Alcaldías neoespartanas

Alcaldías neoespartanas

¡Finalmente alguien coincide conmigo en que a Nueva Esparta le
sobran varias alcaldías! Por fortuna se trata del propio Presidente Chávez,
quien inicia su segundo sexenio con el propósito de reorganizar el país
desde sus estructuras básicas.

Desde hace años he señalado que la existencia de once municipios
autónomos en un estado como Nueva Esparta, con apenas 1.000 Km2 de
superficie y menos de 500.000 habitantes, constituye un disparate. Dichos
municipios, cada uno con su respectivo alcalde y toda la parafernalia que
suele acompañarlos, fueron creados por los intereses conchupantes de Acción
Democrática y Copei, cuya única preocupación era producir cargos y prebendas
para su clientela partidista.

Dicho y hecho. Por un lado se antojaban de inventar una alcaldía
para un caciquillo local y, por el otro, Alfaro Ucero y su combo diseñaban
el municipio como un traje a la medida, considerando las parroquias más
pobladas o los sectores donde la influencia oficialista podía absorber votos
con mayor facilidad.

De esa forma, clientelista, irresponsable e injustificada,
surgieron alcaldías como Antolín del Campo, parida por el Municipio
Arismendi, y García, extraída del ayuntamiento porlamarense. ¿Qué necesidad
había de crear dichas jurisdicciones?

La división político territorial del Estado Nueva Esparta viene
dictada, en parte, por las características geográficas de las dos islas.
Coche, desde luego, amerita un municipio propio, y Macanao, en razón de su
condición peninsular y menor densidad demográfica, configura otro caso
especial.

En el lóbulo oriental de Margarita ciertamente no caben nueve
ayuntamientos, pisándose los callos (que no los cayos) unos con otros,
creando trabas administrativas y burocráticas para la solución de
innumerables problemas.

En mi opinión bastaría con tres alcaldías que agruparan,
respectivamente, los municipios 1) Mariño, Maneiro y Garcia; 2) Arismendi y
Antolín del Campo; 3) Marcano, Gómez, Díaz y Tubores.

El estado tendría así cinco alcaldías y menos burocracia municipal.
Lo idóneo sería, además, liquidar el nido de corruptelas en la legislatura
estadal.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2921 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor