Afroindianidad en el Territorio Federal Esequibo (T.F.E.)

La cuarentena y restricciones asociadas al COVID19 dan para elucubrar, imaginar y reflexionar sobre temas que pueden ser inéditos para las nuevas realidades del país, en algunas regiones, localidades y sobretodo en el Espacio Caribe, a mi manera de ver tiene que ver con las adyacencias a este mar que forma parte del Océano Atlántico y es parte de la región del escudo guayanés donde se encuentra la emblemática e importante isla fluvial "Anacoco", de 28 Kilómetros cuadrados, disputada con la Republica Cooperativa de Guyana desde mucho antes del año 1966. Para esta época como adolescentes éramos asiduos a un local (tipo fuente de soda) que llevaba ese mismo nombre de "Anacoco", donde se vendían helados de frutas granizados de la marca Frapé (Francisco Pérez), hamburguesas, perros calientes, bebidas gaseosas con y sin alcohol, con una poderosa rokola (seebourg), donde por primera escuchamos en discos de 45 rpm las canciones de Alí Primera y otras canciones de moda, sobre todo de grupos de salsa y hasta algunos temas rock cantadas en inglés.

Con la llegada del siglo XXI e inicio del tercer milenio, aportamos humildemente como un pequeño colectivo social; "El Día de la Afroindianidad", el cual venimos conmemorando y celebrando desde el año 2014 con el Movimiento Social Afrodescendientes de Venezuela (M.S.A.) en el Municipio Cristóbal Rojas (Charallave) del estado Bolivariano de Miranda, todos los días 26 de julio, por ser un día intermedio entre los días 24 y 28, de julio, como fechas de nacimiento de Simón Bolívar y Hugo Chávez Frías, igualmente intermedio (dantawono en idioma Yekuana) para los días de la afro venezolanidad (10 de mayo) y de la resistencia indígena (12 de octubre), (https://www.aporrea.org/regionales/a189438.html), además el 26 de julio de 1811, a tan solo 21 días de la firma del acta de nuestra independencia, se dictó en Caracas una "Disposición del Supremo Poder Ejecutivo para la aprensión de esclavos fugitivos", por supuesto dirigida a todos los cimarrones (afrodescendientes, indígenas y afroindígenas), aprovechada por los dirigentes realistas (blancos peninsulares), contra los patriotas ( blancos criollos) involucrados en la guerra de independencia, gran parte de ellos propietarios de algunas cuantas haciendas y plantaciones.

Este año 2020 se ha puesto nuevamente de relieve el tema de nuestra reclamación de la Guayana Esequiba, que debe ser un tema de preocupación permanente y por ser un tema por demás complejo, valdría la pena resaltar el origen y evolución de ciertos hechos, a la luz de las culturas constitutivas de la venezolanidad que hoy recoge la constitución vigente. El nombre del río Esequibo se deriva del apellido de Juan de Esquivel, lugarteniente de Diego Colón durante el tercer viaje a América en 1498. Diversos cambios fonéticos derivados de la pronunciación por indígenas y europeos son los responsables del cambio de grafía del término como; Guayana, Guyana, Guiana, etc. En 1591 los españoles fundan un fuerte en la orilla del río Esequibo, en la confluencia del rio Cuyuní y el rio Mazaruni. Así, el primer establecimiento europeo en la región de las Guayanas, fue construido por España a lo largo de la parte inferior del río Esequibo en 1614. El río Esequibo es uno de los ríos más largos y caudalosos de América del Sur que desemboca en el océano Atlántico y discurre por Guyana, algunos de sus afluentes llegan del noreste de Venezuela, poseyendo el segundo estuario más grande del continente, después del Rio de la Plata.

Así como he hecho anteriores referencias al pequeño ensayo titulado "Algunas reflexiones en torno al Caribe de Esteban Emilio Mosonyi, editado por el Ministerio de Educación y Deportes del año 2006, donde podemos profundizar en cada una de sus cinco partes:

  1. Vigencia y trascendencia del pensamiento caribe

  2. Acerca del mestizaje en el Caribe

  3. Los idiomas criollos

  4. ¿Existen las culturas del trópico?

  5. Universalidad y localismos en el Caribe

De igual manera podemos hacer referencia a un excelente trabajo técnico titulado "Geografía Física del territorio en reclamación Guayana Esequiba" presentado por el Prof. Faustino Morales del Instituto de Geografía y Desarrollo Regional (IGDR) de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV, publicado a finales del año 1999 y donde además de su Introducción desarrolla en ocho partes:

  1. Localización y Delimitación

  2. Características Geológicas

  3. Constitución y Evolución del Relieve

  4. Las Características Climáticas

  5. Hidrografía

  6. Los Suelos

  7. La Vegetación

  8. Síntesis: caracterización regional

De ambos autores, hoy jubilados de la UCV podemos sacar conclusiones muy interesantes para el asunto de conformar una nueva entidad federal como lo hemos visto por los medios de comunicación, cuando en el año 2015 la mayoría del grupo político de la oposición en la Asamblea Nacional en desacato, propuso la creación del estado 25 y posteriormente no se ha hablado más del tema, que de seguro y ojalá no sea así, se vaya a incluir en la diatriba electoral politiquera para el próximo 6 de diciembre. Sin embargo es importante tener medianamente claras algunas ideas, para cuando se haga la consulta popular para la aprobación de la nueva constitución, que adelanta actualmente la Asamblea Nacional Constituyente.

Desde el 8 de septiembre del año 1777, con la creación de la Capitanía General de Venezuela por Carlos III, se estableció como frontera oriental entre España y Holanda el río Esequibo, desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico. Este espacio fue usurpado por Inglaterra a Venezuela con el laudo de París el 3 de octubre de 1899, con la culminación de la Segunda Guerra Mundial surgen condiciones favorables al diálogo y se arriba a la firma del Acuerdo de Ginebra el 17 de febrero de 1966, vencido el plazo de la creada Comisión Mixta, el 18 de junio de 1970 fue firmado por Venezuela, Guyana y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda Norte, el protocolo de Puerto España, que congeló las negociaciones por doce años; una vez vencido y al no renovarse, el diferendo es referido por Venezuela y Guyana al Secretario General de la ONU.

El Laudo de París también creo problemas adicionales con Brasil, que hicieron que este país lo protestara. Es importante señalar que antes de la llamada por algunos la "Farsa de París" y en las intenciones de Inglaterra por desconocer como limite al Esequibo, comienzan a materializarse en el año 1835 con las exploraciones del naturalista alemán que da origen a las llamadas "líneas de Shomburgk" que casi se toma la hoy población de Guasipati y en ese forcejeo es cuando aparece de manera explícita la doctrina Monroe, a través del "gendarme necesario" de los Estados Unidos, exigiendo el arbitraje que se materializó el 2 de febrero de 1887. El tribunal de arbitraje lo integraron un ruso, dos ingleses y dos norteamericanos, pronunciándose así sobre el diferendo entre Venezuela e Inglaterra ese 3 de octubre de 1899, despojándonos de 159.500 Km2 lo cual fue protestado por nuestro país al día siguiente y por el propio presidente de Venezuela en ese momento, Ignacio Andrade Troconis, tres días después.

Cumplido el plazo de congelación de negociaciones establecido en el Protocolo de Puerto España, firmado por el presidente Rafael Caldera el 18 de junio de 1970, el gobierno venezolano en 1982 comunicó a Guyana su decisión de no renovarlo y acudir a lo previsto en el Acuerdo de Ginebra, que dejaba en manos de la ONU la búsqueda de soluciones al problema, propuesta aceptada por Guyana en 1983 y materializada en 1984, el caso quedó referido al propio Secretario General de la ONU, de tal manera que en 1985 como figura para solucionar la controversia se acude a los Buenos Oficios y es nombrado en marzo de 1990 el destacado académico caribeño recientemente fallecido Allister McIntyre,, como oficiante, para trabajar conjuntamente en las negociaciones con un facilitador por Venezuela y otro por Guyana. El secretario General de la ONU Antonio Guterres, designó el 27 de febrero de 2017 al noruego Dag Halvor Nylander, como nuevo oficiante, quien el 17 de septiembre de ese mismo año visitó en Venezuela al presidente Nicolás Maduro.

Recientemente manifestó el Ministro de Relaciones exteriores, Jorge Arreaza, que desde el año 2015 hasta el comienzo del segundo semestre del 2020, la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela ha emitido 123 cartas, comunicaciones y notas de protesta a todas las instancias internacionales para resolver la controversia territorial del Esequibo, también presentó 21 propuestas de negociación a Guyana, en estricto respeto al Acuerdo de Ginebra, firmado el 17 de febrero de 1966, las cuales no han sido aceptadas por este país limítrofe. Venezuela no asistió a la insólita e irregular audiencia convocada para el pasado 30 de junio del 2020 por la Corte Internacional de Justicia, sobre la demanda unilateral de Guyana.

A mediados del año 2015 la Asamblea Nacional de Venezuela, en desacato, hizo una propuesta o proyecto de ley para transformar este territorio en reclamación de la Guayana Esequiba en el estado N° 25, no se conocen detalles, salvo el arrebato nacionalista y soberano de hacerlo inmediatamente, eligiendo al menos un diputado de la localidad y personas que desde allí formen un equipo de gobierno con la burocracia correspondiente, gestionando desde su posible capital (Tumeremo) y desde ya algunos opositores proponen cambiar la letra "b" por "v" de la palabra Esequibo y otras consideraciones. Para quienes pudimos vivir en carne propia la transformación del Territorio Federal Amazonas (TFA) en estado, el 23 de julio de 1992, anteriormente el Territorio Federal Delta Amacuro, lo hizo el 3 de agosto de 1991, de manera casi simultánea, estas dos nuevas entidades federales adquirieron una configuración político territorial interna que transformo sus departamentos en los municipios que mantienen actualmente estos estados.

Intentándolo explicar anteriormente, la AFROINDIANIDAD se corresponde no solo con los espacios territoriales de nuestra región centro norte costera, sino con todo el país y toda nuestra extensa costa caribeña, inclusive abarcando la región guayanesa, también reivindicado desde la época de nuestra independencia en 1811 liderada por Simón Bolívar con el principio jurídico del denominado "uti posideti juris" como lo ha señalado el ya fallecido historiador, Jorge Mier Hoffman, cuya expresión proveniente del latín, traduce "poseerás lo que poseías legalmente" y en lo concerniente a la Guayana Esequiba, en lo que él llama la quinta traición, nos remite al artículo 10° del Título II Del espacio geográfico, recogido por nuestra constitución vigente. (https://www.aporrea.org/actualidad/a209859.html). Intentando establecer una capital para este virtual Territorio Federal Esequibo (TFE), no podemos olvidar la "Crisis de Anacoco" donde Venezuela se involucra directamente y ocupó con personal militar y civil, esta isla fluvial, colocando en ella una guarnición militar e inició la construcción de una pista de aterrizaje, una oficina postal, una escuela y puestos militares y policiales. Tampoco olvidar la "Rebelión del Rupununi" al sur del territorio, como un movimiento separatista guyanés el 2 de enero de 1969 liderado por Valerie Hart. Curiosamente existe una pequeña ciudad o población en el Departamento de Vernon en el estado de Luisiana, en Estados Unidos, cerca del rio Misissipi llamada "Anacoco", donde se puede hacer una analogía socio histórica de la afroindianidad (indios norteamericanos y esclavizados africanos).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 556 veces.



César Quintero Quijada


Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



César Quintero Quijada

César Quintero Quijada

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Afrodescendientes

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Afrodescendientes


Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro