Chávez reloaded

Una vez alcanzado el triunfo el pasado 3D, el comandante Hugo Chávez, no solo sale victorioso en compañía del pueblo, sino también revitalizado y recargado a nivel mundial, como una muestra mas de una Victoria democrática contundente que no deja dudas de su liderazgo en nuestro país, pero debemos ir mas allá y comenzar a reconocer la influencia que Chávez tiene en la región. Ha llegado el momento de también revitalizar los compromiso y comenzar a acabar con algunos de tantos males heredados que se arrastran de la cuarta republica y que al igual que rémoras retrasan y obstaculizan el proceso revolucionario.

Al igual que la proclama de guerra a muerte de de nuestro libertador, en la madrugada del 15 de Junio de 1813, la voz de muchas generaciones, es hora de declarar la guerra a muerte a la corrupción y al burocratismo este último uno de los tantos que generan dividendos y por tanto muy difícil de eliminar.

Luego de este gran triunfo tampoco se puede postergar la convocatoria al pueblo venezolano a definir el perfil del nuevo venezolano, como un ciudadano en un país socialista, sin dejar a un lado nuestra propia identidad nacional y consolidar así el nuevo socialismo del siglo XXI.

Es impostergable por mas tiempo este gran debate nacional, el cual debe ser impulsada por nuestros lideres naturales y así legar a feliz termino el menor numero posible de traumas dentro y fuera de nuestras distintas agrupaciones o partidos, la guerra de ideas este planteada y debe darse, y en ese sentido sin perder el rumbo ya trazado, la llegada al socialismo bolivariano.

Tenemos en nuestra propia historia muchos buenos ejemplos que seguir. La Europa del siglo XIX y XX nos muestra muchos buenos y malos ejemplos, por los cuales podemos adquirir sabiduría en nuestra discusión, son muchos los escenarios, no debemos olvidar que muchas de estas ideas del socialismo fueron concebidas en sociedades, donde apenas comenzaban a definirse las relaciones de producción, durante un proceso industralizador que aun no abandonaba el colonialismo y el imperialismo de muchos países, lo cual no le resta vigencia pero si nos obliga a reflexionar y refrescarlos en función a las destintas realidades que nuestros pueblos presentan, actualmente la ubicación espacio temporal es un elemento de mucha importancia..

Son por supuesto ejemplos muy dramáticos y vividos los del Asia y Sudeste Asiático. Vietnam, Laos, Camboya y otros países que transitaron el camino del “socialismo”. Son estos pues ejemplos que hoy en día son siguen dando señales de lo que podemos o no hacer dentro de nuestro proceso revolucionario (pacifico). Solo basta comparar a Pol Pot y su Khemer Rouge o a Ho Chi Minh y su Viet cong uno mas ligero que el otro pero de profundas raíces revolucionarias. Por tanto no se puede negar que el fanatismo y los carismáticos de la revolución, son los que mas daño hacen a la misma. Debemos ser mas inteligentes al igual que Ho Chi Minh y menos Represivos que Pol Pot sin dejar a un lado nuestro sentido común, debemos pensar mas en el beneficio colectivo que en los caprichos de estos carismáticos que quieren ser y se creen que son mas papistas que el papa, los cuales confunden sus deberes y desorientan los verdaderos objetivos de nuestro proceso.

Es verdad y sin duda alguna que en este momento Latino América toda este de pie y que modestamente nuestro comandante y nuestro pueblo (todos nosotros), hemos sido un mucha o poca medida responsables de esto. Lo que nos ubica en un momento estelar de la historia que se está haciendo, para lograr alcanzar el gran ideal Mirandino y el infinito sueño de Bolívar de tener la gran patria Suramericana, lo que nos compromete a todos en masa a acelerar los cambios a los que haya que llegar o producir, sin pasar por cometer errores que mas adelante nos provoquen desviaciones o conflictos.

Otra cosa debemos tomar en cuenta. Y es la creciente aceptación de los hermanos norteamericanos están brindando a nuestra revolución. Y es en este punto donde debemos ser más audaces y atrevidos y comenzar a multiplicar nuestro mensaje de esperanza a ese país. Al igual que ellos nos envían a los hermanos Mormones a convencernos de sus “creencias religiosas” porque no enviamos a los nuestros a enseñar al pueblo norteamericano lo que aquí estamos haciendo en Venezuela y de lo que se piensa hacer, este es un reto que podemos asumir y llevar a cabo. En sana paz, sin agriones o conflictos. Debemos ser pues verdaderos revolucionarios y no se trata de negar las bondades que los demás poseen saquemos provecho de la globalización cultural, educativa y tecnológica y pongámosla al servicio de este proceso ya indetenible no tengamos miedo no se trata solo de saber cuales son las capitales del mundo desarrollado, sino saber sobre estas y sobre las nuestras también, demostremos que nosotros si deseamos convivir con el resto del mundo como iguales, sin olvidar lo nuestro en primer lugar, “ echemos pues el miedo a la espalda”. Comencemos a construir la pequeña potencia que deseamos ser, el mundo entero nos observa, Latinoamérica toda nos apoya y aguarda con mucha esperanza nuestro triunfo por encima de todas las cosas. Vamos hagámoslo. La patria Latinoamericana nos consagra a hacer el mayor y mas grande de los esfuerzos para asi al igual que en los días de guerra de independencia, lograr la independencia total y absoluta que todos nos merecemos, hagamos de la unidad un hecho y no un simple lema. Para concluir este articulo y a propósito de la proclama de guerra a muerte, “¿Debemos condenar a Bolívar? Pregunta Blanco Fombona y el mismo responde: Mejor seria explicarlo. Bástenos ahora saber que tenemos una patria que no teníamos; que el héroe, recorrió victoriosos montañas y desiertos; y que entró en las capitales bajo lluvia de flores, que la libertad siguió los pasos de su campeón y fue donde fue Bolívar, que las republicas de América subsisten y que la parte mas hermosa y extensa del nuevo mundo pueda llamarse con justicia y orgullo La América Bolivariana”.

mcpachec@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2705 veces.



Fernando V. Pacheco M.


Visite el perfil de Fernando V. Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando V. Pacheco

Fernando V. Pacheco

Más artículos de este autor