La canasta alimentaria

La tabla anexa que ilustra esta narrativa permite visualizar las variaciones del costo de la CANASTA ALIMENTARIA FAMILIAR, su valor en bolívares y en dólares, la manera como se mueve la inflación y la depreciación del salario mínimo en un país bloqueado en el área económica y financiera. Esos datos facilitan al lector tener una idea de la dinámica económica por la transita el país en el momento actual.

Cabe expresar que a partir del último trimestre de 2021 Venezuela comenzó a dar señales favorables en el freno de la recesión económica que la afectó desde hace cinco años atrás. En esos días los especialistas y técnicos en economía dieron por concluida la recesión económica que afectaba al país. En el mes de diciembre de ese año se anunció que Venezuela estaba iniciando un proceso de crecimiento económico favorable para la economía nacional. Y el espejismo del despegue, retomando los criterios del francés Raymond Barre ilusionó a un sector gobernante del país.

Con bombos y platillos se anunció dicho crecimiento económico. Entre enero y septiembre del 2022 el Producto Interno Bruto (PIB), según el BCV, alcanzó en promedio un nivel del 17.73 %. Ese espejismo, por supuesto, generó esperanzas y expectativas en nuestros conciudadanos. No obstante, ese crecimiento, ojo que nos desarrolló económico, comenzó a caer finalizando ese año. El mismo se reflejó en un nuevo periodo de devaluación del bolívar comenzando el 2023 que continuó minimizando el salario y el poder de compra de la población.

En esa dirección de acuerdo a información del Observatorio Venezolano de Finanzas, OVF, publicada en la página Swissinfo.ch, en el lapso comprendido entre enero-julio de 2023, además de frenar el crecimiento referido, la economía cayó en un 7%. Este dato es un contraste evidente con el primer semestre de 2022.

Ello implica que el país corre el riesgo de entrar en un nuevo "ciclo recesivo" https://www.swissinfo.ch/spa aunque el FMI haya proyectado para Venezuela en el 2023 un crecimiento del PIB en un 5 %. Ahora bien, este indicador macroeconómico se reflejan directamente en la microeconomía familiar y el mismo afecta particularmente: en primer lugar a los jubilados y pensionados, en segundo lugar a los trabajadores activos del sector público y en tercer lugar, a los trabajadores de fábricas de las empresa públicas y privada, que ganan según estudios técnicos entre 80 y 120 dólares mensuales.

En consecuencia, la tabla que acompaña este editorial está representada por siete filas y seis columnas que indican los meses del primer semestre de 2023, el costo de la canasta alimentaria, el incremento intermensual de la divisa de EEUU y de la moneda nacional, la inflación y la manera como el salario mínimo tiende a cero en los 493 días que han transcurrido desde el Decreto 4.653 de fecha 22 de marzo de 2022.

En ella (la tabla) se puede observar que la Canasta Alimentaria se incrementa al vaivén del movimiento hacia arriba del dólar. Por consiguiente, descifrar el significado e interpretar cada ítem de los subtítulos que identifican cada columna de la tabla precitada es una ayuda didáctica para una mejor comprensión del comentario que a continuación desarrollaré en este editorial. De acuerdo con los datos mostrados tenemos las siguientes apreciaciones:

1) El incremento del valor de la canasta alimentaria de enero con relación a junio se coloca en 4.9 % y con relación al valor del mes abril aumentó en 7.61 %.

2) El alza de junio tomando como base la unidad de cuenta nacional, el bolívar, al compararla con el mes de enero se colocó en 3912 bolívares.

3) Considerando el crecimiento de la divisa de los EEUU se puede detectar que en junio con relación a enero se elevó 6.54 dólares.

4) En relación con la inflación acumulada en el primer semestre de 2023, tomando los datos ajustados del BCV alcanzó 100.8 % y la acumulada interanual fue de 404 %.

5) Asimismo, tomando en cuenta la depreciación del salario mínimo el dato indica que de 30 dólares pasó en julio a 4.40 dólares, con tendencia hacia la nada.

En todo caso a ello debemos agregarle el monto del bono de guerra y el bono tradicional mensual de la página patria Por lo demás, los datos que se analizan permiten concluir que como resultado de la desaceleración del crecimiento económico del primer semestre de 2023, las perspectivas ya anunciadas por el aumento de dólar en el primer mes del segundo semestre que cerró en 29.50 presagian una situación económica en el segundo semestre con tendencia a la devaluación de los ingresos de los trabajadores.Del mismo modo, por los vientos que soplan, el ascenso del dólar continuará, la inflación seguirá afectando a la economía y la Canasta Alimentaria Familiar continuará incrementándose.

Carlos Mezones/01 de Agosto de 2023



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1297 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Mezones

Carlos Mezones

Más artículos de este autor