Capítulo Venezuela

La jornada de los comicios parlamentarios en Venezuela del pasado domingo 06 de diciembre, transcurrió en paz y tranquilidad, se pudo apreciar la realidad en muchos centros electorales con poca asistencia de ciudadanos a la fiesta electoral. Asimismo, transcurrieron las horas, la mayoría de los usuarios de redes sociales como Facebook, Instagram, WhatsApp y Tuiter, hacían sus suposiciones y dando sus opiniones al respecto sobre las elecciones parlamentarias, un grupo de venezolanos hacían su llamado a votar y otros a no votar y afirmar que esas elecciones eran fraudulentas y en no reconocer al presidente Nicolás Maduro.

Siendo la 1:30am, de la madrugada del día lunes 07 de diciembre, la ciudadana Indira Alfonzo Izaguirre, presidenta del Concejo Nacional Electoral (CNE), emitió el primer boletín con el 82,35% de transmisión de actas, con una participación del 31% de electores inscritos (5.264.104), resultando ganador el PSUV - Gran Polo Patriótico, con 3.558.320 millones de votos, el grupo de oposición AD/Copei/CMC/AP/El Cambio: 944,665 mil votos, VU/PV/VPA: 220.502, PCV:143.917 y otras 357.609. Estos resultados fueron variando en el trascurso de los días debido a las transmisiones de las actas, donde la bancada oficialista fue aumentando curul a su favor, mientras a la oposición le disminuyo.

En este sentido, según el CNE, hasta la fecha, fueron transmitidos el 98,68% de los datos, registrándose 6 millones 251 mil 80 votos válidos, lo cual representa el 30,5 % de los electores inscritos en el padrón electoral para este proceso comicial.

Al respecto, los votos escrutados fueron distribuidos de la siguiente manera: la alianza conformada por el Gran Polo Patriótico sumó 4 millones 276 mil 926 sufragios para 69,43 %; la alianza conformada por Acción Democrática, Copei, Cambiemos, El Cambio y Avanzada Progresista con 1 millón 95 mil 170 votos para un 17,72%; Venezuela Unida, Primero Venezuela y Voluntad Popular Activistas sumaron 259 mil 450 votos para un 4,15%; el Partido Comunista de Venezuela (PCV), totaliza 168 mil 743 sufragios para 2,7%; y otras organizaciones cuentan con 405 mil 17 votos al momento de emitirse este último boletín.

Por otro lado, Los Estados Unidos de Norteamérica, La Unión Europea (UE) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuestionaron las elecciones parlamentarias, sin embargo, el ciudadano Jorge Arreaza Montserrat, Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, emitió un comunicado contundente en rechazo a las declaraciones injerencistas del Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, sobre las elecciones parlamentarias celebradas el 6D. Los arietes de la Derecha se hicieron notar en torno al caso Venezuela, los mismos, juegan un papel para asfixiar al gobierno de Maduro y a sus aliados estratégicos con más sanciones y más disputas por el control del Poder, de igual manera, no encontrarán nada, porque seguirán estancados y los países con economías emergentes seguirán tomando espacios y diseñando una plataforma de defensa para garantizar su seguridad territorial y marítima con el objetivo de proteger sus intereses, es decir que por ese lado el gobierno de Maduro y compañía no están solos.

La sociedad venezolana se esperaba este escenario, para nadie fue una sorpresa, el fenómeno de la abstención hizo mellas en la oposición y en el oficialismo, gran parte de la fortaleza de ese fenómeno fue propiciado y liderado por Juan Guaidó y compañía, con el objetivo de generar un rechazo y deslegitimar los comicios parlamentarios.

En parte, el oficialismo se vio afectado por el fenómeno de la abstención, donde se logro apreciar una alta desmovilización de votantes, ya que, podemos sustentarlo por el descontento de la población que no ha sido atendida por parte del gobierno nacional, una población que exige soluciones inmediatas ante la decadencia de los servicios públicos (Agua, Luz, Gas domestico, falta de recolección de basura, huecos en las vías, falta Gasolina, falta de Transporte Público, entre otros), una población que sufre el golpe más duro por los altos índices de hiperinflación, una población que está siendo afectada por el fenómeno de la delincuencia, corrupción e impunidad y eso estaba sucediendo mucho antes que llegaran las sanciones financieras.

Todos estos efectos y en general por parte de la campaña del boicot internacional contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, donde el mismo ha sido vulnerable por depender mayormente del rentismo petrolero que le ha caído como anillo al dedo al gobierno de los EE.UU y compañía, imponiéndole más sanciones financieras para asfixiar y hacer retroceder con tal de que ceda el poder o salga por un estallido social por tantas carencias que hoy vive gran parte de la población venezolana, donde la brecha de la desigualdad social debido a las sanciones, es enorme.

Los fenómenos y sus efectos, se pueden maniobrar aplicando políticas económicas más efectivas para contrarrestar el declive que están padeciendo la mayoría de los venezolanos. No es necesario continuar en esa rencilla que tienen más de 20 años oficialismo y oposición, dejando un gran desgaste en la población.

En estas últimas elecciones se pudo evaluar la falta de participación de muchos venezolanos, no se puede obviar aquellos ciudadanos que no tenían conocimientos de los cambios de centros electorales en la última semana, los efectos del Covid-19 y la carencia de combustible y transporte para la movilización de personas, ese efecto trajo también como consecuencia medianamente abstención de parte de los votantes.

Es evidente que esta abstención en las elecciones parlamentarias promovida por Juan Guaidó y el G4 con su llamado a consulta, defraudó a sus seguidores, ya que el gobierno de Maduro, con este nuevo triunfo se oxigena y se fortalece políticamente con la nueva Asamblea Nacional.

Con la nueva Asamblea Nacional, el presidente Nicolás Maduro, se fortalece en tiempos de sanciones financieras, Covid-19, y en una profunda crisis en forma de L un largo periodo de estancamiento sin llegar a recuperarse los niveles de crecimiento, al parecer no hay mucho optimismo para salir de ella, sin embargo, hay un instrumento interesante para maniobrar la crisis y es la Ley Antibloqueo que sería una herramienta esencial para atraer inversionistas internacionales y buscar la recuperación económica de la mayoría de las empresas que fueron expropiadas por el Estado.

Es complejo lo que vive a diario el venezolano, en medio de las sanciones financieras y la falta de compromiso de algunos políticos que no se vinculan con el pueblo, y solo lo hacen cuando hay elecciones, después de ellas se olvidan de las comunidades.

Hay que resaltar que el fenómeno de la polarización no da tregua, el venezolano que quiere la senda democrática y el camino del consenso queda entrampado entre dos muros y busca surgir con el interés de sobrevivir ante los efectos de ese fenómeno. Al mismo tiempo, es necesario no olvidar que ambas aceras políticas tienen una cuota de responsabilidad de la crisis y también en confundir a sus propios seguidores que los hacen caer en contradicciones a razón de una retórica que no está acorde con la acción, es necesario que ambos se revisen a lo interno y busquen el consenso en este próximo año 2021, muchos analistas lo ven muy difícil, otros son optimistas y afirman que hay una oportunidad con la nueva Asamblea y la alternativa opositora de la "Mesa de Dialogo".

Ante estas circunstancias, el fenómeno de la polarización toma más fuerza en conjunto con la crisis, mientras tanto, la solución política – económica está en un punto de desajuste por la rencilla y la falta de claridad dentro de la oposición, por otro lado, hay una minoría que piensa recobrar la ruta del consenso político y democrático de los cuales están siendo atacados por los que no quieren el bienestar del soberano y menos el camino de la democracia. Así que, en un futuro no muy lejano, debemos contar con las herramientas y formar políticos que tengan voluntad y probidad, una de las virtudes que todo político debe tener cuando se dirige a las masas con el propósito de garantizarle soluciones inmediatas ante las circunstancias sociales que afectan a los sectores más vulnerables de país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 891 veces.



Marvin Mijares


Visite el perfil de Marvin Mijares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marvin Mijares

Marvin Mijares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas