¿Qué ganamos con los 5 Si?

Con los cinco SI pregunta Gumersindo, que ganaremos amigo Rutilio,
mientras en la Taguara, pedimos a Petrica, dos cachapas con queso de
mano y un café con leche con galletitas de chocolate rellenas de coco.
Bueno amigo Gumer eso me lo he pensado y no encuentro una salida fácil
a tu pregunta. Tan enrevesado es amigo Ruti, si es como tener una
culebra de dos cabezas, sin saber de cual lado tiene la cabeza.
Caramba clama Gumersito, esa vaina entonces es bien jodía, pues si
pana, es bien corajuda, pues no sabes por que lado te va a salir la
culebra.

Si ganan los 5 Si completicos, enfilados, y en una cantidad de
votantes suficiente para no empezar la discutidera de los % , tara
bueno, pero deben de votar para esto de unos 10 millones en adelante.

Aja, Rutilio y si este domingo gana el Sí que es un hecho, que
ganaremos, me refiero a nosotros Juan Bimba, pues no se depende de los
planes de estilo "Top Secret" que maneja nuestro gobierno.

Claro pana el estalin guyanes no nos va a entregar nuestro territorio
guayanés tan fácilmente por unos votos de SÍ y menos la Exxon Mobil o
el Comando Sur.

De momento no ganaremos nada más que el respaldo moral del pueblo,
nada más, pero no recuperaremos ni un metro de la Guayana venezolana,
hace unas horas nada más el monigote guyanes hoy presidente plantó la
bandera de Guyana en tierras nuestras del Esequibo, en verdad el tipo
tuvo huevos, claro que está respaldado por varios padrinos.

Nosotros Gumer no sabemos qué hará el gobierno de Maduro Moros con
esos millones de SI dentro de las urnas después de este domingo 3 de
diciembre.

Los planes del gobierno de Maduro hasta el momento nadie los conoce a
este respecto, de este tema tan vital para los venezolanos.

Pienso como Filemón, por las buenas no nos devolverán las tierras
robadas hace ya tantos años, y si activamos la pregunta 5 del SÍ,
debemos tomar posición de este territorio, y anexar como el estado 24
de Venezuela, de inmediato.

Pero como dice el pana Magallanes, tenemos que tener padrinos como
China y Rusia que nos respalden, pues para entrar al Esequibo a poner
la bandera venezolana en su mástil y tomar posesión de nuestro
territorio como lo manda la pregunta 5, va a ver que echar plomo y
defendernos de los ataques de enemigos como los antes nombrados y
otros que andan por las sombras, como la que no le gusta vestirse
porque no va.

Esa tipa es como el alacrán.

De no hacer esto de inmediato y sin titubear, este referendo será como
echar sal en el agua.

No podemos quedarnos hablando entre nosotros nada más Gumersindo,
debemos tomar de una vez nuestro territorio guyanes y ver a como nos
toca.

Debemos sin duda contar con el respaldo y la ayuda de países amigos y aliados.

Por las buenas como dice el amigo Anibal ni con todos los SI del Mundo
nos devolverán nuestra tierra guayanesa con toda la belleza, agua
riquezas y tesoros incalculables que tiene este territorio.

Como opina Ramirito después del 3 de diciembre hay que jugarse a
Rosalinda y ponerse las alpargatas, pues ya nos han quitado
suficientes territorios que fueron de Venezuela si repasamos nuestra
historia.

Como ejemplos;

En 1941, con el tratado de límites terrestres Venezuela perdió 108.350
Km2; en 1952 surgió el problema de la delimitación del Golfo y la
soberanía sobre el Archipiélago de Los Monjes; en 1971 se produjo una
tensa situación en el Golfo de Venezuela con presencia de naves de
guerra colombianas

Venezuela tuvo que lidiar en su frontera oriental con otro coloso:
Inglaterra; y en la occidental con Colombia, no tan coloso, pero con
una diplomacia clarividente y habilidosa. Ambos países nos arrebataron
el 44% del territorio nacional. Estos datos parecen ser reveladores y
concluyentes: Año 1882: 1.639.398 km2 – Año 2021: 916.445 km2 –
Pérdidas Territoriales: 722.953 km2.

Solo con la Guayana Esequiba se perdieron 159.000 km2 por culpa de
Inglaterra, la potencia hegemónica mundial más imponente en el siglo
XIX, y nuestra vecina el flanco oriental de nuestro país. Inglaterra,
la misma que con su Legión Británica ayudó a Bolívar y Páez a vencer
en la decisiva batalla de Carabobo del 24 de junio de 1821. La
historia es en realidad el triunfo de la ironía.

Otro dato apunta sobre la coherencia del despojo inglés sobre el
territorio oriental venezolano. Primero obtuvieron de España las islas
de Trinidad y Tobago en 1797 y, luego, sus avanzadas de inventaron la
famosa Línea Schomburgk a partir del año 1841. El Laudo Arbitral de
París del año 1899 terminó siendo la puntilla. Y no se perdió más
porque los Estados Unidos invocaron la doctrina Monroe (1823)

Aunque todo indica —y esto es un misterio para el honor nacional
mancillado— que en nuestra frontera occidental se haya perdido un
territorio aún mayor en manos de nuestros «hermanos» colombianos, a
quienes los venezolanos con Simón Bolívar a la cabeza en el año 1819
ayudaron a liberar en la batalla de Boyacá (1819). El Laudo Arbitral
español de 1891 no solo implicó la pérdida de la península de la
Guajira sino de extensos e inconmensurables territorios al sur de
nuestra frontera occidental en torno a los ríos Sarare, Arauca, Meta,
Orinoco y Negro. Es un misterio que la omnipotente Wikipedia no arroje
con precisión la cantidad del territorio mutilado venezolano

Lo cierto del caso es que apenas los venezolanos tienen conciencia de
esta negligencia criminal de parte de una diplomacia enclenque y unos
jefes políticos primitivos incapaces de resguardar la integridad
territorial en pleno siglo XIX. Un siglo XIX en que Venezuela no
confirmó el destino de grandeza que los herederos de Bolívar tuvieron
la responsabilidad de enaltecer y no lo hicieron.

Dios quiera que con este referendo de las 5 preguntas ganemos aunque
sea por una vez en la historia de estos robos y despojos hechos a
expensas de Venezuela. Toribio pregunta y después del 3 que pasará
"Top Secret Toribio, nadie lo sabe más que Tío Lucas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1262 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas