La Guaratara

Alberto Quintero y Convit

Combino en esta columna el nombre del Rector de la Universidad "Ezequiel Zamora" Alberto Quintero, con el apellido de nuestro insigne médico y científico Jacinto Convit, como un sincero reconocimiento al hermano que está luchando -como millones de seres humanos- su batalla personal contra el Covid19. Días antes el Rector de la Unellez, con su traje de bioseguridad y dedicación patriótica, estaba en primera línea, combatiendo la pandemia desde el cinturón sanitario desplegado por el Gobierno Bolivariano en la frontera colombo venezolana del estado Táchira y pronto volverá saludable y victorioso. Alberto Quintero forma parte de la Comisión Presidencial que desarrolla los trabajos moleculares de análisis y tratamiento contra la pandemia, junto a científicos de la UCV, la ULA, Unellez, el Ivic y otras universidades hermanadas por la salud de todos los venezolanos. Por eso el apellido glorioso acompaña su nombre en este homenaje, porque Alberto Quintero, como cientos de médicos, bioanalistas, investigadores y personal de la salud, sigue el legado de Jacinto Convit, poniendo su extraordinaria capacidad científica al servicio de la humanidad, hasta agotar todo su intelecto, humanismo y heroísmo por la salud y la vida.

Como dicen por las redes: cuando la pandemia toca una persona cercana… el diagnóstico del Rector Alberto Quintero nos conmueve como personal de la Universidad "Ezequiel Zamora" y a su vez encarna los riesgos y heroísmo de todos los profesionales destacados en hospitales, clínicas, laboratorios, en el Ivic, los refugios, la logística cívico militar; Comandos, REDIS, ZODIS, Gobernaciones, Bomberos y la red de suministros de medicinas, alimentos, combustible, servicios, transporte y comunicaciones. Todas y todos merecen nuestro reconocimiento, respeto y deseos de recuperación cuando, en el fragor de la batalla, resultan positivos, porque están altamente movilizados por el bienestar de los demás. En estas circunstancias y en cada uno de esos héroes cotidianos, recordamos de qué estamos hechos las y los venezolanos; de esa traza genética e histórica de Humberto Fernández, que data de José Gregorio Hernández y continúa con Razetti, Gilberto Rodríguez Ochoa, José León Tapia y Edgar Rubio, hasta la generación de Alberto Quintero, egresado en Biología de la Universidad de los Andes, doctorado en Brasil y posdoctorado en virología en Argentina, con categoría de investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas; uno de miles de venezolanos brillantes, excelentes, pero sobre todo llenos de pasión humanista y bolivariana que seguro vivirá una centuria y más, como Jacinto Convit.

Por supuesto esta columna es un reconocimiento al Rector de la Unellez, con votos por su plena recuperación, al igual que su Director de Despacho, igualmente afectado por el virus. También es un elogio a todos los profesionales que forman parte de la Comisión Presidencial para la lucha contra la pandemia y una reivindicación de lo positivo venezolano, en momentos cuando numerosos opinadores ven sólo que "somos corruptos o incapaces de gobernar bien", que, incluso celebran el contagio de altos funcionarios, yo les hago una apuesta: cuando el imperialismo genocida que autoproclama qué hacer con Citgo y nuestro oro, nos deje ser libres e independientes, cuando hayamos superado, y para siempre, esa oposición entreguista y la ultraizquierda miope, Venezuela estará a la vanguardia científica mundial -seguramente junto a Cuba- y los niños de Palestina podrán leer y jugar, plácidamente en su propia y sagrada tierra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 615 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor


Notas relacionadas