Estoicismo y revolución para sobrevivir

¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.

El estoicismo es la capacidad o la fuerza de voluntad de un individuo para controlar sus sentimientos o emociones. Alguien estoico, por lo tanto, se mantiene firme ante la adversidad.

El estoicismo es una escuela filosófica fundada por Zenón de Citio en el 301 a. C. Su doctrina filosófica estaba basada en el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida, valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal. Tenía como objetivo alcanzar la felicidad y la sabiduría sin necesitar bienes materiales y fortuna.

1.- El estoicismo consideraba la filosofía dividida en tres partes: la lógica (teoría del conocimiento y de la ciencia), la física (ciencia sobre el mundo y sobre las cosas) y la moral (ciencia de la conducta).

2.- Concepción ética de esta escuela según la cual el bien no está en los objetos externos, sino en la sabiduría y dominio del alma, que permite liberarse de las pasiones y deseos que perturban la vida.

IMPORTANCIA

A diferencia de otras corrientes filosóficas, la gran importancia que tiene el estoicismo radica en la prioridad que le da al aceptar que existen muchas cosas en el mundo que son malas y que no pueden ser evitadas, pero que lo más importante que debemos de recordar es que siempre podemos encontrar una salida. No es el fin de la historia. Nos enseña a evitar vivir en mundo utópico e insiste en aceptar el mundo tal cual es, tomando en cuenta todas las posibles reacciones negativas.

Para vivir el estoicismo en este siglo XXI algunos autores recomiendan ser reflexivo acerca de la naturaleza fugaz de las cosas; contemplar las potenciales consecuencias de nuestros planes, para impedir que nos sorprendan; no ser cómplices de quienes intentan herirnos, ya que su provocación sólo puede funcionar si nosotros lo permitimos; buscar una vida armoniosa con nuestro entorno y opinar con mucha más frecuencia que a observar en silencio, y esto le impide enriquecerse.

NUESTRA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA:

Revolución es un cambio social organizado, masivo, intenso, repentino y generalmente no exento de conflictos violentos para la alteración de un sistema político, gubernamental o económico.

Revolución es usado como sinónimo de 'inquietud', 'revuelo' o 'alboroto' y por otro lado es usado como ‘cambio’, ‘renovación’ o ‘vanguardia’ y por ello su significado depende del lado en que se está de la historia de la revolución.

Según los antiguos griegos hasta la edad media, como Platón y Aristóteles, la revolución fue considerada como una consecuencia evitable de la decadencia e incerteza del sistema de valores, los fundamentos morales y religiosos de un Estado; como el de la IV República.

La Revolución Bolivariana vino para quedarse para siempre a partir del año 1998. Y los estoicos dejaron varias lecciones de resistencia.

Naturalmente, la prioridad de la revolución es el pueblo: "… Es esencial que la economía esté al servicio del pueblo y no el pueblo al servicio de la economía… La economía es el corazón de nuestro proyecto revolucionario. Pero en nuestros corazones está primero que todo la gente".

Hay quienes se dedican a dominar al mundo y a llenarlo de miseria. Ya Simón Bolívar lo había predicho. Era un visionario. Como también hay criollos que se unen al enemigo para atentar contra su propia patria.

Estos van a tratar de agravar aún más el asedio diplomático que gobiernos de derecha de la región suramericana, junto a los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, mantienen contra el Gobierno venezolano y la revolución bolivariana.

Es el pueblo chavista o pueblo de verdad que aún, en estas condiciones de carencias y de guerra económica, resiste y defenderá su derecho a existir y no permitirá que le quiten su esperanza y su inteligencia creadora y colectiva para sobrevivir ante los ataques y campañas infernales de sus enemigos ya bien conocidos.

Este pueblo es sabio, y sabe lo que quiere, es integralmente libre: nada ni nadie puede privarle de lo que es suyo: "Ni el propio Júpiter puede forzarlo a desear lo que no quiere ni a creer en lo que no cree". La libertad comienza con el dominio de sus propios impulsos irracionales (instintos, vicios, pasiones) y se extiende al de las ambiciones, decepciones, hechos sociales y políticos, el miedo a las enfermedades y a la muerte. Porque el pueblo sabio, si no puede quedar inmune de muchos acaecimientos reputados como males, tiene facultad, al menos, para regular las reacciones de su propio espíritu frente a aquellos acontecimientos: "Suprime la idea y suprimirás también el hecho".

Todavía sorprende que nuestras ideologías tengan tanta presencia para suportar lo obvio: la agresión y el bloqueo económico. La vida estrangulada no es vida, es sobrevivencia Y nadie merece padecer eso por el arbitrio irracional de los grupos de poder continental y de algunos gobiernos latinoamericanos que se prestan al juego imperial.

La resistencia del pueblo venezolano explora de qué formas se mantiene, confiere y se plantea la oposición a las agresiones imperiales y a la derecha internacional; tiene ideas políticas referidas a los lugares en los que puede intervenirse para movilizar grupos y tiene mecanismos de protección social, consciente e inconsciente que puede superar la mayoría de las veces a las estrategias de dominación que se manifiestan a través del control social, para poder sobrevivir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Héctor Yi Durán

Ing. Luchador Social

 hectoryi@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Yi Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Yi Durán

Héctor Yi Durán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273688.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO