La Iglesia Católica, el Proceso Revolucionario i mi posición existencial

“Todas las religiones son falsas y nocivas”

Bertrand Russell



“Para mí, el primer pecado del clero es la soberbia y la falta de compromiso con la justicia social, luego vendría su apego

al dinero y en tercer lugar situaría el tema de la sexualidad”

Pepe Rodríguez







Viendo diversos escritos de personas preocupadas por la actitud de la iglesia católica “i que apostólica i romana”, me convenzo de lo poco informados que están la mayoría de hombres i mujeres religiosas, a los cuales últimamente les han metido en la cabeza que, “la iglesia de Cristo somos todos” (otro engaño más) para tratar un poco de sacudirse de tantos disparates, mentiras i complicidades materiales (dinero, dinero, dinero) que los “jerarcas” o cogollos de la iglesia directamente conectada al Imperio Vaticano, a modo de comprometer a los ignorantes fieles, alienados por eso inexplicable que llaman “fe”; porque fuera de un equivocado e incoherente catecismo que estudian en las escuelas desde sus primeros años, cuando no están en capacidad de discernir, se lo siguen ampliando en las misas i otras actividades en los templos; sin embargo, conozco mui pocas personas que haya indagado respecto a las “mentiras teológicas” i en sus hogares no tienen, excepto la Biblia (i que en mi infancia i juventud, era un libro misterioso i prohibido) i nada sobre un estudio serio en busca de verdades. Lo vi en el tranquilo, serio i amoroso hogar de mis padres i como buenos cristianos, nos forjaron a todos en ese fervor, de modo que hasta cerca de mis 20 años, estando de novio con mi primera esposa i creo que unos dos años más allá de la unión, antes de morir mi padre i mi hermano Alfredo, íbamos con él a “las misiones”, una serie semanal de rezos i sermones, i preparación espiritual para la Semana Santa; rezaba el rosario junto con mi abuela Mimita, en un radiecito de madera que tenía, junto a Olegario Villalobos por La Voz de la Fe, i hasta junto con mi esposa hacía los “primeros viernes”. De niño mi madre me decía al oído para repetir, todo lo que se va recitando en las misas mui distintas a las de actualmente (o a la que presencié en Lovaina) i nos parecía el mayor “pecado” no ir a misa, o dejar pasar tiempo sin comulgar, pese a que n poco travieso como a mis ocho años, junto con dos primos, causé un terremoto existencial en mi hogar, cuando comulgué por primera vez sin comulgar. Recuerdo que antes de hacerlo “oficialmente” casi me hicieron un exorcismo, con clases particulares de catecismo. Cuando ya de médico, durante mis estudios leí a Salomón Reinach en su obra ORFEO, HISTORIA GENERAL DE LAS RELIGIONES, mis espontáneas dudas se acrecentaron, así como cuando vi el sufrimiento i la muerte de los enfermos, especialmente los pobres. Allí empecé a cambiar i a los 7 años de médico, empecé a estudiar Filosofía, hice preguntas incontestables en una conferencia de García Baca i, sobre todo, descubrí Bertrand Russell i al pensamiento científico, desde Bacon Descartes, etc., hasta llegar a Russell, Poper, Nagel, Einstein, Maxwell, Mach, Carnap i muchísimos otros; entonces, lo religioso se desboronó definitivamente, o mejor desapareció. El pensamiento dogmático de las religiones es irreconciliable con la Filosofía i con la Ciencia; ya cuando la filosofía griega irrumpió en Europa occidental, desde Orígenes, Tertuliano, Plotino, Tomás de Aquino, San Agustín, Balmes, etc., el esfuerzo de la iglesia por “reconciliar” la filosofía griega con el dogma cristiano, fue fracaso tras fracaso i no ha dejado de serlo. Para colmo, está absolutamente comprobado que, los Evangelios, no son documentos históricos. Son, en muchos aspectos, mitos plagiados del Lejano Oriente. En ese tiempo de mis dudas, recuerdo que leí un libro titulado Y LA BIBLIA TENÍA RAZÓN, donde algunos argumentos parecían ser válidos, como el no conseguir la ciudad de Ur en las costa del Pérsico, pero descubrirlas kilómetros adentro entre la desembocadura de los dos grandes ríos de Mesopotamia (el oscuro rincón para el terrorista Bush); de todos modos todo se fue mostrando “acomodado o manipulado” i recuerdo a mi segundo hijo varón quien desde joven se le ocurrió leer algunas cosas sueltas en la Biblia, i como arquitecto calculaba el tamaño del Arca de Noé, i le parecía la mentira más estúpida, pues si hubiese metido solamente una pareja de insectos, se hubiese hundido el arca. I mi amigo Manuel Martínez, con quien visité el zoológico de Amberes en Bélgica, se quedaba largo rato contemplando el elefante más grande que jamás he visto. Cuando le pregunte porqué observaba tanto, me respondió: Roberto, ¿Cómo haría Noé para introducir una pareja así, en el Arca? I es que las “Escrituras” están plagadas de disparates i mentiras.

El escritor español Pepe Rodríguez, no se les ocurra pensar que es el dinosaurio criollo Ministro de Carmona, tiene dos libros que los cristianos deberían leer. LAS MENTIRAS FUNDAMENTALES DE LA IGLESIA, i LA VIDA SEXUAL DEL CLERO. Creo que los alarmará, especialmente a los dogmáticos ofuscados; pero a los que piensen i sepan razonar, los sacará de la oscuridad. Pepe Rodríguez dice casi al comienzo del primer libro mencionado: LA MENTIRA ES LA OFENSA DIRECTA CONTRA LA VERDAD; MENTIR ES HABLAR Y OBRAR CONTRA LA VERDAD PARA INDUCIR AL ERROR AL QUE TIENE EL DERECHO DE CONOCERLA. LESIONANDO LA RELACIÓN DEL HOMBRE CON LA VERDAD Y CON EL PRÓJIMO, LA MENTIRA OFENDE AL VÍCULO FUNDAMENTAL DEL HOMBRE Y DE SU PALABRA CON EL SEÑOR”. I más adelante afirma que, el Jesús de esos mismos Evangelios, no tiene penas nada que ver con el que proclama la Iglesia.

Estas cosas sumada a mi compra incesante de libros sobre religión, naturalmente no escritos por curas, sino por grandes pensadores (tengo una “biografía” de Jesús escrita por Hegel) se complementó cuando leí dos posiciones distintas, por hombres creíbles. Leí POR QUÉ NO SOY CRISTIANO, de Bertrand Russell, i otro sobre tema parecido de su compañero en el PRINCIPIA MATHEMATICA, el sacerdote Norbert Whithead. Me encontré con sorpresas en Russell, como ver que los doctores en teología consideran a Dios como el juez más injusto, puesto que si nuestra existencia en el mundo, es tan efímera, tan corta, un instante kikergueano, i estamos hechos por Él “a su imagen i semejanza” (una mentira o invención soberbia; SI LAS HORMIGAS PENSARAN, Dios sería una hormiga), el hombre más malo o perverso criminal de la historia (Atila, Nerón, Hitler, Stalin, Truman o Bush, solos o fundida su maldad en un solo ente) por ese paso de gaviota sobre la playa que es la vida concedida, pueda ser condenado al fuego eterno. Los debía haber creado como chicarrones desde un principio, o acaso Dios se complacía viendo sus atrocidades i la muerte de indefensos inocentes. Son disparates inadmisibles. Me encontré igualmente que, el inteligente Whitehead, no encontraba o no encontró como reivindicar los disparates. Hoi sólo basta tener conciencia de lo que es el Cosmos, para saber que fantasías son todas las religiones, desde las más remotas hasta las más actuales. Nadie ha conocido de Dios i no sabemos si dios “inventó” al hombre o el hombre inventó a Dios; por lo pronto, en estos años de vida me he conformado con la advertencia socrática i con la creencia aristotélica: “Dios es una entidad lejana i desconocida” i nada más, hasta que la proximidad de lo ignoto, me hace como médico i filósofo de la ciencia, creer mucho mejor en la Nada. Lo que somos está en el cerebro i cuando éste muere, desaparece la personalidad i queda la nada que, bien puede llamarse con benevolencia, el sueño eterno. De este modo, los sacerdotes, los rabinos, los abates, los oficiantes, los pastores, los lamas, los brahmanes, los bonzos, los augures, los ungidos i cuanto “emisario o intermediario” de los distintos dioses haya en el mundo, son falsos i comercian con las creencias de los débiles, de los fanáticos, de los supersticiosos, etc. Las religiones empiezan como un recurso o esperanza de los pobres; i posteriormente, cuando se les ve la posibilidad de fuerza gregaria, los audaces las convierten en negocio. Así la vemos sencillamente descrita por Eric Fromm en EL DOGMA DE CRISTO, cuando pasa de ser religión de los pobres a religión de los ricos i poderosos, que creen justificar los mitos, para tomar el poder i las riquezas.

(Continuará)

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3799 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a33042.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO