Los que no comen votaron y los que comen no votaron

Parece una contradicción pero según las últimas cifras del CNE, un poco más de 4 millones de venezolanos, que podríamos decir que, en su gran mayoría "no comen" al menos como antes lo hacían, salieron a respaldar al gobierno en las elecciones de este domingo 6D dándole una "contundente victoria" a Nicolás Maduro.

Muy a contrapelo de la desafortunada frase del dirigente oficialista que en plena campaña espetó a sus seguidores "quien no vota no come", el domingo quedó claro que los que votaron son los que no comen, mientras que los comen, en una buena proporción, fueron quienes atendieron al llamado abstencionismo promovido por los sectores opositores radicales opositores.

Estamos claros que entre los abstencionistas también se cuentan sectores minoritarios del chavismo que, estando entre quienes "no comen", por razones muy distintas a la del antichavismo radical, dejaron de asistir a las elecciones y engrosaron el porcentaje del abstencionismo.

También hay que reconocer que hubo un porcentaje, de los que comen, que acudió a apoyar al antichavismo moderado que participó en el proceso y que terminó rasguñando un escaso porcentaje de votos, para convertirse en adelante en la oposición "legítima" representada en el parlamento nacional.

Así, por mucho que ese mal chiste con vago tufo de "amenaza" que emitiera en la campaña uno de los más connotados candidatos oficialista al parlamento, parece que ese pueblo que no come, aplica la consigna de los tiempos duros de Chávez, actualizada al momento y a las circunstancias de hoy "con hambre y con bloqueo con Maduro me resteo"

Esto ha sido el chavismo genuino y original, siempre contradictorio, incomprensible, inexplicable, para que negarlo, parece parte de su naturaleza, de su genética. Po mucho que algunos insistan en señalar que es el madurismo. Esto es chavismo original.

En lo personal me habría contentado con que la corriente disidente del chavismo hubiese logrado conquistar más votos, dentro del chavismo, y hoy tuviera una representación más significativa en el parlamento recién electo, pero el chavismo habló.

Invito a los "camaradas" derrotados en las elecciones a no terminar coincidiendo con los abstencionistas de la ultraderecha opositora golpista, intervencionistas monitoreada desde el exterior, repitiendo consignas contra el "rééégimen". Respeto para un pueblo que el domingo salió a votar y decidió, demostremos que los "críticos del chavismo", más allá de la validez de nuestras posturas, y el derecho que tenemos a disentir también tenemos respeto, aprecio y consideración por el pueblo que en unas elecciones justas, transparentes y democráticas tomó su decisión el 6D.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1067 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas