Organizaciones indígenas silentes

El alto nivel de conciencia en materia de organización, trabajo, protección y defensa, son principios que definen a los pueblos indígenas de Venezuela, en especial, los habitantes del estado Bolívar, territorio ancestral y de trayectoria revolucionaria, practicante de la dialéctica. Quien se meta a curandero sin conocer la hierba, no comprenderá el sacrificio de los pueblos originarios por defender y mantener íntegros, los principios de colectividad, comunidad y solidaridad, fundamentales en el socialismo.

La determinación con la que nos caracterizamos los indígenas de Bolívar, no puede confundirse por subjetividades que hacen del proceso social, la formula perfecta para conducir los destinos de nuestro pueblo, al despeñadero. Es donde retoma importancia el que para la interlocución, no puede ser cualquiera, considerando que los pueblos indígenas gozan de reconocimiento en la preparación de sus voceros para el ejercicio de las responsabilidades, designadas por uno o varios pueblos indígenas, comunidad o comunidades.

En un proceso electoral como el que se avecina, agendado por el Consejo Nacional Electoral para el diciembre próximo, en el que ya se encuentra en desarrollo un cronograma comicial, se ha dispuesto un reglamento especial para la elección de los diputados por la representación indígena. Las organizaciones indígenas y sus comunidades, siempre tendrán un papel preponderante y más las que son punta de lanza en la revolución bolivariana, de trayectoria incuestionable.

Se ha pretendido hacer creer que tales organizaciones se mantienen en silencio, quizás un poco para confundir y pescar en rio revuelto, sin considerar el alto nivel de disciplina y organización que existe en los pueblos y comunidades indígenas, asistido por la razón y la historia. Ante un nuevo escenario, nuestras comunidades, organizaciones e instituciones de y para los pueblos indígenas, han sido consecuentes en el respaldo absoluto en cuanto a las orientaciones y asesorías a las instancias pertinentes ¡Qué no quede duda!

Tenemos legados que defender y líderes a quien seguir. Nos asiste la moral para colocar por encima de todas las cosas, los intereses de la patria como interés superior. Quien conoce la historia indígena, sabe lo curtido que esta nuestro pueblo de resistencia y de sacrificio en la defensa de los principios que nos definen como pueblo.

¡Máxima conciencia disciplina en medio de una batalla determinante!

¡La historia la escribe el vencedor!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Pedro Requena


Visite el perfil de Pedro Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas