eleccionario presidencial de la fecha en texto.

Consideramos y respetamos sus "tomadas decisiones político-ideológicas", decisiones que no "comulgan con las tesis revolucionarias bolivariano-chavistas", en ninguna de sus propuestas evolutivas y perfectibles, dentro de los paradigmas del capitalismo dependiente en las "nuevas pero viejas" tesis.

Por lógica sistémica, en curso actual, ese sector político se adscribe, en sus bases fundamentales teórico-ideológicas, en lo que popular lenguaje se las ha denominado como "las derechas", tanto dentro de las fronteras venezolanas como allende los mares, en adscripción manchesteriana, con lo cual se corresponden, actuando en concordancia, con el concepto "contra-revolución", con sus aspirados logros políticos.

Con ello demuestran, en plena libertad intelectual, el desconocimiento de la Teoría Revolucionaria del Poder Popular, por principio, como el desconocimiento del propio proceso natural de la Historia de la Humanidad en su propia dialéctica evolutiva-permanente, como el profundo desconocimiento de la Historia de Venezuela en sus bases históricas fundamentales al tiempo que desechar la realidad real de la antropología criolla.

Natural actitud siendo y comportándose, esas oposiciones contra-revolucionarias, en sus vehementes referencias ideológicas, de ser orgullosamente de "derechas".

Quizás los más cercanos a la comprensión requerida podrían ser los social-demócratas pero con "plomo en el ala" cuando adscriben con énfasis el sistema capitalista lógico-formal, es decir, no creen y rechazan la dialéctica en permanente desarrollo y perfectibilidad de la "estructura y super-estructura", en connotación a cada país en propuesto estudio. Para tratar de hacerlo más comprensible se expresan en plenitud cuando no entienden el concepto chino de "socialismo con características chinas".

Nicolás Maduro Moros viene ejerciendo el ejercicio connotado de la significación de la Presidencia conjugándola con ejercer como máximo líder responsable de la "izquierda venezolana y nacionalista" bajo realidades y circunstancias de todas y todos conocidas; por lo cual son de conocimiento público los caminos adoquinados a través de los cuales ha navegado desde que asumió, con responsabilidad revolucionaria, las inevitables responsabilidades y obligaciones correspondientes del proceso bolivariano-chavista; es decir, bajo el diseño de un "Proyecto de País en revolución continua y permanente" con sus correspondientes avatares pero, al tiempo, con perfectibilidad ante realidades internas y externas negativas que le han permitido poder superar las empinadas laderas de las propias realidades nacionales.

Actualmente Venezuela sin haber podido salir de los pesos significados de las sanciones impuestas desde Washington conjuntamente con los agresivos planes de las compañías petroleras occidentales norteamericanas como de otros países "socios y aliados" de los EEUU de Norteamérica, viene a pasos acompasados solucionando aquellos más graves problemas que venían impactando fuertemente en las sociedades venezolanas incluyendo a los propios sectores de las rancias derechas venezolanas.

En nuestro orden de ideas, es de fundamental importancia la precisión como traer al consciente colectivo los impactos de la Historia Patria en lo referente al proceso histórico revolucionario sobre la base fundamental del "Socialismo" con lo cual, en nuestra proposición, comenzaría ese mencionado proceso revolucionario en aquel mes de febrero del año 1928 cuando una juventud "se alargó los pantalones".

Desde aquellos avatares, en necesario continuo estudio, comenzaría un proceso político lleno de aciertos y tropiezos, con planes acertados y fracasados, con "golpes contra-revolucionarios" inevitables como respuestas de las derechas nacionales y extranjeras cuando las realidades geo-humanas como históricas de la Patria y sus sociedades exigían el "control patriótico" de las objetivas ventajas geo-naturales.

Innecesario describir, una vez más, "lo histórico" sucedido hasta el triunfo electoral y constitucional de Hugo Rafael Chávez Frías cuando comenzaría, en nuestros pareceres, "la toma del Poder de la Revolución" pero sin las bases fundamentales que la calificaran como es ser una "revolución de corte socialista".

A partir de aquel diciembre es cuando comienza la primera etapa revolucionaria en el Poder cuando se suceden "acciones y reacciones" tanto desde Miraflores como desde las "derechas nacionales y extranjeras".

Ello significaba que era de perentoria necesidad consolidar el Poder sobre las bases de "reformas del Estado" a través del Poder Legislativo "sin pausa, sin prisa" pero con "mucha astucia".

El "tránsito de Chávez" junto con sus "obligadas sugerencias" llevó, constitucionalmente, a Nicolás Maduro Moros a continuar el desarrollo de la Revolución Bolivariana y, ahora, Chavista, a niveles superiores necesarios e inevitables en su referencia real revolucionaria. Es decir, los procesos revolucionarios "…no es cuestión de dos días…" sino de años junto con las realidades de las temporalidades humanas.

Es decir, es "la realidad" que aquellos revolucionarios ejercieran el ejercicio de la enseñanza a las "nuevas generaciones" en concordancia con las objetivas realidades en permanente evolución y perfectibilidades del proceso revolucionario venezolano y, así, sucesivamente, siendo las nuevas realidades las objetivas realidades que "el conductor de la Revolución Bolivariana y Chavista" continúe asumiendo sus responsabilidades revolucionarias en permanentes cambios revolucionarios y, de ahí, en consecuencia, el real significado del concepto "Revolución" con "característica venezolanas".

El Presidente y líder Nicolás Maduro Moros revolucionarios, con "mano propia", no se va a "achinchorrar" menos trasladarse a cualquier curso de agua del Apure cuando siguiendo el ejemplo continuará con "lo asumido por mandato revolucionario" del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías quien representó "el pasado revolucionario, el presente revolucionario y el futuro revolucionario" tanto desde "lo civil" como desde "lo militar".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 852 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: