Crisis energética mundial: Quiénes y qué intereses están detrás

Estudios de simulación de flujos de energía eléctrica a corto, mediano y largo plazo, donde se incluye mayoritariamente la generación de energía usando la "energía verde", eólica y solar, han demostrado por décadas muy poca confiabilidad en la prestación del servicio.

5 de noviembre de 2021.-Sin embargo, a pesar de las advertencias de los expertos, oscuros intereses de dominación, económicos y geopolíticos de EEUU, el Reino Unido y sus empresas 'favoritas", apresuraron la "agenda verde", la cual ha llevado al mundo a una profunda crisis energética sin precedentes.

El uso prioritario de la energía verde permite disminuir radicalmente la emisión del CO2 a la atmósfera, pero para ello se requiere una inversión de más de 130 billones de dólares que tendrían que ser financiados con dinero Fiat, con retorno mínimo a mediano y largo plazo.

Esto último, junto con la incertidumbre del suministro energético con fuentes inestables dependientes del viento y el sol, han hecho muy poco viable su implantación estable a corto y mediano plazo, provocando la reactivación apresurada de plantas de carbón, el mayor contaminante de CO2.

Ante está situación coyuntural, tanto el carbón, que ya estaba en desuso, como las fuentes energéticas tradicionales, gas natural y petróleo, han incrementado sus precios a niveles insospechados.

Entre tanto, los países occidentales más afectados con la crisis piden a Rusia aumentar el suministro del gas natural a través del gasoducto que cruza Ucrania hacia Europa, ante la indecisión de Alemania de dar luz verde al suministro a través del Nordstream 2 por presiones de EEUU, que se niega a aceptar la dependencia que provocaría un suministro sostenido a Europa de ese combustible.

Rusia responde sobre la inviabilidad de enviar el gas adicional al contractual requerido vía Ucrania, pero promete entregar y almacenar más gas natural del previsto a Europa, si el mismo se transporta a través del nuevo Nordstream 2.

La agenda verde es una de las cartas que se juega tanto EEUU como el Reino Unido, además de la guerra y su correspondiente venta de armas, para intentar solventar la crisis financiera que toca sus puertas. Pero no es viable hacerlo apresuradamente. En ese sentido, tendremos que convivir con fuentes tradicionales, como lo son el crudo y el gas natural y con menor magnitud el carbón.

La agenda que se tendrá que asumir será el uso diversificado de las fuentes de energía, es decir, combustibles fósiles y las renovables tales como las hidroeléctricas, las eólicas y la solar, aunque pasarán varias décadas, antes que se pueda lograr un suministro confiable y estable usando la energía verde.

 

 


 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 894 veces.



Omar Marcano

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: