(Debate popular)

La vigencia eterna del Golpe de timón para nuestros días

Hoy, cuando se cumple 1 año más del primer consejo de ministros dirigido por el Cçcomandante Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, luego de la épica victoria popular del 7 de octubre del año 2012, queremos analizar las palabras expuestas por nuestro líder histórico, traerlas a este momento, para su evaluación, transcendencia y pertinencia de la totalidad de sus orientaciones.

*Veamos*:

El presidente Hugo Chávez inicia su disertación hablando de la necesidad de avanzar en la construcción de la nueva economía, del necesario salto adelante, para construir la economía política del trabajo, la economía socialista, basado principalmente en la incorporación del pueblo organizado, como verdadero sujeto social de cambio y construcción del nuevo poder, que constituya y construya la hegemonía popular democrática; en ese sentido, el Cçcomandante Chávez, hace mención al libro de Istvan Mezaros, específicamente el capítulo XIX, *(El sistema comunal y la ley del Valor)*, prosigue leyendo el siguiente párrafo de esta pieza literaria :

"El patrón de medición dice Mészáros, de los logros socialistas es: hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modo sustancialmente democrático, de control social y autogestión general".

El comandante Chávez, resume este aspecto, en la máxima, de que el socialismo, es esencialmente democrático, mientras el capitalismo, es todo lo contrario, un sistema antidemocrático, que beneficia a las élites que lo dirigen; resume el comandante Chávez este balance autocrítico, planteando, en el que debemos ser más eficientes en la construcción del tránsito del nuevo modelo económico, Político, social y cultural, aboga el comandante, por la necesaria transformación de la base económica para hacerla sustancialmente democrática y contrasta su planteamiento diciendo de manera enérgica, que la base de un país capitalista, es naturalmente antidemocrática.

En esta primera parte de su alocución, el líder revolucionario, toca un aspecto fundamental de la fortaleza de nuestra economía, como parte de la consolidación de nuestra soberanía política, determinación, y liberación de las amarras históricas sostenidas con el centro de poder económico mundial como lo es los EEUU, plantea el comandante, que la revolución política, es previa a la revolución económica, y nos presenta la fortaleza alcanzada por PDVSA, como nuestra principal industria y ventaja comparativa, indicando que luego de la victoria popular del 7 de octubre, los bonos soberanos se habían disparado a nivel internacional, en este caso su valor, detallo, que el mundo sabía, que PDVSA es la segunda empresa más grandes, de las 500 en América latina, y una de las más grandes a nivel mundial, todo ello, gracias al proyecto socialista, por lo tanto, en algún momento, el imperialismo norteamericano y sus aliados, en articulación con los intereses de la burguesía parasitaria nacional, al igual que en revoluciones como la soviética, iban a impulsar procesos de desestabilización económica, bloqueos, etc.

Nos sigue ilustrando Chávez, cuando puntualiza, que en Venezuela, debemos construir la democracia socialista del siglo XXI, llama a su gobierno, a impulsar pequeños modelos o injertos socialistas, como parte de la territorializacion de nuestro modelo, enfatizando que el mismo, debe ser democrático, por lo tanto, nos obliga a no imponer, sino a convencer.

En el desarrollo de sus firmes planteamientos, el comandante presidente Hugo Chávez, realiza una crítica para la rectificación, centrada en la necesidad de dar un salto, en la construcción de las comunas, nos dice Chávez, que si acaso la comuna, es solo una responsabilidad del ministerio de comunas, incluso se plantea el comandante, eliminar el ministerio de comunas, y además de ello, le plantea al combatiente Nicolas Maduro, quién en ese momento estaba asumiendo la responsabilidad de la Vicepresidencia de la república, que le encomendaba la comuna como si le encomendará su propia vida, en realidad para el presidente Hugo Chávez, la comuna, la construcción de la economía política del trabajo, el avance hacia el nuevo estado, es la vida de la Patria.

En ese sentido, nos dice Chávez, que la autocrítica es para rectificar, no para seguir haciendo en el vacío, que tenemos instrumentos legales, y no se le ha prestado atención, tal es el caso de la ley de economía comunal, o el bloque de leyes del poder popular, la autocrítica dice el comandante Chávez, independencia o nada, Comuna o nada.

Chávez nos dice, que el socialismo no se decreta, y que hay que poner mucha atención y cuidado a esos compañeros que le colocan socialista a todo, "Panadería socialista" Avenida socialista" etc...

Llama a injertar la propiedad socialista, el espíritu socialista, reprocha el hecho, de seguir inaugurando obras, sin ver el horizonte socialista de la misma, de seguir inaugurando fábricas que se convierten en una isla rodeadas del mar capitalista, ya que de seguro se las tragara el mar, en ese sentido indica lo siguiente:

_"Las fábricas construidas con fines capitalistas llevan las marcas indelebles de su "sistema operativo", la división social jerárquica del trabajo en conjunción con la cual fueron construidas.

Un sistema productivo que quiere activar la participación plena de los productores asociados, los trabajadores, requiere de una multiplicidad de procesadores "paralelos", coordinados de la manera adecuada, así como de un correspondiente sistema operativo

que sea radicalmente diferente a la alternativa operada de manera central, trátese de la economía dirigida capitalista o de sus bien conocidas variedades poscapitalistas presentadas engañosamente como "planificación".

¿Cuántas horas le dedicamos al estudio nosotros cada día, a la lectura, a la reflexión? Es necesario que le dediquemos, yo diría que varias horas al día, por encima de

todos nuestros compromisos, porque estamos hablando

de los elementos vitales de este proyecto.

A veces creemos que todo debe controlarse desde Caracas, no. Se

trata de crear, como dice Mészáros, un conjunto de sistemas paralelos coordinados y de ahí la regionalización, los distritos motores. Pero no hemos creado ni uno todavía"

Al final de su intervención, el comandante Chávez plantea la necesidad con mayor eficiencia, el reforzamiento del sistema nacional de medios públicos, en función de eso, realiza esta autocrítica:

Espero que nadie se sienta mal, no voy a nombrar a nadie, pero en estos días he estado viendo, como siempre, televisión. Veo algunos programas de nuestro canal, el canal de todos los venezolanos y seguimos aferrados a aquello que ya pasó, incluso dándole vocería a quienes casi no tienen nada que decirle al país, poniendo videos, que esta persona dijo tal cosa. ¿Será

eso lo más importante en este momento? ¿Y la gestión

de gobierno? ¿Por qué no hacer programas con los trabajadores? Donde salga la autocrítica, no le tengamos miedo a eso.

Plantea el comandante, seguir consiguiendo toda la estructura comunicacional , institucional y popular del estado nacional, para actuar como bloque, ante la arremetida de la voraz industria cultural, que permea la vida diaria de los seres humanos.

En fin, nuestro comandante Chávez, nos sigue marcando el camino, sigamos diciendo con el:

*Socialismo o nada*

*Eficiencia o nada comuna o nada*

Venceremos.

Atte. Jhon Ortiz

Cimarrón



Esta nota ha sido leída aproximadamente 523 veces.



Jhon Ortíz


Visite el perfil de Jhon Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283538.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO