Ni, aunque gane Maduro, se resuelve el problema en Venezuela

Con todas las medidas coercitivas en marcha, lo más seguro es que "triunfe" Maduro; sin embargo, si resulta lo contrario; ese triunfo lleva una doble carga negativa. ¿por qué?

Pues, para Maduro y la oposición guarimbera, legalizar la llegada al poder, frente a la demanda "democratizante" norteamericana y hacer dinero con la explotación de los recursos naturales y de la fuerza de trabajo de la gente, es la cuestión fundamental.

De ahí que, quien gane las elecciones, Maduro o los opositores electorales, no resuelve nada. Pues, la situación actual de Venezuela, de acuerdo a la oposición no electoral; no se resolverá ni con la reelección de Maduro, ni con la llegada de otro u otra, opositores.

Es por ello que, que esta oposición, considera que, si no se renegocian los contratos a favor de Venezuela, de minería, gas y petróleo con las compañías transnacionales, de Canadá, Estados Unidos, Europa y chino-rusas, como lo hizo Chávez, el vasallaje neo colonial, y la aguda dependencia al dólar, no termina.

Resolver esa ecuación a favor de Venezuela y su pueblo es la brújula que encontró y orientó a Chávez; con buenos y revolucionarios resultados.

Eso no está en la naturaleza vencida, oportunista y arribista de Maduro y los guarimberos.

Los opositores chavistas, pro socialistas y revolucionarios han sostenido repetidamente que, "No se puede creer en los gritos antimperialistas de Maduro, su legión del gobierno y seguidores; cuando no tienen las bolas y la inteligencia estratégica comercial para sacar, en una renegociación de recursos, beneficios gigantescos para Venezuela y su población."

De ahí que, gane quien gane el 28 de julio, no está en posición estratégica ni popular, para levantar las esperanzas de las mayorías venezolanas.

"Cosa má grande en la vida, chico"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 860 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: